Cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida

La estrategia perfecta para dejar de procrastinar hoy mismo

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí
como-dejar-de-procrastinar

Si tú eres de los que dejan las cosas “para luego” esto es para ti.

Seguramente ya conoces el estrés que conlleva procrastinar las actividades importantes. Aunque es posible que tengas el deseo de lograr algo, posponer se vuelve un hábito común difícil de borrar.

Afortunadamente, superar la procrastinación es más fácil de lo que te imaginas. En este artículo tengo una estrategia simple que puedes usar como un salvavidas eficaz en cualquier momento. No lo dejes para después, acaba con la procrastinación de tu vida hoy.

¿Necesitas disciplina para no procrastinar? Descarga 5 hábitos que entranan la disciplina

“La procrastinación es el ladrón del tiempo” –Chrisoula Andreou

Antes de empezar, debo confesarte que al empezar a escribir este artículo comencé a procrastinar. Lo curioso es que procrastine leyendo un artículo sobre como dejar de procrastinar y ser más productivo.

Una paradoja: me distraigo con algo que me ayudará a ser más productivo.

Si tú también estas procrastinando leyendo este artículo (para dejar de procrastinar), te recomiendo que lo leas hasta el punto final. Te aseguro que esta última distracción será de gran utilidad.

Definición de procrastinar

Típico. Cuando te pasa por la cabeza el deseo de empezar esa tarea pendiente algo se vuelve (de repente) mucho más urgente: la ropa sucia se acumuló, tienes que contestar el correo de ese cliente importante, tu escritorio te parece demasiado desordenado, estabas muy cansado, etc..

Y una vez más dejaste para luego el empezar (o continuar) con esa actividad.

Muchos de nosotros vamos por la vida con una gran variedad de tareas sin hacer, grandes y pequeñas, importantes o cotidianas.

Procrastinamos una y otra vez, mordisqueando nuestra conciencia en cada vez.

Siempre me he imaginado que la procrastinación se vuelve como olas de mar chocando contra un muelle. Una y otra vez, haciendo ese muelle cada vez más y más débil (como tus intenciones por empezar o terminar la tarea pendiente).

La única solución es construir un rompe olas fuerte, que controle esa marea de distracciones, excusas e improductividad.

construye un rompe olas contra la procrastinacion

Procrastinar es el problema que siempre se resuelve “mañana”

La palabra procrastinar proviene del latín cras que significa mañana o adelante.

Y es precisamente la lógica que tenemos cuando posponemos. Dejamos para luego las cosas, formando un círculo vicioso entre ansiedad y culpa que genera más ansiedad.

George Akerlof, economista ganador del premio nobel. Escribió un ensayo sobre la dinámica de la procrastinación, curiosamente después de ser víctima de este hábito. 1

El cuenta que pospuso durante 8 meses el envío de un paquete a un amigo. Siempre estaba a punto de enviar la caja, pero en el momento de actuar nunca llegó.

Hay algo reconfortante en esta historia: los ganadores de premios Nobel ¡también posponen las cosas!

Akerlof, llegó a la conclusión de que la procrastinación podría ser algo más que un mal hábito. Se trata en realidad de un impulso natural en los seres humanos.

De hecho, se calcula que el porcentaje de personas que admitieron procrastinar se cuadruplicó entre 1978 y 2002.

En este sentido, es posible verlo como un problema moderno, que se ha incrementado en nuestra época.

¿Por qué tenemos el hábito de posponer?

Es cierto que existen muchas razones. A continuación, tengo 3 de las principales razones:

  • Queremos tener una recompensa instantánea.

No tenemos consecuencias negativas inmediatas (aunque vamos a pagar por ello más tarde) por el momento todo esta bien.

Por ejemplo: Descansar en el sofá es más cómodo en este momento que salir a hacer ejercicio. Revisar el correo es más fácil ahora, que hacer ese proyecto que has estado posponiendo. Comer pastel de chocolate es más sabroso ahora, que comer verduras.

Pensamos que está bien posponer las cosas, porque vamos a hacerlo más tarde, sin ninguna excusa. Creemos ciegamente que el momento perfecto será después no ahora. Pero cuando llega ese futuro seguimos sin poder acabar, o peor aún sin lograr empezar

  • Tememos miedo.

Este es el motivo más oculto de todos. El miedo nos paraliza y nos hace procrastinar una tarea o actividad importante, haciendo algo sencillo y seguro en su lugar.

El ciclo interminable de la procrastinación

¿Recuerdas cuándo fue la última vez que pospusiste algo?…

Sin darte cuenta, estas son las etapas que seguiste:

el ciclo de la procrastinación

  • Primera etapa: Percibes ansiedad o incomodidad frente a esa actividad-que-hay-que-hacer.
  • Segunda etapa: Como reacción lógica, tu cerebro busca aliviar esa sensación con alguna otra tarea. Por eso, te vuelves sumamente productivo en otras actividades (que no son prioridad en ese momento).
  • Tercera etapa: Tu cerebro almacena esa actividad-que-hay-que-hacer, como dolorosa y busca más distracciones o aluna razón lógica que explique porque pospusiste. Aparecen en ese momento todas las excusas reconfortantes: “mañana será otro día”, “era muy importante contestar ese correo”, “la reunión era inevitable”, etc., etc.

Cuando vuelves a recordar esa tarea pendiente que procrastinaste en un inicio, te genera culpa o remordimiento y vuelves al punto de partida.

Además del estrés y culpabilidad que conlleva el procrastinar, estas son otras consecuencias de posponer lo que tienes que hacer:

  • Ganar una mala reputación con los compañeros de trabajo, amigos y familia.
  • La pérdida de tu ambición de tener éxito.
  • No lograr tus metas o los resultados que quieres.
  • Amenazar tu bienestar si se trata de una tarea relacionada con la salud (como un chequeo anual o empezar a hacer ejercicio).

Las cosas se ponen peor, porque procrastinar puede afectar tu autoestima y estado de ánimo.

procrastinar puede afectar tu estado de animo

De acuerdo con un estudio, el 65% de los estudiantes que se enfrentan a un trabajo final, dijo que les gustaría evitar posponer. El motivo, todos coinciden que el posponer los haría infeliz. 2

No importa cual sea la tarea en cuestión, el procrastinar nos genera la misma sensación. La única forma de solucionar ese problema es romper el ciclo desde el inicio.

Y aquí te digo como lograrlo.

Dejar de procrastinar es como un juego de preescolar. 

Mi mamá es maestra de preescolar. Como puedes imaginarte, tratar de mantener el orden en un espacio cerrado con más de 10 niños pequeños puede parecer imposible.

Usando su ingenio e imaginación, encontró una estrategia (que en realidad era un juego) para hacer que terminaran los ejercicios de dibujo sin distraerse.

Mientras usan los lápices de colores, ellos tienen que repetir esta frase en inglés: I am colouring, I am colouring, I am colouring…. (En español: yo estoy coloreando)

El juego tiene una solo regla: cuando la maestra diga en alto ¡FREEZE! (en español: congélense) todos deben dejar de colorear y quedarse inmóviles. Sin hablar y sin moverse ¡como congelados!

Cuando la maestra de una palmada, ellos pueden continuar con el dibujo y empezar el juego.

dejar de procastinar es como un juego

Curiosamente, este juego es una poderosa estrategia que funciona también para los adultos:

  1. Para no procrastinar esa tarea importante
  2. Y además para evitar las distracciones

A continuación te explico cómo aplicarla de forma simple, sin tener que cantar en voz alta durante todo el día.

La estrategia perfecta para dejar de procrastinar 

Vamos a empezar este juego. Es muy fácil, solo tienes una regla que seguir.

Si no estás trabajando en esa tarea importante, entonces tienes que ¡congelarte!.

Cuando procrastinamos, en realidad no es que dejemos de trabajar en algo. Lo que realmente ocurre es que nos volvemos sumamente productivos en otras tareas que no son importantes en ese momento.

Cambiamos esa actividad por otra que nos mantenga ocupados. Por eso, esta estrategia funciona.

la estrategia perfecta para dejar de procrastinar

Si no estás trabajando en esa actividad, entonces no puedes hacer absolutamente nada más.

Es un truco. Pero, es un truco poderoso.

Antes de empezar a contestar ese correo-no-importante, a ver un vídeo en youtube, a leer algún artículo o simplemente a saltarte la actividad planeada, detente y congélate.

Si tu mente quiere irse a las nubes por un momento y no es posible avanzar o empezar con esa tarea, está bien. Pero NO hagas nada más en su lugar.

De esta forma lograras ser mucho más disciplinado: Si no haces lo que debes de hacer, entonces no estarás haciendo nada más en su lugar.

Cuando sigues esta estrategia, dejas de volverte productivo en otras actividades, lo que simplemente te orilla a hacer y terminar esa actividad pendiente.

Parece que es una perdida de tiempo, porque no estas haciendo absolutamente nada. Pero en realidad es un entrenamiento para tu cerebro.

De esta forma lograrás tener el control. Cuando tengas algo que hacer, simplemente lo estarás haciendo.

Es como un fuerte rompe olas para la procrastinación y para las distracciones.

Congela esas olas de improductividad con esta estrategia y logra terminar tus tareas más importantes.

congela las olas de procastinacion

Si aún intentando este truco poderoso no logras congelar estas olas de procrastinación, muy probablemente tienes que entrenar ser más disciplinado en tu vida.

De hecho, la disciplina se convierte en una herramienta fundamental para vencer las distracciones y terminar de forma efectiva (sin procrastinar) todo lo que empiezas.

Para darte una pequeña ayuda, tengo para ti  5 hábitos que puedes poner en práctica ahora mismo y que entrenan la disciplina en tu vida

Solo tienes que hacer click aquí y te los envió enseguida.

5 hábitos para tener más disciiplina

 

Y tú ¿tienes tu propio juego para superar la procrastinación?

Por favor, comparte en la sección de comentarios =)

Ayuda a más personas a vencer la procrastinación, comparte ahora (no lo dejes para después) 

  1.  http://socsci2.ucsd.edu/~aronatas/project/academic/akerlof%20on%20procrastination.pdf
  2. https://www.psychologytoday.com/blog/dont-delay/200805/procrastination-is 

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

105 Comentarios:

  1. Andres.

    Que tal Tania muy buena tecninca queria hacerte una cosulta si me la pudieras contestar..en el remoto caso que uno procastina una actividad por causa del MIEDO como por ejemplo asistir a una reunion que tenia que ir vos decis que con el solo echo de congelarme durante un instante sin hacer nada derepente voy a encarar esa situacion asi nada mas ?

    1. Hola Andres, muy interesante tu pregunta. Esta estrategia no funciona para tu caso.

      Como tu ya conoces la raíz de tu problema de procrastinación. Tal vez este miedo que comentas tiene que ver con falta de confianza. Esta estrategia puede serte de utilidad (a mi me funciono) https://habitualmente.com/confianza-en-uno-mismo/

      El mes siguiente tengo planeado un artículo sobre el “Miedo” =)
      Un abrazo!

  2. jackeline

    hola tania, muy interesante tu articulo, lo pondre en practica. pero tengo una pregunta, si son varias la tareas que se estan posponiendo, como se maneja el rompe holas para pasar de una a otra…

    me explico tengo varias tareas pospuestas

    1. hacer deporte (siempre estoy cansada)
    2. terminar la tesis
    3. resolver tareas pendientes de mi trabajo

    dejo de hacer una por hacer la otra y al final no hago ninguna completa.

    1. Hola Jackeline, tengo dos consejos para ti:

      1 Todas tus tareas pospuestas divídelas en pasos más pequeños y específicos. Tal vez el simple hecho de ver que esa actividad es muy grande, te hace posponer.
      Por ejemplo: Hacer deporte (es muy amplio y muy inexacto) sería mejor si tu tarea fuera – Hoy hago 10 minutos de caminata por la tarde –

      2 Proponte horarios fijos o rangos de horas para completar tu tarea, este artículo te explica como https://habitualmente.com/estrategia_horarios/

      Un abrazo,

  3. URIEL PERI

    FANTASTICO… procrastinar es una de esas palabras que ponen nombre a algo que haces de siempre y nadie te supo decir que era y mucho menos sus peligros y como evitarlo…salvo aquello de “no dejes para mañana…” excelente articulo…lo pondré en practica..no solo eso con tu permiso y por supuesto nombrandola fuente, haré un power point y lo impartiré entre mis compañeros de oficina a modo de curso de desarrollo personal… gracias denuevo.

    1. Hola Uriel, me alegro que te sea de utilidad. Si necesitas algo para tu presentación, solo avísame. Puedo enviarte las imágenes o lo que necesites.
      Un abrazo

  4. Manolo

    Tania no se si decirte que te admiro o que me intimidas, jajaja, realmente supiste plasmar con todo detalle mi comportamiento compulsivo. Tengo 34, estoy haciendo mi tesis de maestría, y mientras todos mis compañeros ya están terminando, yo no voy ni por el 10%. Esta manía sinceramente ya se está poniendo muy peligrosa, espero ya empezar a poner en orden mi vida, porque incluso tengo la sospecha que voy a ser papá, y esto no es para perezosos como yo. Si tengo miedo, si, pero ya rendirse no es una opción. Gracias amiga eres la mejor.

    1. Me alegro que haya dado justo en el clavo! muchas felicidades por la gran noticia de ser papá, ya tienes una nueva motivación para poner en práctica esta estrategia. Un abrazo grande y gracias por leer Manolo!

  5. Mariano

    Muy buen articulo. En lo personal he llegado a perder un trabajo debido a la procastinacion. Es importante detectar que uno tiene ese problema como primer paso.

    Mi excusa para procastinar siempre fue la misma, conozco mis capacidades y se que puedo hacerlo rapido luego, entonces dejo llegar las tareas hasta el final, casi al limite.

    Utilizo dos estrategias para no tener problemas ahora:
    1) Apenas tengo una tarea o algo que hacer, lo hago inmediatamente, sin parar y concentrandome en no dejar el papel a un costado. Lo hago y punto. Luego tengo tiempo para distraerme pero con la tarea cumplida.

    2) Si por algun motivo acumule papeles de trabajo “para despues”, agarro la pila y voy resolviendo de arriba a abajo hasta que no quede ninguno. Luego puedo distraerme.

    Igual es una lucha interna permamente, pero se puede lograr.

    Otra estrategia que leí es poner un cronometro y fijar 10 minutos para hacer la tarea que procastinamos. Luego progresivamente vamos agregando 5 minutos.

    Muy bueno el blog, Gracias a él empece a cambiar varios habitos, alimenticios y laborales.

    Saludos

    1. Hola Mariano,
      Que gusto saber que Habitualmente te dio el empujoncito que te hacía falta.

      Me encantaron tus estrategias, sobretodo la del cronómetro. Es como engañar a nuestro cerebro para que no se resista y tome acción.

      Además las otras dos estrategias que propones, son como un entrenamiento mental, por lo que no solo te ayudan en el trabajo, estoy segura de que también desarrollas más autocontrol en otras áreas de tu rutina.

      Un abrazo grande y gracias por leer!

  6. Koddy Zamora

    Hola Thania estoy encantada con tus articulos, me he quedado enganchada leyendo uno a uno y parece mentira pero voy consiguiendo respuestas a muchas de mis actitudes que no entendía xq las hacia.. De hecho es primera vez que escucho o leo esta palabra, “procrastinar” y me siento muy identificada ya tengo un truco para agitarlo, lo pondré en práctica a ver que tal me va, incluso con mi hijo para hábitos diarios..

  7. Bastian Elias Caceres Cerda

    como cuando te pones a leer los comentarios y te das cuenta que sigues procrastinando

  8. Properly, what ɗoes God like?? Lee added. ?I imply, we like cookies and cartoons and toys,
    hoѡever whаt kind of issues are enjoуabⅼe for God??It was
    a query that foг a minute Mommy and Daddy had to assᥙme about.

  9. jose gabriel morales castro

    Mi más sincera felicitación y agradecimiento por el contenido de su articulo sobre procrastinación, me ha servido para motivar a mis familiares, clientes y colaboradores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 – 2017 habitualmente.com

1878 Cariños
866 866 66 20