Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Los 2 principios más importantes del minimalismo para ser más productivo (y evitar el burnout)

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí

Es una realidad: no podemos ser productivos todo el tiempo y, de hecho deberíamos dejar de intentarlo. Claro que habrá periodos con una carga de trabajo mayor, pero, cuando empujamos nuestros límites de forma lineal y sobre todo ignoramos las señales de nuestro cuerpo, es cuando los problemas graves aparecen.

Para mí, el atractivo del minimalismo proviene de la idea de que la vida puede simplificarse sin sacrificar la calidad, y eso puede aplicarse también en nuestra forma de trabajar. Tal vez, el secreto no es esforzarnos por hacer más, sino ir en la dirección opuesta: esforzarnos por hacer menos (pero con más intención) ¡y qué bien se siente solo de leerlo!

Porque aunque suene contradictorio, recuerda que no eres Superman y no necesitas hacerlo todo. A continuación encuentras 2 principios simples para adoptar una productividad minimalista y evitar el famoso «burnout».

“Sentirte productivo y ser productivo son cosas distintas”- Matt D´Avella

Hay una nueva epidemia.

Está amenazando con poner en riesgo tu productividad, bienestar y salud. Lo peor es que 1 de cada 5 adultos trabajadores está padeciendo mientras lees esto 1

Se conoce como “el síndrome de burnout” 2 que se puede traducir como “el síndrome de quemado” y, su aparición desencadena un incendio de consecuencias negativas: síntomas de depresión, fatiga crónica, problemas para dormir, riesgo de enfermedad cardíaca, entre otras secuelas graves para tu salud física y mental 3

El síndrome del burnout está apareciendo en todo el mundo.

Japón tiene una cultura trabajadora y exigente, pero también las cifras más altas de burnout entre sus trabajadores, a tal grado que algunos han muerto o se han suicidado debido a la carga de trabajo 4. Y lo mismo ha ocurrido en China 5, America Latina, algunos países europeos y Estados Unidos.

Pero, ¿cuál es la chispa que desencadena el síndrome del burnout?…

Yo también me hice la misma pregunta, por eso ¿qué te parece si hacemos una pequeña investigación?

Primero, debemos consultar la definición del síndrome del burnout.

Burnout: colapso físico o mental causado por el exceso de trabajo o estrés 6

¡Aja! entonces es el estrés una de las causas del burnout, por lo tanto, la pregunta inmediata que nos debemos plantear es la siguiente: ¿qué está ocasionando el estrés en el trabajo?

Bueno, leí un par de artículos relacionados y resulta que existen muchas fuentes de estrés laboral. Por ejemplo, la carga de actividades, las fechas límites ajustadas, demasiada responsabilidad o la falta de apoyo administrativo.

Pero te sorprenderá saber que una de las fuentes principales de estrés, es la sensación de falta de tiempo.

Más de la mitad de los encuestados que aseguran no tener suficiente tiempo, también experimentan estrés de forma frecuente 7  y ansiedad, en mayor medida que años anteriores 8

Todo empieza a tener más sentido ¿cierto?

La última y necesaria pregunta tiene que ser esta: ¿por qué tenemos una sensación de falta de tiempo?

¡Claro! La respuesta es obvia: porque tenemos mucho por hacer, demasiadas tareas, muchas prioridades y un exceso de distracciones.

Trabajamos mucho en nombre de la productividad, pero terminamos siendo personas infelices, insaludables y contradictoriamente improductivas.

La conclusión de esta pequeña investigación es la siguiente: la sensación de falta de tiempo, genera mucho estrés y aumenta el riesgo del burnout.

Quizás en este párrafo, sería bueno reflexionar un poco acerca de nuestra productividad personal y empezar a ajustar la balanza del trabajo en el nivel más saludable (por supuesto, sin tener que descuidar las responsabilidades laborales). 

Tal vez la solución es más simple de lo que pensamos y, solo se trata de hacer tu planeación un poco diferente, ajustar tu rutina para evitar distracciones o cambiar la cantidad de tareas, por la calidad de tareas.

Probablemente lo anterior te ayude a liberar un poco de tiempo en tu día, disminuir el estrés y por ende, todas las consecuencias que esté puede ocasionar.

Y ¿cómo lo podemos lograr?…

Te presento a la productividad minimalista.

La productividad minimalista

Algo que me gusta mucho de ir a clases de yoga (y pasando a un tema más positivo) es que tú no empujas a tu cuerpo para adaptarse a todas las posiciones, es al revés: tu adaptas estos ejercicios según cómo sientes tu cuerpo en ese momento.

Quizás hoy amaneciste un poco más exhausto o tenso de lo normal y ese “perro mirando al suelo” no es igual que, por ejemplo, la semana pasada cuando regresaste de tus vacaciones y dormiste estupendamente bien.

Y la razón principal de porque me gusta tanto este principio, es porque no somos máquinas o robots, sino seres humanos dinámicos, con días mejores que otros.

Lo mismo ocurre en otras áreas, como en nuestra productividad personal. Esforzarnos en mantener el mismo nivel de exigencia todo el tiempo, hace que inevitablemente sacrifiquemos otras cosas mucho más importantes y valiosas que tus objetivos personales.

Está muy bien trabajar duro para tener un mejor puesto, quizás conseguir un negocio exitoso o sobresalir en tu profesión, pero ¿cuánto de tu bienestar estás dispuesto a intercambiar por conseguirlo?

Todo lo anterior, no quiere decir que le abramos la puerta a la pereza y a la procrastinación, tampoco se trata de vivir sin ambiciones, simplemente hay que empezar a darle importancia a lo importante.

Y darle importancia a lo importante, es parte de la filosofía minimalista.

Mi intención aquí no es cambiar completamente tu estilo de vida en dirección al minimalismo (aunque tampoco está de más), sino adoptar algunos principios que aporta el minimalismo y aplicarlos en tu productividad diaria.

La buena noticia es que poco a poco esa mentalidad se expande en más áreas de tu vida.

Entonces, ¿estás listo?…

Aquí te dejo 2 principios minimalistas que mejoran tu productividad, y algunas estrategias para ponerlos en práctica.

1.  Menos prioridades

El minimalismo tiene que ver con la calidad sobre la cantidad.

¿Sabías que la palabra prioridades era prácticamente inexistente hace 70 años?…

Esto lo leí de un libro que te recomiendo llamado «Esencialismo«9 y realmente pensé que no era cierto.

Por eso, me di a la tarea de comprobarlo yo misma y con la palabra en español. Existe una herramienta de Google que te permite analizar en cuántos libros ha aparecido una palabra, nombre o término a lo largo del tiempo.

Y me quedé impactada.

En la gráfica de aquí abajo puedes ver que efectivamente la palabra “prioridad” era ya conocida desde antes el 1800, sin embargo, su plural la palabra “prioridades”, comenzó a hacer su debut en los libros a partir del año 1940. Según los datos, las prioridades se han vuelto bastante populares básicamente desde el año de 1980 (y no antes)

Solo por curiosidad, decidí hacer la búsqueda con la palabra “burnout” y, no me sorprendió el resultado.

Este fue el resultado: al igual que las prioridades, la palabra «burnout» y «burnout syndrome» (en español «síndrome de quemado) han despegado durante la misma franja de tiempo que las prioridades.

Me pareció interesante mostrarte estos resultados, porque creo que estamos perdiendo nuestra capacidad de discernir lo que es prioridad y, en un mundo dónde todo parece ser importante, es normal esforzamos para intentar hacerlo todo.

Tenemos una tendencia de acumular prioridades, como si fueran calcetines en oferta.

No todo cabe en nuestro día y, el resultado de intentarlo es sentirnos abrumados, con una sensación de falta de tiempo, de insatisfacción personal y esa terrible sensación que muchos conocemos: estrés.

La palabra prioridades no existía hace 70 años (y tampoco el burnout)...

Por lo tanto, ¿no deberíamos tener una prioridad a la vez?

Toma acción

Divide tu día en etapas y, establece una prioridad para cada rango de tiempo

Me parece que el intentar tener una sola prioridad en todo tu día, es un nivel de minimalismo avanzado.

Por eso, a mí me ha funcionado elegir una actividad o tarea prioritaria para cada etapa de mi día. En el ejemplo de aquí abajo, trate de hacerlo incluso en otras áreas no laborales, fíjate:

  • Prioridad antes del trabajo: hacer mi ejercicio
  • Prioridad en la mañana: escribir 500 palabras
  • Prioridad en la tarde: terminar de responder correos
  • Prioridad en la noche: pasar tiempo con mi esposo

Cuando sabes que hay una tarea importante y logras terminarla, experimentas una sensación de satisfacción personal lo que impulsa la productividad del resto de tareas “no importantes”.

Esta forma de priorizar no hace que tu lista de pendientes o de tareas sea más pequeña, solo te ayuda a discernir lo que es una prioridad.

Además estoy segura de que si ya tienes claro la tarea o actividad que sí es importante, entonces, será mucho más fácil empezar sin procrastinar y terminar lo que empiezas.

Cómo terminar lo que empiezas y trabajar de forma efectiva con esta simple fórmulaCómo terminar lo que empiezas y trabajar de forma efectiva con esta simple fórmula

2. Menos distracciones y multitasking

El minimalismo enseña que el hacer más, no siempre es mejor.

Todos tenemos mucho trabajo que hacer, estamos ocupados, tenemos fechas límite para cumplir, reuniones para asistir, correos electrónicos para responder, tareas por terminar y encima de todo esto tenemos muchas, muchísimas distracciones.

Las cosas que nos distraen pueden ser tan simples como tener el móvil cerca de ti, tener mucho desorden ente área de trabajo o tratar de hacer muchas tareas al mismo tiempo.

Según la Asociación Americana de Psicología, existen tres tipos de multitasking 10

  1. Multitarea clásica o multitasking que es intentar realizar más de una tarea a la vez
  2. Cambio rápido de tareas o pasar de una tarea a otra en rápida sucesión
  3. Cambio de tarea por una distracción, antes de que se complete la primera tarea.

Desde mi punto de vista, el multitasking y el cambio rápido de tareas, son exactamente lo mismo, porque cuando intentas hacer más de una tarea al mismo tiempo, tu atención se alterna entre ellas.

Pensarás que no tiene nada de malo si haces una pausa en este punto para revisar rápidamente tu correo electrónico o responder ese WhatsApp que acaba de hacer su aparición en tu pantalla, pero ¡no lo hagas! es realmente malo para tu cerebro…

Un estudio del 2014, descubrió que incluso las interrupciones breves de dos o tres segundos son suficientes para duplicar la cantidad de errores que los participantes cometieron en una tarea asignada 11

Otro estudio de Microsoft, me dejó con la boca abierta 12. Y es que debido al mundo digitalizado, un adulto tiene en promedio un rango de atención de ¡8 segundos!

Espera, aquí viene lo peor.

Un estudio de la Universidad de Sussex escaneó los cerebros de las personas que se involucraban en diferentes grados de multitarea. Lo que encontraron fue impactante: las personas que cambiaban de una actividad a otra, poseían menos materia gris en una área del cerebro asociada con el procesamiento cognitivo y emocional 13En otras palabras, intentar hacer todo al mismo tiempo está literalmente alterando la química de tu cerebro.

Con cada cambio de atención, estás perdiendo tiempo y energía, lo que contribuye a esa sensación de estrés.

Una forma de darle la importancia necesaria es imaginando esta analogía:

Cuando quieres plantar una semilla para cultivar algún fruto, primero tienes que hacer espacio arrancando de raíz todas las hierbas y plantas que crecen esa área ¿por qué? porque la tierra no tiene los recursos suficientes para hacer crecer ambas cosas al mismo tiempo.

Con tu energía y tiempo ocurre exactamente lo mismo, es importante tener claro lo que quieres cosechar en el futuro, para así, no desperdiciar valiosos recursos tratando de hacer crecer todo a la vez.

Quizás es momento de preguntarte ¿qué resultado quieres alcanzar en el futuro? ¿qué distracciones están obstaculizando tu crecimiento? 

Toma acción

Cuando escribas tus tareas del día, añade también un objetivo

Tener a la vista un breve recordatorio de por qué tenemos que hacer una tarea determinada, nos ayuda a darle más intención, propósito y dirección. Cuando te distraigas, o tengas el impulso de cambiar de tarea, quizás ese objetivo te ayudé a retomar la tarea con más foco.

Además el ejercicio de reflexionar y preguntarte ¿cuál es el objetivo que busco con cada tarea?, te ayuda a descartar aquellas que no son realmente importantes, liberando más tiempo en tu día. 

Recuerda que no es cuestión de cuántas tareas tienes por hacer, sino de entender para qué o por qué las deberías hacer.

Te comparto mi ejemplo:

  • Tarea: terminar el artículo sobre macronutrientes
    • Objetivo: dar información de alimentación importante y SEO
  • Tarea: responder comentarios del nuevo artículo
    • Objetivo: tener un acercamiento con los lectores, recibir feedback.

El agujero negro en tu agenda y la planeación fantástica ¡rescata tus tareas importantes!El agujero negro en tu agenda y la planeación fantástica ¡rescata tus tareas importantes!

Minimiza las cosas que están en tu área de trabajo

Tener muchas cosas en tu campo de visión, también puede contribuir a que te distraigas fácilmente.

Un estudio de una reconocida universidad, encontró que demasiados estímulos visuales en una estación de trabajo compiten por nuestra atención, dejando menos poder mental para enfocarnos 14

Mientras tanto, una investigación de Harvard encontró que aquellos con un espacio de trabajo ordenado podían realizar una tarea desafiante 1.5 veces más rápido que aquellos en un entorno desordenado 15

Empieza a organiza mejor tu área de trabajo y notarás la diferencia.

Cómo ser la persona más organizada del planeta con una fórmula secreta japonesaCómo ser la persona más organizada del planeta con una fórmula secreta japonesa

Sin duda, el tener una productividad minimalista requiere de un poco más de reflexión e intención que de acción, pero, te ayuda a plantearte las preguntas necesarias para descartar lo que no es importante y así hacer espacio para lo que sí es.

De hecho al escribir este artículo, tuve que deshacerme de la mitad de lo que ya había escrito, me di cuenta de que simplemente no era necesario.

Y tú ¿de qué tareas te vas a deshacer?… te veo en los comentarios de aquí abajo. 

Ayuda a más personas a evitar el burnout y trabajar con más sentido ¡comparte!

  1. https://hbr.org/2018/02/1-in-5-highly-engaged-employees-is-at-risk-of-burnout
  2. https://hbr.org/2018/02/1-in-5-highly-engaged-employees-is-at-risk-of-burnout
  3. https://www.gallup.com/workplace/237059/employee-burnout-part-main-causes.aspx
  4. http://www.ilo.org/safework/info/publications/WCMS_211571/lang–en/index.htm
  5. https://www.nytimes.com/2010/06/07/business/global/07suicide.html?pagewanted=all
  6. https://en.oxforddictionaries.com/definition/us/burnout
  7.  https://news.gallup.com/poll/103456/time-pressures-stress-common-americans.aspx
  8. https://www.statista.com/statistics/867055/anxiety-since-last-year-us-adults/
  9. de Greg McKeown (Essentialism: The Disciplined Pursuit of Less)
  10. https://www.apa.org/monitor/oct01/multitask
  11. https://psycnet.apa.org/record/2013-00033-001
  12. http://time.com/3858309/attention-spans-goldfish/
  13.  http://www.sussex.ac.uk/broadcast/read/26540
  14.  https://www.theguardian.com/lifeandstyle/2018/oct/14/the-lost-art-of-concentration-being-distracted-in-a-digital-world
  15.  https://hbr.org/2015/01/why-a-messy-workspace-undermines-your-persistence

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

15 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pilar

    Muy interesante e importante este tema Tania. Creo que es muy fácil acelerarse hoy en día, la tecnología va muy bien pero a menudo hacemos muy mal uso y como tu dices a nuestro cerebro le perjudica.
    A mi me gustaría añadir un tercer punto, o hasta cuatro: la importancia de la respiración y el movimiento. En el cuerpo está la respuesta, la solución.
    Es importante, eso creo y al menos para mí, adquirir un nuevo hábito de introducir pequeñas pausas para ser conscientes de nuestro cuerpo (su postura, por ejemplo), y de la respiración (cómo estamos respirando?).
    Es decir, tenemos que introducir pequeños movimientos corporales (actividad física) y técnicas de respiración en la vida cotidiana. Está muy bien ir a clases de yoga u otras disciplinas, pero hay que llevarlas al sitio de trabajo: practicar Yoga en el trabajo, dos o tres minutos, quizá más, varias veces al día. Yoga u otra disciplina de tu predilección.

    Creo que es urgente aprender a incorporar estos recesos creando así pequeños espacios de silencio y atención plena que nos ayuden a no escaparnos del presente y vivir más en el aquí y ahora. Porque si no vivimos en estrés, y el cuerpo es sabio, nos podemos enfermar, tal y como dices, pero también podemos curarnos, tenemos la herramienta: nuestro cuerpo (que incluye la mente).

  2. Hola tania . Te cuento que me agrado mucho el artículo de minimalismo. Aunque yo ya había leído un artículo de minimalismo por una escritora llamada Ana de España radicada en paris pero ahora tú me haz complementado más la información. Ella me habló de mary kondouna chica japonesa experta en el orden pero tute haz inclinado más en el factor tiempo que es muy válido por lo demás bueno que estés muy bien un abrazo fuerte.
    José David.
    pD.te cuento a modo minimalismo que me di de baja de el Facebook que a pesar de tener cosas interesantes había que ver un montón de inutilidades ordinariedades.

    1. Tania Sanz

      ¡Hola Jose! Gracias por el aporte y, tienes razón, facebook puede ser una fuente de muchas distracciones. Como yo lo uso también para promocionar artículos de Habitualmente, he encontrado un extensión de Google Chrome que bloquea todo el feed de noticias, así disminuye las distracciones al entrar a facebook. Se llama «News Feed Eradicator».

  3. Israel

    Hola … Primero quiero agradecer por tan valiosa información ( que por cierto ya he compartido)… Y quiero agregar que desgraciadamente la mayoria de las personas estamos envueltas en un mundo tan *acelerado* y creemos que si no nos subimos a ese tren de vida quedaremos fuera de contexto sin embargo, la realidad nos dice que en la medida que no enfoquemos nuestra energía perderemos nuestras capacidades innatas por una ignorancia total de nuestra existencia… gracias nuevamente por la información compartida… Saludos

    1. Tania Sanz

      ¡Que bueno saber que te ha sido de utilidad! Muchas gracias por compartir Israel y ya es hora de bajarnos de ese tren.

  4. Leobardo Tello

    Es gratificante cambiar de rutina y dejar las prioridades a las que erróneamente nos sometemos día a día. En este momento lo estoy comprobando gracias. Esté fin de semana me encuentro en Atlixco para un evento social

    1. Tania Sanz

      Creo que le has dado al clavo con la palabra «someter» porque parece que nos ponemos prioridades como una penitencia. Muchas gracias por leer Leobardo.

  5. fausto

    Sí, me doy cuenta que siempre he sabido lo que me distrae y la dispersión de la atención. El abrumarme con compromisos ajenos y personales, me lleva a no terminar la gran mayoría de las tareas prioritarias porque me imponía más de las posibles.
    Releeré y pondré en modo ¡acción! para seleccionar prioridades y quedarme con la principal, es decir, una ala vez.

© 2014 – 2019 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 302
31 36 38 20 208
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida