Cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida

Las 3 formas más originales de eliminar el estrés (incluso antes de que aparezca)

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí

¿Estás cansado de sentir estrés y sólo logras estresarte más?

Lamentablemente esta situación es más común de lo que piensas y te entiendo: el tiempo no rinde, el trabajo se complica, surgen compromisos inesperados, los problemas aparecen (uff…)

Todo esto convierte nuestra rutina diaria en un laberinto del que no podemos escapar. Las cosas se ponen peor porque arrastramos el estrés a todas partes, lo que repercute directamente en nuestra salud y bienestar.

La buena noticia es que prevenir el estrés y tener más armonía es muy fácil y divertido. Así que respira profundo y sigue leyendo.

Próximamente curso online para aprender a meditar y eliminar el estrés  inscríbete gratis aquí

“Cada día nos trae una oportunidad para practicar el estrés o para practicar la paz” –Borysenko

Por favor piensa por un segundo la última vez que te sentiste muy muy estresado…

Tal vez te dolió la cabeza, tuviste una fuerte indigestión, o probablemente te sentiste muy exhausto y de malhumor.

Al final tenías todas las emociones revueltas y las sensaciones del cuerpo de cabeza.

Esto pasa porque un estilo de vida saludable engloba 3 partes fundamentales: física, mental y social. Todas de igual importancia.

Cuando una de estas partes no se encuentra en un estado óptimo, repercute en todas las demás.

partes de una vida saludable.

Antes de seguir, ¿sabes qué es exactamente el estrés y por qué lo sentimos?…

¿Qué es realmente el estrés?

Es difícil definir. Pero, curiosamente viene de una palabra griega que significa apretar. (1)

El estrés es una reacción del organismo para afrontar una situación que se percibe como amenazante

¿Lo notaste? Es una situación “percibida”. De forma tal que es un estado mental que genera una reacción en el cuerpo.

Si te doy un cubo vacío y te dijo que me traigas un poco de estrés ¿podrías hacerlo?…  La respuesta es NO. Porque el estrés no es tangible, no puedes tocarlo o verlo. Es una creación de nuestra mente, puramente ilusoria.

No creo que una vida totalmente libre de estrés sea posible, pues es una respuesta para sobrevivir y afrontar los retos de la vida.

Hace muchos años, el estrés ayudaba a nuestros antepasados cavernícolas a sobrevivir en un ambiente hostil y lleno de peligros. Sentir estrés los ayudaba a salir corriendo de un peligroso león, o a luchar despiadadamente con un mamut para poder comer.

sentir estres por segundos nos ayudaba a sobrevivir

Sin embargo, en nuestros días el estrés es completamente diferente. No se mide en leones hambrientos, sino en miles de pendientes, exámenes y jefes malhumorados.

Lo que es aún peor, el estrés que sentimos no dura segundos, sino días e incluso ¡meses enteros!

Por eso, la mayor parte del estrés en nuestras vidas es completamente innecesario.

sentir estrés por mucho tiempo afecta tu salud

La mejor solución es prevenir el estrés antes de que aparezca y yo te digo cómo lograrlo. 

Pero antes, es importante que sepas lo que ocurre en tu cuerpo cuando sientes estrés y sientes que te sale humo por las orejas.

Mi cuerpo bajo estrés

Como ya sabes, el estrés es una respuesta ante una situación amenazante. Tu cuerpo secreta sustancias y hormonas que desencadenan una respuesta de huida ante el peligro (2).

Fíjate en los animales: cuando se sienten amenazados también sienten estrés, el cual activa varias reacciones en el cuerpo y los prepara para escapar o para pelear.

En nuestro caso, la reacción es similar. La relación entre pensamientos, emociones y sustancias en el cuerpo se basa en un principio clave: “minimizar el peligro y maximizar la recompensa”.

Cuando nuestra paciencia se agota y sentimos estrés, ocurre todo esto en nuestro cuerpo en unos cuantos segundos:

Cuando es una amenaza verdadera el cuerpo puede reaccionar enseguida, y al poco tiempo estabilizarse para continuar con las funciones normales.

El problema es que muchas veces estas situaciones “de peligro” no son reales, sino imaginarias.

Cuando esto ocurre el miedo se activa en nuestro cerebro como si se tratara de una amenaza real (que en realidad no existe).

Pero, si esto ocurre frecuentemente o en tiempos prolongados tu salud se empieza a poner en peligro. 

Si esta situación de tensión mental, física y emocional es prolongada puede:

  • Destruir tu reposo y patrón de sueño
  • Intervenir en los procesos de recuperación normal del organismo
  • Impide una correcta digestión de tus alimentos
  • Afecta tu sistema inmune ocasionando enfermedades
  • Un desbalance en tus niveles de azúcar en la sangre
  • Entre muchas otras consecuencias que no quieres tener…

La buena noticia es que solo necesitamos unos minutos al día para relajar nuestro cuerpo y así evitar que el estrés aparezca. 

¿Qué tengo que hacer para eliminar el estrés antes de que aparezca?

Una de las grandes formas de prevenir el estrés es meditando.

Déjame contarte que lo he comprobado conmigo misma. Hace unos meses atrás tenía un fuerte dolor en el cuello, no dormía bien y sentía como si me hubiera pasado un tren por encima.

Estaba claro: me había convertido en una víctima más del estrés.

Cuando fui consciente de que en en realidad el estrés era totalmente innecesario y además no me estaba ayudando a resolver los “problemas” que tenía, decidí hacer algo al respecto.

Empece a meditar.

Dedique un poquito de mi tiempo a cerrar mis ojos, respirar y tratar de escuchar a mi cuerpo (el cual me pedía a gritos un descanso).

Seguramente piensas que esta estrategia de meditar es aburridísima (tal vez con solo escuchar la palabra: me-di-tar, se te escapo un bostezo..)

Probablemente crees que mientras meditas todos los problemas y pendientes en tu vida comenzarán a aparecer como burbujas en tu mente.

Y tienes razón….

Eso fue lo que me pasó a mí. Mientras intentaba relajarme aparecían como fantasmas todos mis problemas (que me ocasionaban estrés), pero me limite a observarlos, sin ir corriendo detrás de estos pensamientos, y tampoco sin intentar detenerlos. Solo los observe desde lejos…

Y eso cambio completamente mi perspectiva sobre la meditación, pues el observar mis problemas sin hacer nada me genero paz y tranquilidad (a pesar de que estaban delante de mi).

La meditación no tiene porque se aburrida. Muchos se imaginan que solo es: estar sentado con los ojos cerrados y tratando de poner la mente en blanco. Pero la meditación es mucho más que simplemente eso.

Meditar es sentir conscientemente cada parte de tu cuerpo y relajarte.Es dejar que los pensamientos fluyan sin concéntrate en ninguno de ellos.

La meditación ayuda a prevenir el estrés porque relaja la mente, dejando fluir pensamientos agobiantes sin luchar en contra de ellos. 

La meditación es un tema increíble y por eso  quiero invitarte a formar parte de un próximo curso gratis para aprender a meditar

aprende a meditar curso gratis

 

¿Ya te inscribiste?…

(si aún no lo has hecho, haz click aquí)

Bien, seguimos con las 3 formas originales de iniciar tu camino hacia la meditación y a una rutina sin estrés.

Recuerda que estas técnicas deben de ser convertidas en hábitos. Para que prevengas la aparición del estrés y la ansiedad.

Las 3 formas originales de prevenir el estrés

El objetivo es usar estas actividades para profundizar en los recovecos de nuestra mente, escuchar a nuestro cuerpo y prevenir el estrés.

La buena noticia es que si eres constante estas actividades relax se convertirán en un hábito. Por lo que el estrés disminuirá en tu rutina diaria de forma automática.

1 Escucha música que te guste

1 escuche música que te guste

Pon música que te relaje y piérdete escuchando por lo menos una canción.  Yo ya lo intente y me dio grandes resultados.

Para ir al trabajo uso el transporte público y durante el camino hacía muchas cosas como leer, estudiar, etc. Pero un día, decidí escuchar música.

En el momento en el que apareció una de mis canciones favoritas, mi mente se alejó. Ni siquiera estaba concentrada, solo sentía mi respiración y una sensación de calma sobre mí. Creo que esos han sido uno de los 5 minutos más tranquilos que he sentido en mi vida.

Y no es casualidad. La música tiene un efecto positivo en nuestro cerebro, logrando cambiar nuestro estado de ánimo (3). Si esto fuera poco, un estudio científico demostró que la música puede tener un efecto analgésico aliviando el dolor (4).

Escucha una canción que te guste por lo menos una vez al día. Usa esa melodía como un escape y un momento para desconectarte.

Si eres más atrevido, mueve tu cuerpo y baila al ritmo de la música. No importa que tengas 2 pies izquierdos, solo siente la música.

Esta comprobado que bailar tiene un fuerte impacto en el cerebro, modificando incluso su plasticidad (forma) (5). Inténtalo y verás que bien te sientes después.

2 Come más despacio

2 come más despacio y saborea

Seguramente estás pensando: “¿Cómo puedo meditar mientras estoy comiendo?”

Comer se ha convertido en una tarea sin sentido apresurada para la mayoría de nosotros. Se ha reducido a abrir la boca, meter alimentos y tragar.

Tú puedes convertir tu hora del almuerzo en una terapia para lograr una calma interior y silenciar esas preocupaciones turbulentas que puedas tener.

Solo tienes que apreciar tu comida.

Huele tu comida, observa los colores, y siente su textura al masticar lentamente. En cada bocado piensa: ¿es picante, demasiado dulce, o salado? ¿qué textura tiene?…

Deja tu cubierto entre bocado y bocado, respira y relájate. El truco es estar en el momento, saborear y disfrutar cada bocado.

Recuerda que la comida nutre al cuerpo y no es una carrera, así que como más despacio.

Te recomiendo que leas este artículo, con todos los beneficios de comer más lento y como lograrlo.

Una vez que hayas dominado esto, encontrarás que la hora de la comida es un momento placentero. Y además comerás solo lo suficiente, ya que estarás escuchando a tu cuerpo desde muy cerquita.

3 Juega y diviértete

3 juega y diviértete

Crecemos y jugar solo se vuelve un vago recuerdo de nuestra infancia. Pero, esto tiene que dejar de ser así. Porque jugar estimula tu creatividad y además relaja tu mente.

Según el Wall Street Journal, más de 50 compañías importantes, incluyendo Nokia, Chrysler han incorporado la “ética de jugar” (6). Actualmente cuentan con una sala de juegos para los descansos de sus empleados. Algunas empresas van mucho más haya entrenado a sus ejecutivos con piezas Lego (8).

Si tienes niños pequeños o sobrinos, aprovéchalos para jugar y relajarte.

Pero si no es tu caso, consigue unas fichas lego, un rompecabezas o cualquier otro juego que despierte tu creatividad. Trata de jugar por lo menos 2 minutos al día. Diviértete mientras lo haces y aleja todos esos pensamientos que te ocasionan estrés.

Existen múltiples actividades que podemos convertir en hábitos para prevenir el estrés y dispersar nuestra mente. Por ejemplo: Salir a dar un paseo sin rumbo aparente, dibujar con lápices de colores, cocinar algo rico, leer, correr, jugar un deporte, etc.

Y a ti ¿qué actividad te sirve como terapia contra el estrés? comparte conmigo tu respuesta aquí abajo.

¡No olvides inscribirte gratisen el curso online para aprender a meditar! 

¿Conoces a alguien que vive estresado y de malhumor todo el día? ¡Comparte! 

Editado

Este artículo fue enviado primero a los suscritores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

Comentarios:

  • Oscar Conchello Serra

    Hola Tania, Este es mi articulo. Por desgracia tengo mucha experiencia en esto, y por desgracia mala. rápidamente os narro que hace justamente 1 año, mi cuerpo y mi mente dijeron basta. terminé ingresado en un hospital durante 14 días, paralizado de cuello para abajo. Después de eso, me han salido varias enfermedades, tanto físicas como psicológicas. Algunas de ellas no tienen cura y otras dejan una huella tan profunda que nunca, nunca se podrán borrar. Desde luego mi vida ha cambiado, y en ella no hay lugar para el estrés, porque ademas de llevarme a la situacion actual, me genera tremendos brotes que me deja postrado en una cama durante días y sin ganas de continuar con esto.
    Por cierto, soy joven, no fumo, no bebo, hacia mucho deporte, comida muy equilibradamente (tanto sale-tanto entra). Con esto quiero decir, que ninguno estamos a salvo de esta terrible realidad. Todos nos creemos invencibles, indestructibles, que podemos con todo y mas, hasta que un día te ves en una cama de hospital luchando por salvar tu vida.
    Desde aquí, como bien dice Tania, os invito a probar la meditación. A mi, el mayor esceptico del mundo en estos lares, me está ayudando mucho.
    Medito todos los días sin falta. Unos días 10 minutos, otros 40. Al principio, como no sabia, me busque un audio de ayuda, ahora ya soy un master y lo hago sin música ni ayuda, solo escuchando a mi cuerpo.
    Quiérete y cuidate. Nadie lo hará por ti.

    • Hola Oscar
      Muchas Gracias por compartir tu historia. Y felicidades por tus grandes avances.
      Un saludo

    • Teresa

      Tengo 14 años, mi vida está llena de problemas, tanto familiares, escolares, psicológicos y sociales.
      El estrés está conmigo las 24/7 ya no lo soportaba, muchas veces pensé en suicidarme, hasta que encontré esta página la cual me ayudó bastante, he estado reparando mis problemas poco a poco y ya no soy como antes, me siento una persona completamente diferente…

      • Hola!
        gracias por tu confianza, realmente impactante tu comentario. Me da mucho gusto que no te des por vencida y que decidas mejorar tu vida poco a poco, y me alegro que este espacio te haya dado el empujón que te hacía falta.
        De cualquier forma por favor acude con un profesional de la salud que te evalúe de cerca, sobretodo si sientes que de repente los problemas te están sobrepasando. Un fuerte abrazo!

  • Pingback: Parte 1: Las 5 formas de ser más feliz y sentirte bien (basado en ciencia) - Habitualmente()

  • Pingback: Descubre los beneficios que recibes cuando aprendes a meditar - Habitualmente()

  • Pingback: Parte 2: Las 5 formas de ser más feliz y sentirte bien()

  • Pingback: INFOGRAFÍA: 21 formas inesperadas de tener hábitos sanos()

  • Pingback: Una simple estrategia para combatir el estrés y 5 hábitos que lo acumulan (sin darte cuenta) - Habitualmente()

  • Pingback: La mejor estrategia para desaparecer a los hábitos compulsivos()

  • Pingback: Infografía: 16 formas no convencionales para reducir ansiedad y estrés()

Mobile Analytics

© 2014 – 2017 habitualmente.com

496 Cariños
229 229 36