Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

12 estrategias de productividad ocultas en las frases de Mario Benedetti

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí

Seguramente después de leer el título tienes mucha curiosidad de averiguar esas estrategias ocultas en algunas frases del famoso y reconocido escritor Mario Benedetti.

Muchas veces nos estancamos buscando respuestas, soluciones o estrategias de las mismas fuentes de toda la vida, por ejemplo: si quieres aprender sobre cómo crear una lista de prioridades, buscas en las páginas o libros de productividad, pero, ¿qué pasaría si leer un bonito poema o un cuento te regale más que solo la historia y la inspiración, sino que además descubras poderosos consejos a poner en práctica en tu rutina?

Estoy convencida que después de descubrir estas estrategias ocultas tendrás suficiente motivación para ponerlas en práctica. En este artículo te enumero las perlas de productividad y desarrollo personal que recolecté al bucear por los hermosos texto y poemas de Mario Benedetti.

Me gusta la gente que vibra, que no hay que empujarla, que no hay que decirle que haga las cosas, sino que sabe lo que hay que hacer y que lo hace. La gente que cultiva sus sueños hasta que esos sueños se apoderan de su propia realidad.  -Mario Benedetti

Hace algunos meses, estaba en casa de mi hermano y descubrí en su estante un libro que me llamó mucho la atención, se titulaba “Primavera con esquina rota”.

Recuerdo que me puse cómoda en el sofá y comencé a leer, la lectura me atrapó por más de una hora y, fue justo ese día cuando me enamoré una vez más del talento de Benedetti y comencé a leerlo de forma más constante, sobre todo cuando se necesita una dosis de inspiración.

Y es que Mario Benedetti es uno de mis escritores favoritos de todos los tiempos 1

Por si no lo conoces, él fue uno de los escritores y periodistas más reconocidos de toda América Latina y el mundo. Vivió en Montevideo Uruguay, lugar en donde le dio forma a muchos poemas, cuentos y ¡80 libros! los cuales han sido traducidos en más de 20 idiomas y siguen siendo un éxito al día de hoy.

Lamentablemente este gran escritor, se nos fue muy pronto y, por eso, me gustaría tener el honor de que él esté leyendo este artículo dónde quiera que se encuentre 2

Si te sumerges en sus textos verás que están inspirados en política, amor, desamor, muerte, tristeza, alegría, conexión con la naturaleza y un bonito etcétera, todos se convierten en una artesanía de palabras que reflejan la realidad del mundo durante su trayectoria.

Sin embargo, cuando puse más atención a cada enunciado, me di cuenta de que no solo contaban la historia que el autor tenía contemplada, sino que también te susurraban al oído algunos consejos honestos y sorprendentemente estrategias de productividad y desarrollo personal.

¡En serio! me sentí como un pirata descubriendo un tesoro enterrado en algunos de sus textos.

Y estoy segura de que estás estrategias de productividad escondidas te serán de gran utilidad en tu trabajo y en tu rutina diaria.

12 estrategias de productividad ocultas en las frases de Mario Benedetti...

Así que a continuación te dejo 12 versos de distintos poemas de Benedetti y la explicación sobre por qué se convierten en un excelente consejo de productividad personal, así como también una forma de ponerlo en práctica ya mismo.

Una cosa importante aprovechando un verso en el poema de “Transgresiones” del señor Benedetti:

Obedecer a ciegas deja ciego”

Por eso, te recomiendo que elijas solo aquellas estrategias que mejor se adapten a tu rutina o aquellos consejos que en este momento necesites más, de esta forma nos aseguramos de que realmente tomes acción y veas resultados en tu productividad después de leer.

1.-  Sobre la determinación y disciplina

Muchas veces tenemos metas contradictorias entre sí, otras veces nos planteamos una nueva meta y, el hecho de ver todo el tiempo y trabajo que hace falta para conseguir ese objetivo, simplemente nos aterra.

Pero en este verso, yo creo que podemos sentirnos sumamente inspirados a dar el primer paso hacia lo que nos hemos propuesto, sin renunciar a la mitad.

También creo que habla sobre elegir el camino más largo pero el más efectivo, tener una uniformidad con los que queremos hacer y lo que realmente terminamos haciendo.

Saber que a veces hay que sacrificar la gratificación inmediata por una recompensa que está más adelante.

¡Mantente fiel a tus objetivos!

2.- Sobre las prioridades y gestión de tiempo

Todos tenemos las mismas horas en el reloj y, sin embargo, hay personas que sí logran exprimir más las horas y de forma productiva.

Por eso, la “falta de tiempo” es solo una percepción acerca de cómo o en qué estás invirtiendo tu tiempo.

Por supuesto que hay actividades que definitivamente no nos gustan pero que ocupan demasiadas horas, por ejemplo los desplazamientos o los pendientes de casa, de cualquier forma creo que sí podemos decidir mejor sobre las actividades que hacemos con el resto de nuestro día.

El tiempo existe solo hay que buscarlo y dárselo a esa actividad importante y, para eso, hay que aprender a renunciar a algunas actividades o decir que no:

Ya lo sabemos, es difícil decir que no

– Frase del poema “Decir que no”

Se trata de hacer un esfuerzo por priorizar las actividades que son importantes y necesarias, por ejemplo: responder a ese correo o seguir con el proyecto importante que tienes pendiente.

Y separar lo que realmente necesitas de lo que es más atractivo en el momento, por ejemplo: quedarte más tiempo con los compañeros en la cafetería o seguir trabajando en lo que te propusiste esa mañana.

3.- Sobre el perfeccionismo

A mi me ha pasado muchas veces: cerrarme a una idea sobre un resultado o sobre cómo debe de ser terminada una tarea en específico.

El perfeccionismo puede convertirse en tu peor enemigo, pues tratar de hacer las cosas perfectas o mejor dicho tener la expectativa de hacerlo perfecto, no siempre es sinónimo de progreso.

Por eso, me parece que este verso te impulsa a abrir tu mente y lograr hacer tus tareas lo suficientemente bien, sabiendo que el resultado puede ser igual de excelente.

No estancarte en el perfeccionismo, impulsa tu productividad, te genera una mayor satisfacción personal y una dosis extra de motivación; sin mencionar que además te regala un poco más de tiempo.

4.- Sobre trabajar más inteligente

Me gustó este consejo de Benedetti porque hay personas (yo incluida) que estamos del otro lado de la balanza de la pereza. Es decir que hay una tendencia a trabajar por largos periodos de tiempo.

Pero, el trabajar más tiempo no es sinónimo de productividad.

A veces simplemente no esforzamos tanto en el trabajo que descuidamos otras áreas importantes de nuestra vida, por ejemplo: familia o salud. Además, trabajar largo y corrido afecta tus niveles de atención y por lo tanto disminuye tu rendimiento y resultados.

Así que es momento de empezar a plantearnos estrategias más eficientes, productivas y saludables.

5.- Sobre emprender nuevas metas

Todos hemos tenido alguna de estas sensaciones: el inicio de una nueva meta, mirar hacia arriba de la montaña y, por otro lado el lograr esa meta con satisfacción y orgullo, levantar la cabeza y mirar que aún quedan más metas por recorrer, más montañas que subir.

Me gusta que este pedacito de un poema muy lindo, captura ambas sensaciones y en mi caso me ayuda a recordar 2 cosas: primero el motivarme cuando una nueva meta o proyecto está en puerta y segundo, el disfrutar la sensación de logro y no apresurarme a la siguiente meta.

Esta frase también me recuerda que ese camino hacia tus objetivos, quizás es cuesta arriba al principio, pero tienes que saber que cuentas con la fuerza suficiente para no desfallecer y seguir el recorrido hasta la cima.

Una forma para motivarte en el camino y evitar renunciar, es tener un seguimiento por escrito de tus avances. Plantearte una meta y evaluar si lograste tomar acción cada día es una de las mejores formas de ser constante y lograr tus metas.

6.- Sobre combatir la pereza

Es normal sentir pereza de vez en cuando y, sobretodo frente a esas tareas tediosas o pendientes acumulados sobre el tiempo. Posponer el momento de empezar o continuar se convierte en el camino más fácil, por eso este párrafo es como un balde de agua fría para despertar y tomar acción.

Incluso en esos momentos de estrés y mucho trabajo, es importante reconocer que quedarte en “un rincón tranquilo” no te está ayudando a conseguir esos objetivos que te marcaste.

7.- Sobre el saludable tiempo libre

Ese poema en general habla de una tarde en un parque y, pensarás que eso no tiene nada que ver con productividad, pero en verdad, el tiempo libre también es trabajo.

Tu mente necesita un escape, necesita un recreo para poder enfocarse y rendir mejor después. 

Así que si tú no tienes el hábito de tener tiempo libre o piensas que ese tiempo podrías invertirlo para trabajar un poquitín más, te animo a que apartes un merecido tiempo libre para descansar, hacer algo que te guste, meditar o pasar un rato con la familia o amigos.

Te aseguro que verás la diferencia en tu productividad después.

8.- Sobre la procrastinación

Cuando procrastinamos una tarea importante, es normal sentir culpa o un ligero remordimiento después.

Por eso, este verso me ayudó a recordar esa desagradable sensación que traerá sin lugar a dudas la procrastinación, lo cual se convierte en una muy buena estrategia para tomar acción sin posponer.

Así que la próxima vez que percibas el impulso de procrastinar una tarea que sabes debes empezar, solo recuerda que mañana te lo reprocharás.

9.- Sobre el trabajo en equipo

Desde pequeña, me ha costado trabajar en equipo. Por eso, estaba bastante inclinada en deportes individuales como la gimnasia o el tenis. Pero, conversando con una psicóloga, ella me comentó que cuando el trabajar en equipo se vuelve mucho más complejo que trabajar en solitario, es probable que se deba a una sensación de falta de control.

Es decir, delegar responsabilidades o el simple hecho de pedir ayuda a alguien, te hace dejar en manos de alguien más el control de la tarea, por consiguiente, te hace sentir vulnerabilidad, pero hacer las cosas solo, no siempre es lo más inteligente ni productivo.

Por eso, este pedacito del poema de Benedetti, es una estrategia a seguir.

10.- Sobre las pausas durante la jornada

Así como el saludable tiempo libre del que hablábamos en el punto número 7, hacer pausas dentro de tu jornada de trabajo, es uno de los hábitos más saludables y productivos que puedes tener.

Según una gran encuesta el 66% de los empleados trabaja más de 8 horas y más de una cuarta parte no hace ninguna pausa ¡ni para comer.

Una de las razones más comunes para trabajar sin pausa es porque pensamos que no hay tiempo para distraernos, estamos demasiados ocupados como para no dejar de trabajar y hacer nada, mientras la lista de tareas y pendientes sube como la espuma y no parece detenerse.

Irónicamente, mientras más tiempo tomas para hacer una pausa, más tiempo tienes para terminar esa larga lista de tareas; no sólo eso: logras hacerlo en menos tiempo, porque aumentas tu concentración y rendimiento.

Aquí hay otro verso de Benedetti quién sabía muy bien que las pausas son mega productivas:

página en blanco

aquí te dejo todo

haz lo que quieras

espabílate

o por lo menos organízate

yo me echaré una siesta

ojalá me despiertes

– “Página en blanco”

Así que una siesta, comer una pizza de fruta, salir a dar un paseo, o estirarte un poco durante una pausa breve, será lo mejor que puedes hacer para maximizar tu productividad.

¡Ojo! Hacer una pausa para fumar o para comer alimentos no saludables, le quitará todo el beneficio a tu pausa.

11.- Sobre despertar temprano y tu rutina de noche

¡Que importantes son las noches para la productividad de tus mañanas!

Así como dice Marta Romo en la entrevista: tenemos la creencia de que el día comienza cuando nos despertamos, cuando en realidad nuestro día comienza a las 00:00 horas. Justo cuando debemos de estar en un sueño profundo y reparador para así poder rendir y trabajar mejor a la mañana siguiente.

Es cierto que hay personas que se concentran mejor durante las tardes o las noches, pero, también es cierto que tener un deficit de sueño es realmente dañino para tu salud a corto y largo plazo

Así que tomando en cuenta el fragmento de Benedetti, yo te recomiendo dos cosas:

Lo primero que mejores los hábitos en tu rutina nocturna, trata de hacer actividades que te relajen y te preparen para ir a la cama y conciliar el sueño. Por ejemplo: si te concentras más de noche para trabajar, entonces trata de hacerlo por lo menos una hora antes de prepararte para ir a dormir.

Y segundo, diseña un ritual nocturno con actividades relajantes como leer un libro, hacer algunos estiramientos o tomar un té (sin teína) será la mejor inversión de tiempo para la productividad del siguiente día.

12.- Sobre los errores y aprendizajes

Piensa en ese macro error que cometiste o ese proyecto fracasado… sí, duele.

Cuando no obtenemos resultados o cuando no logramos lo que nos propusimos, es normal sentir que estamos retrocediendo en vez de avanzar, pero, piensa en esto: es solo con los errores que podemos despegar.

Pero, estoy convencida de que si miramos con detenimiento a esos errores, te darás cuenta de que son información sumamente valiosa.

Fíjate en este verso:

usted aprende

y usa lo aprendido

para volverse lentamente sabio

– “Currículum”

Por este motivo y gracias a la inspiración de Benedetti, es que deberíamos de empezar a usar a los fracasos o errores como un fuente de aprendizaje y sobre todo como una catapulta hacia nuevos retos.

Y por último…

Recuerda que tú tienes el timón del barco para tomar acción, lograr tus metas y mejorar tu productividad cada día.

lento pero viene

el futuro real

el mismo que inventamos

nosotros y el azar

cada vez más nosotros

y menos el azar

– “Lento pero viene”

Ahora ya sabes cómo encontrar inspiración y al mismo tiempo empezar a mejorar tu productividad a partir de hoy.

¿Qué opinas?…

¿Le puedes sacar más aprendizajes a los versos y fragmentos que acabas de leer?  ¿o quizás tienes algunas otras frases que revelan mucho aprendizajes o estrategias escondidas de productividad?….

Me encantaría saber de ti ¡cuéntamelo en los comentarios!

Contagia de inspiración productiva a más personas ¡comparte!

  1. https://es.wikipedia.org/wiki/Mario_Benedetti
  2.  https://www.fundacionmariobenedetti.org
Editado

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

11 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2014 – 2018 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 331
11 58 58 8 207
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida