Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Cómo dejar de llegar tarde a todos lados y tener el hábito de la puntualidad

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí
Como ser más puntual

Todos tenemos un amigo que siempre llega tarde ¿cierto?, hay que esperarlo horas y horas antes de ordenar la cena o hacer planes con un tiempo a su favor por adelantado.

Pero tal vez, tu amigo no es el único, tal vez tú también tienes problemas para llegar a tiempo (levanta la mano si tú has llegado tarde…) Sin duda a todos nos ha pasado alguna vez, pero, el verdadero problema empieza cuando ser impuntual se convierte en un hábito en nuestra vida.

Al principio parece que las consecuencias de vivir con retraso no impactan tu bienestar, pero después de leer este artículo te darás cuenta de lo mucho que puede afectar tu rutina y por el contrario, de los grandes beneficios que obtienes al cambiar este hábito y convertirte en un verdadero reloj suizo. Aquí encuentras lo que puedes hacer a partir de ahora para no llegar tarde a ningún lado nunca más.

“Doc, vengo del futuro. Vine en una máquina del tiempo que usted inventó”.  – Marty Mc Fly , Volver al futuro 

Todos quisiéramos tener una máquina del tiempo.

No solo para corregir algunos errores en el pasado, o para saber cómo será el mundo en el futuro, a veces, solo necesitamos esta máquina para sentirnos en control de nuestro tiempo.

Queremos sentir en nuestras manos el timón del barco, sobre todo porque muchas veces, parece que el tiempo nos controla a nosotros.

Vivimos en esta marea de actividades diarias y el tiempo nos pasa de largo cómo un río que fluye. No sabemos exactamente en qué momento seremos capaces de tomar aire y aferrarnos a la orilla.

Es normal tener esta sensación, en especial cuando llegamos tarde a-todos-lados.

En cambio, llegar a tiempo nos genera una sensación totalmente opuesta. Nos genera una especie de satisfacción, de control sobre nuestras actividades y de bienestar.

De hecho, en muchas partes del mundo ser puntual se trata de una cualidad que define a una persona y no solo un acto de cortesía.

Por eso, no es casualidad que en el diccionario la puntualidad sea sinónimo de la formalidad. 1

Es verdad que en muchas culturas, el ser impuntual es algo mucho más tolerado que en otras. Por ejemplo, en países como Inglaterra o Alemania, la puntualidad es casi una tradición (un “sí o sí”).

Mientras que en otros lugares como Italia, España o Latinoamérica, la impuntualidad simplemente es algo que pasa “normalmente” sin poder hacer nada al respecto. 2

Hablando del tema, esta imagen inspirada de una imagen que aparece en la increíble página de cinismo ilustrado, explica cómicamente el concepto de esta “impuntualidad aceptada”:

Teoría de la impuntualidad

Lo anterior no quiere decir que algunos países estén en lo correcto y otros no.

Lo anterior quiere decir que ser puntual es un hábito que mejora tu bienestar y la percepción sobre el control de tu tiempo.

Ser puntual es un hábito que mejora tu bienestar y el control de tu tiempo...

Además la puntualidad también se trata de empatía. Y ponerte en los zapatos de alguien, es algo simplemente natural en los seres humanos.

¿No me crees?…piensa en esto:

¿Alguna vez has visto bostezar a alguien e inmediatamente después bostezar?

El contagio de bostezos, según investigaciones recientes, es un acto empático muy primitivo, almacenado en nuestros cerebros como un reflejo automático 3

Lo mismo pasa cuando vez que alguien llora y sientes una especie de malestar en el pecho, o cuando alguien se ríe y tú (sin conocer el chiste) te ríes  también.

Evolutivamente la empatía nos ayudo a sobrevivir como especie en el pasado, cuando éramos la presa perfecta de miles de depredadores, la comida escaseaba y el clima era muy hostil.

Por eso, cuando alguien se preocupa de tu tiempo, tu cerebro lo identifica como algo positivo, como un acto de confianza y de trabajo en equipo.

En cambio, cuando te toca esperar a alguien que toda la vida llega tarde, sientes como si te estuvieran “quitando algo”

(Recuerda qué sentiste la última vez que esperaste a alguien y por favor compártele este artículo ahora).

Esta empatía hace inevitable sentirse avergonzado después de llegar tarde a algún lugar y más si no es la primera vez que sucede.

Por eso, cuando llegamos tarde (una vez más), nuestro cerebro se convierte en una máquina de creatividad para echarle la culpa a algo o a alguien ¿verdad?…

Tal vez algunos de estos ejemplos te suenen familiar (sobretodo al llegar tarde al trabajo):

  • Culpamos al deficiente sistema de transporte: “El tráfico me hizo llegar tarde”, “No alcance a subirme en el tren”, “Había mucha gente en el bus y tuve que esperar el siguiente”
  • Culpamos a gente inocente: “La maestra de mi hijo me citó de imprevisto”, “Mi esposo tardo años en el baño tuve que esperar”, “El vecino se estacionó en mi puerta y no podía salir”
  • Culpamos a esas casualidades de la vida inexplicables: “No sonó mi despertador”, “Todos los semáforos estaban en rojo”, “Cuando vi el reloj ya era muy tarde” ,“El gallo se quedó dormido”
  • Culpamos a situaciones que no tienen nada que ver: “Tuve una pesadilla anoche”, “Me quede sin luz y no pude cargar mi teléfono”, “El calentador de agua se descompuso”
  • Culpamos descaradamente a la persona que nos hace sentir culpables: “Pensé que habíamos quedado a esta hora”, “Yo recuerdo que me dijiste que más tarde”

Lograr convertirte en una persona puntual se convierte en un acto de respeto hacia ti mismo y hacia los demás.

No importa que tan paciente seas, esperar es incómodo (incluso si das por hecho esta impuntualidad).

La buena noticia es que desarrollar el hábito de la puntualidad en tu vida, también se convierte en una oportunidad de desarrollar otros hábitos positivos en tu vida diaria (vuelve a leer eso).

Ser puntual es el resultado de muchos hábitos trabajando en conjunto.

Esto quiere decir que, el simple hecho de llegar a tiempo o no hacerlo, es la consecuencia de tus hábitos. Mejorando estos hábitos, no solo podrás transformarte en un “reloj suizo” sino que además podrás usar a tu favor estos hábitos positivos en otras áreas.

ser puntual es el resultado de muchos habitos trabajando en conjunto

Por ejemplo: suponiendo que el causante de tu impuntualidad es simplemente no dormir bien.

Sin un descanso adecuado, no logras pararte a tiempo, y todas tus actividades del día se amontonan en un caos, lo que genera más y más desorden y más y más impuntualidad.

Si logras mejorar este hábito y empezar a ir a la cama más temprano, es muy probable que logres despertar a tiempo, que logres sentirte con más energía para lidiar inteligentemente con todas las actividades (sin que se amontonen).

 Poco a poco ser puntual será simplemente una consecuencia natural de estos hábitos mejorados.

Es importante conocer el balance medio entre ser puntual y ser un maniático del reloj.

A veces nos convertimos en los prisioneros de los horarios, tratando de forma compulsiva terminar todo a tiempo y estar a la hora prevista en cada actividad planeada.

Nos damos prisa como el “sombrerero loco” tratando de ser puntuales en cada ocasión como si de ello dependiera nuestra vida. Sentimos estrés y frustración cuando una tarea toma más tiempo de lo previsto e incluso dejamos de hacer aquellas actividades que nos ponen de buenas porque “no tenemos tiempo que perder”.

Intentar ser puntual de forma crónica hace daño, por lo que puede ser más perjudicial que beneficioso. La vida no es una carrera, hay que vivir sin prisa.

En este artículo te enseño a ser puntual como un hábito saludable que mejore tu bienestar. 

ser puntual es un habito que mejora tu bienestar

Ser puntual te regala más confianza en ti mismo, disminuye el estrés y la ansiedad y mejora tus relaciones personales y laborales, lo que en conjunto aumenta tu satisfacción con la vida.

Pero antes de enseñarte cómo ser más puntual, quiero contarte ¿por qué la gente llega tarde?, ¿qué hay detrás del “perdón llegue tarde”?…

¿Por qué llegamos tarde?

Estas son las razones más comunes que explican por qué somos impuntuales algunas veces:

  • Llegamos tarde a lugares a los que no queremos ir

Una de las grandes causas de la impuntualidad es experimentar una sensación de ansiedad por tener que ir a un lugar al que no queremos llegar (estés consciente de que no quieres ir o no lo estés). Es como si de repente ciertas emociones no resueltas estuvieran actuando como resistencia en tu mente, intentando retrasar el momento de enfrentar lo que no quieres.

Eso explica porque sueles llegar tarde a la cita con el dentista, o a la cena con tus suegros, o incluso por eso llegas tarde a tu trabajo, como una forma inconsciente de retrasar la incomodidad o evitar el dolor. 4 5

  • Como una forma de empoderamiento sobre otros

Según los psicólogos, dejar esperando a tu pareja en una día importante, o a un cliente en una cita de negocios, es una forma de “sentir poder” o “estar en control” de la situación de forma consciente o inconsciente. 6

  • …o de intentar sentirnos amados

Según algunos estudios, ser impuntual también refleja el hecho de querer obtener la atención de los demás. Probablemente no sean un acto deliberadamente planeado, pero tiene su lógica. Tu inconsciente piensa: todos notaran mi ausencia y por lo tanto me sentiré más importante. 7.

  • Por expectativas poco realistas sobre el tiempo

Queremos pensar que 20 actividades del día caben en 30 minutos de nuestro tiempo. Es cómo si quisiéramos meter toda la ropa en un cajón y empujar con fuerza para cerrarlo. Simplemente no funciona de esta forma.

Tal vez te despiertas cada mañana convencido de que hoy, a diferencia de todos los otros días, vas a ser eficiente: vas a recordar todo a tiempo, no habrá ninguna decisión no planeada y todo lo encontraras tal cual tus expectativas, ¡tus actividades serán instantáneas!

Pero por regla general, esto nunca pasa, y entonces sientes que has fallado (de nuevo), lo que trae las consecuencias que ya conoces. 8

  • Somos demasiado optimistas

Pensar que podemos hacer todo más rápido es un síntoma de ser optimista. Llegar tarde, muchas veces no depende de ti mismo, sino de factores fuera de tu alcance. Lo que quiere decir que aunque seas flash, puede que algo o alguien más interrumpa tu misión de llegar a tiempo.

  • Llegamos tarde por que podemos y punto

Piensa en la época de tu abuelita: si quedaba con alguien debajo de la torre del reloj y se le hacía tarde, simplemente llegaba tarde, fin de la historia. No había mensajes de texto o llamadas telefónicas para avisar “Perdón, llego 10 minutos tarde”.

En nuestros días, si se nos hace tarde (por cualquier razón), podemos avisar en el camino de forma simple, liberando un poco la culpa de estar retrasados. La tecnología nos ha dado el poder telepático para comunicarnos en tiempo real, lo que promueve el ser impuntual constantemente.

  • Es parte de nuestra personalidad

Este punto es relativamente obvio. Ciertas personalidades tienen una tendencia más marcada en ser impuntuales, respecto a otras.

Según un estudio, las personas puntuales reúnen características similares como: ser concienzudos, agradables, e incluso un poco neuróticos. 9

Pero en realidad no importa cuál sea el motivo, porque, llegar tarde a todos lados y todas las veces, si tiene consecuencias en tu vida:

consecuencias de ser impuntual en tu vida

Por eso, lo importante es cambiar el sentido de la pregunta y saber la respuesta del ¿por qué la gente SI llega a tiempo?

Y todavía más importante ¿qué podemos hacer hoy para seguir sus pasos?…

Estos son los 7 hábitos de las personas más puntuales del mundo (y lo que puedes hacer hoy):

Estos son algunos de los hábitos de las personas más puntuales del mundo.

Lo único que tienes que hacer es empezar por uno de los siguientes hábitos, verás inmediatamente resultados, porque te volverás consciente de el tiempo disponible que en verdad tienes.

Mi consejo es que trates poco a poco de incorporar estos hábitos, y así cada actividad en tu día estará bailando románticamente al ritmo del tic-tac.

Saben decir “no”

saben decir no

Aprender a manejar el tiempo tiene que ver directamente con saber decir que no.

Muchas veces tenemos vergüenza de decir que no (qué va a pensar de mi..; tal vez se ofende) y esto ocasiona que nuestros planes cambien, nuestras actividades se retrasen y llegamos tarde una vez más.

Esto no quiere decir que pases de largo cuando alguien necesita tu ayuda realmente, como en una emergencia. Esto quiere decir aprender a definir que es una actividad urgente, y cuál no lo es.

Aprender a decir que no, también implica decirnos que no a nosotros mismos, lo que incluso es más difícil. Es cómo tener las riendas de nuestro caballo, siendo nosotros mismos ese caballo.

Esto pasa cuando queremos hacer todo a último minuto, buscamos siempre el “una cosa más” o nos saturamos de actividades a la vez, pensando que el tiempo rinde más así.

De hecho, según un estudio, las personas que hacen más de una cosa a la vez, son más impuntuales 10

La buena noticia es que cuando desarrollas el hábito de decir que no, también aprendes a saber cuando decir que si. Y las actividades que realices con un si muy claro, serán mucho más fructíferas y satisfactorias.

Lo que puedes hacer hoy: Decir que no es duro y complicado, aquí está una gran cosa que decir en su lugar, incluso a ti mismo: “Disculpa, me encantaría ayudarte, pero ya tengo algo planeado”. 

Son pesimistas con el tiempo

son pesimistas con el tiempo

Leíste bien, ser pesimista a veces tiene sus ventajas 11. Trata de suponer que por regla general todo va a salir diferente a como lo planeas y ten en mente este tiempo “de rescate”. Esto hará que siempre estés a tiempo para todo o incluso un poco más temprano.

Llegar tarde al trabajo por ejemplo, ocasiona estrés y baja productividad. En cambio, las personas que llegan más temprano (tienen tiempo a su favor) son tranquilos, organizados y relajados. Nada mal ¿cierto?

Paradójicamente ser pesimista con el tiempo, te ayuda a estimar mejor el tiempo.

La autora e investigadora Diana DeLonzor, hizo un experimento, pidiéndole a los participantes leer un pasaje de un libro y parar cuando pensaban que habían estado leyendo durante un minuto. En general, las personas puntuales pensaban que había pasado 60 segundos con más precisión que las personas que suelen llegar tarde.

Lo que puedes hacer hoy: Retrasa tu reloj 10 minutos, este tramposo tip te dará un “colchón” para estimar mejor el tiempo.

Escriben sus actividades

escriben sus actividades

Si lees Habitualmente desde hace un tiempo, puedes darte cuenta que soy realmente fan de escribir todo lo que se pueda. Realmente estoy convencida que la mejor forma de sacar algo de tu mente es escribiendo.

Tener algo fuera de tu mente y no vagando sin rumbo por tus pensamientos puede resumirse en una gran gran ventaja: te vuelves consciente. Y ser consciente de tus actividades te ayuda a organizarte mejor, a sentirte en control de tu tiempo (y no al revés).

Cuando logras ver en conjunto todas tus actividades (y no revueltas en tu mente), puedes estimar mejor el tiempo.

Lo que puedes hacer hoy: Escribe todas tus actividades del día (dales un #nombre) y entre cada actividad deja un espacio “salvavidas” para esas actividades sorpresa o para esa mala manía que tenemos de subestimar el tiempo.

Duermen lo suficiente 

duermen lo suficiente

Es común que las mañanas se conviertan en el momento más caótico del día. Lo cual puede ser un poco más llevadero si tienes más energía y sobretodo algunos minutos extras a tu disposición para relajarte o para desayunar sano.

Si duermes mejor es mucho más probable que logres despertar más temprano.

Corte comercial: si quieres saber más lee este artículo, y este otro

Lo que puedes hacer hoy: Programa una alarma no solo para despertar, sino también para prepararte para ir a la cama. Ponte tu pijama cuando suene la alarma, automáticamente iras a dormir más temprano ¡haz la prueba! 

Tienen más orden 

Tienen más orden

“¿Dónde están mis llaves?…”

No hay nada más desagradable que perder tiempo buscando algo cuando ya es muy tarde. Ser un poco más ordenado y dejar las cosas en su lugar te ayuda a evitar este tipo de situaciones.

Lo que puedes hacer hoy: Deja tus cosas personales (las que tienes que llevar antes de salir) en un mismo lugar todos los días 

Tienen otra perspectiva del tiempo

Tienen otra perspectiva del tiempo

Algunos psicólogos han detectado que la mayoría de personas tienen un conflicto para estimar el tiempo de las actividades que toman más de 10 minutos. 12.

Tu puedes solucionar esto cambiando la perspectiva que tienes sobre el tiempo: en lugar de pensar a qué hora llegar, piensa cuánto tiempo te queda para salir.

Parece que no es un gran cambio, pero te aseguro que si lo es. Y eso es algo que definitivamente puedes hacer hoy:

Lo que puedes hacer hoy: En lugar de pensar a qué hora tienes que estar en cierto lugar, piensa en el tiempo que tienes disponible para dejar lo que estás haciendo y llegar a tiempo (sobrestimando el tiempo). Por ejemplo, no pienses esto: “a las 7:00 pm tengo que estar en el cine” y mejor piensa “tengo 2 horas para terminar de escribir, y llegar al cine”. 

La siguiente estrategia fue cortesía de Carolina, una lectora de Habitualmente: 

Lo que puedes hacer hoy: Calcula cuanto vas a demorar de ir de un lado a otro y programa una alarma con la hora de salida aproximada. De esta forma ya no tendrás que estar al pendiente del reloj para salir a tiempo.

Saben priorizar sus actividades

saben priorizar sus actividades

¡No te saltes esta parte!

Se que se es el típico consejo aburrido y pasado de moda. Además, en estos días parece normal tener 20 prioridades (todo se ve es urgente y todo parece muy importante).

Lo único que tienes que hacer para priorizar, es hacerte una serie de preguntas antes de marcar una actividad como prioridad, esta plantilla te ayuda a hacerlo más fácil 

Lo que puedes hacer hoy:

Descarga GRATIS tu plantilla para priorizar actividades durante el día.

Así que ya lo sabes.

No te demores más y empieza a formar los hábitos de la gente más puntual del mundo a partir de hoy.

¿Cuáles son tus consejos favoritos para llegar siempre a tiempo? Cuéntame tu secreto en los comentarios.

Ayuda a hacer de este mundo un lugar más puntual y relajado ¡Comparte!

  1. http://www.wordreference.com/sinonimos/puntual
  2. http://www.businessinsider.com/how-different-cultures-understand-time-2014-5
  3. http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0926641003001095
  4. http://www.goodhousekeeping.com/health/wellness/advice/a16595/always-running-late/
  5. http://articles.baltimoresun.com/1992-09-03/features/1992247174_1_late-for-work-colby-minutes-late
  6. https://www.psychologytoday.com/blog/enlightened-living/200812/tardiness-self-worth-and-being-present
  7. http://www.goodhousekeeping.com/health/wellness/advice/a16595/always-running-late/
  8. http://www.nytimes.com/2007/06/03/business/yourmoney/03career.html?_r=2
  9. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12450347
  10. http://www.tandfonline.com/doi/abs/10.1207/S15327043HUP1602_1
  11. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12209860
  12. http://psy2.ucsd.edu/~nchristenfeld/Publications_files/TimeEst-PB%26R.pdf

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

25 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Andres Trujillo

    Gracias por las recomendaciones Tania.
    Ya tengo apuntadas algunas que podré en práctica para dejar de pelearme con el reloj.

    Un saludo!

    1. Hola Andres!
      Me gusto “dejar de pelearme con el reloj”, me alegro que pongas en práctica estos hábitos, un abrazo y gracias por leer.

  2. Oscar

    Gracias por estos consejos. Me reí muchísimo cuando me ví descrito en los relatos de arriba. De verdad necesito mejorar el hábito de la puntualidad.

  3. Marbel

    Hola voy aplicar todo lo que leí, quiero ser puntual desde hoy!!! Es una de las virtudes que quiero mejorar!!!

  4. Ann Cate Paula Molina

    Que lindo encontrar algo así, en un momento como el que estoy viviendo, realmente es útil todo el artículo, espero poder aplicarlo en mí vida,por qué lo estoy sufriendo realmente.
    Ya no se que más a hacer.

    1. Tania Sanz

      Hola Ann, me alegro de que te sea de utilidad y estoy segura de que podrás aplicarlo en tu rutina.
      Un abrazo

  5. Raquel Galindo

    Gracias Tania, tus sugerencias me ayudarán a ser puntual y dejar de estarme disculpando por llegar tarde.
    Qué pasa cuando estimas un tiempo extra y por tener niños pequeños, ese tiempo es mayor y terminas llegando tarde.

  6. Piero Rodrigo

    Gracias Tania, lo Aplícare desde mañana porque ya voy tarde.

© 2014 – 2018 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 628
67 211 197 26 170
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida