Cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida

Esta simple estrategia me ayudó a formar un nuevo hábito sin posponer

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí
estrategia horarios

¿Cuántas veces has dicho: “mañana empiezo sin falta”?

A mí me paso cientos de veces. Parecía que mi cerebro ponía el freno mucho antes de arrancar. Era lógico, empezar una actividad nueva es incómodo y la hace parecer más difícil de lo que en realidad es.

Pero, hace unos meses, he aplicado una estrategia súper fácil y he logrado convertir esa actividad que posponía una y otra vez en un nuevo hábito.

En este artículo te explico cómo puedes aplicar en tu vida esta estrategia. La mejor parte es que no necesitas una dosis de motivación extra para ponerla en práctica. Sigue leyendo y logra convertir en un hábito permanente cualquier actividad que te propongas.

“Posponer es como una tarjeta de crédito: Mucha diversión hasta que llega la hora de pagar el recibo”  Christopher Parker

Hace dos años mi meta era iniciar este proyecto que conoces muy bien: Habitualmente.

Estaba muy entusiasmada pero, me encontré con un obstáculo en el camino: tenía que empezar a escribir todos los días.

Era una actividad indispensable que necesitaba adoptar como un hábito para lograr tener un blog en línea y llegar a mi meta.

Como cualquier nueva actividad, necesitaba mucho esfuerzo para ponerme frente al teclado y escribir la primera letra.

En cada momento que decidía empezar a escribir, algo se atravesaba, algo era más importante y encontraba una justificación ideal para dejarlo para luego:

Después de lavar los platos ahora si empiezo”, “Mejor cocino ahora, no vaya a ser que me de hambre mientras escribo”, “Mejor mañana empiezo, así tengo la mente más fresca” ….

Con una excusa tras otra, posponía constantemente el enfrentarme a esta nueva actividad. Tal vez muy en el fondo (y sin reconocerlo) sentía miedo de no ser capaz de lograr mi objetivo.

No soy la única, tal vez tú también te has encontrado en una situación similar: te propones iniciar una actividad para cumplir tu objetivo y fallas en cada intento.

Es normal que al principio la meta se vea muy grande y difícil de alcanzar, al principio, vemos una meta muy grande y difícil de alcanzar. 

inicio de una meta

La mayoría de los humanos tenemos el mismo problema: nos cuesta demasiado esfuerzo encontrar el botón de encendido dentro de nosotros. Pensamos que para tomar acción necesitamos “el secreto mágico de la motivación eterna” o de una fuerza de voluntad sobrenatural restringida para pocos.

Vemos como delante de nosotros mucha gente sí logra sus metas, mientras uno se queda sentado en la linea de salida, pensando cuando será el momento más oportuno para arrancar.

Yo me sentía en la misma situación, hasta que descubrí una fácil solución para dejar de posponer. Para mí fue empezar a escribir, pero puede servirte para cualquier otra importante actividad que quieras convertir en un hábito.

Antes de explicarte en que consiste esta estrategia, déjame contarte cual es el peor error que estás cometiendo al fijar metas.

El peor error que cometemos al proponernos algo

Seguramente te estas preguntando: ¿Qué? ¿Fijar metas no es algo bueno?…

Por supuesto que sí, los objetivos son tu brújula para no perderte en el camino.

Pero déjame explicarte el error que convierte tu meta en un laberinto sin salida. Este es el error mas común cuando se trata de fijar metas:

Fijamos una fecha límite, pero no fijamos un horario.

Fijar solo la fecha limite es un error

El problema es que enfocarnos solo en la fecha límite, tiene varias desventajas:

  • Una fecha límite no hará que hagamos click en el botón de encendido

¿Por qué? Porque olvidamos completamente el proceso que implica llegar a ese objetivo.

  • Es más fácil que procrastinemos el iniciar.

¿Por qué? Porque inconscientemente sabes que, esa fecha límite es aún muy lejana y posponer no tiene repercusiones en tu presente.

  • Es probable que se experimente una especie de fracaso

¿Por qué? Porque cuando esa fecha límite llega te decepcionas de no haber cumplido tu objetivo. Incluso si eres mejor que antes, la des-motivación inevitablemente aparece.

Esto no quiere decir que fijar fechas límite es malo, simplemente hay que enfocarnos en el proceso diario más que en la fecha límite.

Las decisiones diarias construyen tus hábitos

Una pequeña decisión de empezar cada día, es el mejor camino para lograr tu objetivo.

Las pequeñas decisiones diarias construyen hábitos y el conjunto de hábitos forma tu estilo de vida.

Ser constante con una actividad no es una decisión asilada, sino que es el resultado de muchas decisiones sobre el tiempo.

No te levantas un buen día y dices: “Oh!  Yo creo que hoy si quiero ser constante” y al otro día: “Bueno… hoy es viernes, dejaré mi constancia para el Lunes“.

Conforme pasa el tiempo y realices esa actividad de forma constante tu percepción cambiará por completo. Esa actividad que era antes “difícil” se convertirá en “fácil”(incluso si fallaste muchas veces en el pasado)

Curva de aprendizaje para tener un nuevo hábito saludable

Un estudio reciente analizó esta percepción que tenemos sobre nuestras metas, y cómo se transforma conforme tomemos acción, específicamente en la formación de hábitos de alimentación.

Los resultados mostraron que iniciar la actividad de “comer una porción de verduras”, se describió al inicio por los participantes como “mucho esfuerzo para hacer”, pero días después los participantes describieron esta actividad como “fácil de hacer”, pues ya habían iniciado el proceso para convertir esa actividad en un hábito 1

Hasta este punto todo suena genial, pero la verdadera pregunta es: ¿cómo logro tomar acción y ser constante para formar un hábito?

Muy fácil, con esta estrategia dejarás por fin de posponer y lograrás tener un nuevo hábito en tu rutina diaria, a mi me funcionó de maravilla y estoy segura de que también te dará resultados en tu vida.

La estrategia de programar por adelantado

Así como lo leíste, la estrategia que te propongo consiste simplemente en programar por adelantado esa actividad:

Marca en el calendario la fecha específica y el horario para realizar esa actividad 

Suena bastante fácil, pero créeme que sí funciona.

Si tú solo esperas a que llegue el Lunes para tomar acción, seguramente seguirás estancado hasta la siguiente semana, hasta el siguiente mes o hasta el siguiente año nuevo.

En cambio, decidir por adelantado cuando estarás tomando acción te quita esfuerzo de decidir cuándo dar el primer paso y evita que lo pospongas interminablemente. 

En vez de establecer una fecha límite, es mejor establecer un horario y una fecha para trabajar en ese objetivo de forma constante.

programa por adelantado

Ejemplos:

  • “Quiero salir a correr para bajar de peso antes de verano”

El error está en establecer una fecha límite. La solución es quitar la fecha límite y programar la actividad:

“Quiero salir a correr para bajar de peso y formar un hábito”

  • Objetivo: Bajar de peso y lucir espectacular en mi bikini
  • Hábito que debes adoptar: Correr de forma constante
  • Estrategia: Programar por adelantado en mi calendario o agenda

“Lunes, Miércoles y Viernes de 16:00 a 16:15 hrs saldré a correr por el parque que esta cerca de casa”

Entonces, cuando llegue el Lunes a las 16:00 hrs, ya sé que es lo que tengo que hacer, no hay que pensarlo mucho.

  • Quiero leer 10 libros antes de Navidad

El error está en establecer la fecha límite para antes de Navidad. La solución ya la conoces:

“Quiero formar un hábito de lectura para leer 10 libros”

  • Objetivo: Leer 10 libros de ficción
  • Hábito que debes adoptar: Leer de forma constante
  • Estrategia: Programo por adelantado mi actividad:

“Cada día de 9:00 a 9:30 pm estaré leyendo en mi sofá mi libro con un té de vainilla”. 

Si te fijas, mientras más detalles escribas en tu agenda o calendario mejor, porque de esta forma tu cerebro captura la imagen y te visualizas haciendo la actividad.

Establecer un horario por adelantado es una goma mágica para borrar el famoso “mañana empiezo”.

"Establecer un horario por adelantado te ayuda a dejar de procrastinar..."

Mi experiencia con esta estrategia

Cuando borre la fecha límite logre concentrarme solo en escribir (en el proceso).

Lo que hice fue establecer un horario fijo en mi agenda para escribir todos los días. Desde entonces, el horario sigue siendo el mismo. No he pospuesto esa actividad porque escribir se convirtió en un hábito.

Los resultados de esta estrategia tan simple han sido asombrosos para lograr y sobrepasar mi meta inicial.

En 14 meses, la comunidad de lectores por correo de Habitualmente ha crecido de 0 a más de 35,000 personas.

Crecimiento de habitualmente

Sin programar por adelantado esta actividad, no hubiera logrado escribir cada día, y tampoco hubiera podido crear este blog. Además, de no haber eliminado la fecha límite de mi mente hubiera experimentado una especie de fracaso (como nos ocurre cuando no logramos nuestra meta en el plazo que nos establecemos).

En lugar de ello y gracias a ti, estoy construyendo poco a poco una de las más increíbles comunidades en línea de personas que se han decidido a vivir de forma más saludable.

Por cierto, si aún no formas parte de la comunidad de Habitualmente, suscríbete gratis aquí.

Establece tus horarios para empezar y concéntrate en el proceso 

Así como me paso a mí con la formación del hábito de escribir, esta estrategia aplica para formar cualquier hábito en tu vida.

Apegarse a un horario y no a una fecha límite hará que logres ser constante 

Recuerda que lo que haces continuamente es más relevante que lo que haces de vez en cuando.

Ese es el secreto de todas aquellas personas que sobresalen:

  • Los mejores escritores del mundo están bajo el mismo horario frente al teclado.
  • Los pintores más exitosos tienen su brocha en la mano a la misma hora de todos los días.
  • Los atletas con medallas de oro están corriendo con el mismo itinerario diario.

¿Por qué?

Porque no se puede predecir cuándo tendrás inspiración para escribir una hermoso poema o para pintar un paisaje espectacular. Tampoco sabes si hoy es el gran día en el que lograrás correr más rápido:

La inspiración te encuentra mientras estás tomando acción (vuelve a leer esto)

inspiracion-estrategia-horarios

Lo mismo pasa con actividades cotidianas que quieres que se conviertan en hábitos: no sabes si sentirás ganas de salir a correr todos los días, tampoco sabes si tendrás ganas de comer una pieza de fruta o de leer un libro antes de dormir.

El horario es una estrategia increíble, porque solo de esta forma, aseguras que estarás haciendo esa actividad en el momento más oportuno.

Además, esta estrategia también puede funcionar para esas actividades que definitivamente no te gustan como por ejemplo: ordenar tu armario, limpiar la casa, sacar la basura, bañar al perro, lavar el auto, etc.

Y porque no, también funciona para esas actividades que nos encantan y que hemos olvidado o dejado de hacer, como por ejemplo: jugar fútbol o ajedrez, leer en el parque, darle un beso a tu familia, pasar tiempo con los amigos, afinar esa guitarra guardada o dar un paseo en bici.

¿Cómo puedo iniciar la estrategia de programar por adelantado?

Ahora que ya estás convencido sólo tienes que seguir estos 3 rápidos pasos:

pasos para aplicar la estrategia de programar por adelantado

Paso 1: Demuestra tu compromiso

Antes que cualquier otra cosa, debes estar comprometido y no solo interesado, esta es la diferencia: el interés es simplemente querer o tener el deseo de lograrlo y el compromiso es planear y actuar para lograrlo.

Paso 2: Establece tu meta 

Define el hábito que quieres tener en tu vida lo más detallado posible, por ejemplo:

  • Quiero salir a caminar todas las tardes
  • Quiero cenar ligero y saludable
  • Quiero leer un libro antes de dormir

Paso 3: Decide por adelantado cuándo 

Establece y escribe por adelantado la fecha y horario en el que estarás cuándo estarás realizando esa actividad. Si no encuentras una hora exacta entonces pregúntate ¿después de qué actividad en mi rutina comienzo con está nueva meta? Por ejemplo:

  • Cuando regrese del trabajo a casa salgo a caminar por el parque
  • Después de la serie preparo mi cena ligera y saludable
  • Después de cepillarme los dientes leo mi libro

OJO: Tienes que ser realista con el horario y con el tiempo que le dedicarás a esa actividad. Si te organizas mejor, seguro hay un pequeño espacio en tu día para hacer eso que has estado posponiendo.

Una buena idea es usar un recordatorio para no olvidar hacer tu actividad. Por ejemplo: una alarma en el móvil, un calendario digital o una simple nota frente al espejo.

¡A partir de ahora ser constante será algo natural gracias a está efectiva estrategia!

Así que ya lo sabes, si tú quieres lograr tus objetivos, olvídate de las fechas límite y establece horarios para empezar a construir hábitos en tu vida.

Y tú ¿qué actividad has estado posponiendo? ¿cuál es tu meta? Comparte conmigo tu respuesta en los comentarios

Ayuda a más personas construir hábitos sin posponer ¡Comparte! 

  1.  http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1080/13548506.2011.555774?journalCode=cphm20

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

49 Comentarios:

  1. Silvia Nieto

    Un artículo genial. Sin duda lo voy a poner en práctica 🙂

  2. Jose

    Hace poco he comenzado a programar por adelantado y me siento más efectivo cumpliendo mis objetivos en el trabajo. Una gran ayuda sin duda. Aunque aún tengo que formar el hábito de escribir en mi agenda y, luego, ¡consultarla! Muchas gracias por tus artículos Tania, son realmente valiosos si se llevan a cabo.

    1. Hola Jose!
      Gracias por tu comentario
      Tienes razón un hábito siempre conlleva a otro (creo que tengo que agregar lo que dices en el artículo). Pero es una gran ventaja si lo logras. Te sugiero probar con recordatorios automáticos, para que tu solo tengas que escribirlos.
      Un abrazo!

  3. Carlos Cm

    Hola.
    Me está costando bastante lograr el hábito de la planificación diaria. Voy a tratar de aplicar la estrategia de la “programación adelantada”.

    1. Hola Carlos
      Muchas gracias por leer.
      Ponla a prueba y evalúa tus resultados. Te aseguro que si funciona.
      Un abrazo

  4. Maria G

    Hola! Me gusta mucho esta estrategia! Yo padezco de ansiedad! Y tengo que hacer varias cosas como salir a caminar diario o hacer algo de ejercicio, leer, y pasar tiempo a solas y siempre lo pospongo por miedo yo creo! Seguiré tu consejo y me pondré horarios a ver comoe va! Muchas Gracias

    1. Hola María
      Gracias por tu comentario.
      Déjame contarte que a mi me pasaba lo mismo. Tenía demasiadas actividades lo que hacía aun más fácil posponer esa actividad que me costaba esfuerzo empezar.
      Programar por adelantado el empezar es en realidad decidir por adelantado. En tu caso creo que puede ayudarte a reducir el estrés porque ya te organizaste dese antes.
      Solo te aconsejo que dediques un espacio realista (que tu puedas) y que además contemples esas cosas que de repente ocurren y de las que no tenemos control.
      Un abrazo!

  5. Agus

    Gracias por tu artículo! No suelo leer este tipo de artículos pero, desde que empecé un curso de coaching, este tipo de cosas me parecen más interesantes y útiles 🙂 Por si os interesa, el curso está en miriadax.net y es de la Universidad de Cantabria 🙂 Lo bueno de este tipo de cursos es que vienen programados por semana, así que te ayudan a crear hábitos… de estudio, por ejemplo 😉

    1. Hola Agus
      Gracias por leer.
      Si conozco la página, hice un curso de bioestadística justo ahí.
      Es cierto, el coaching se ha vuelto importante y se relaciona mucho con el cambio de hábitos.
      Un saludo

  6. Edher Arciniega

    Excelente tema, muchas felicidades por tu trabajo en esta pagina.

  7. Andres Trujillo

    Hola
    Soy nuevo por aquí, llegué a este artículo por una recomendación que leí.

    Debo decir que el post me gustó mucho, es bueno saber que no soy el único que se “auto-sabotea” posponiendo las cosas, y esta estrategia, aunque sencilla, parece muy útil.

    La pondré en práctica 🙂

    Un saludo!

    1. Hola Andres, Bienvenido =)
      Es sumamente común posponer, no conozco a nadie que no lo haya hecho alguna vez. Pon en práctica la estrategia y me dices como te fue.Un abrazo!

  8. María Isabel Martínez

    Hola Tania,
    No suelo hacer este tipo de comentarios, pero es notoria la similitud de tu artículo con la TED Talk de Amy Cuddy – Your body language shapes who you are.
    Y te digo que no está mal tener documentos de apoyo pero es importante reconocer de donde basas tu información, no por esto quiero desmeritar tu trabajo, pues las imagenes me encantaron y lo hiciste muy bien.

    Saludos de Colombia

    1. Hola María,
      Muchas gracias por tu comentario y por leer, me alegro que te guste la presentación.

      Coincido totalmente contigo, es importante referenciar todo, y por eso pongo las referencias en cada artículo (generalmente en números pequeños con link).

      Es verdad lo que dices, muchas charlas, libros o incluso otros artículos me ayudan como parte de la investigación para crear un artículo (no todo lo tengo en la mente).

      Pero, creo que te refieres a este artículo sobre confianza en uno mismo ¿puede ser?: https://habitualmente.com/confianza-en-uno-mismo/
      Ahí me parece que si le hice referencia, en la parte en dónde dice “El lenguaje no verbal es sumamente poderoso en tu vida diaria” hay un número con un enlace directamente a la charla.

      En otro artículo https://habitualmente.com/pensamientos-negativos/
      Menciono lo siguiente: “Escuché en una charla de Guy Winch la historia de una señora” (con un link a la charla).

      Trataré de ser más cuidadosa, y de ponerlo más textual.
      Un abrazo hasta Colombia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 – 2017 habitualmente.com

918 Cariños
440 440