Cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida

Las 6 mejores estrategias científicas para estudiar más rápido y mejor

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí

Ya sea para aprender un idioma, aprobar una materia, superar un curso o terminar tu carrera, estudiar es una actividad a la que nos tenemos que enfrentar todos alguna vez, el problema es que generalmente viene acompañada de estrés, procrastinación, aburrimiento y ansiedad.

Si todo lo anterior te suena sumamente familiar ¡tengo buenas noticias!, a partir de ahora dejarás de sufrir en la víspera de un examen, porque aprovechar al máximo tus sesiones de estudio y hacerlo más divertido no es tan difícil como parece…

En este artículo encuentras 6 estrategias científicas que te ayudarán a estudiar de forma inteligente, más rápido y mejor. Tus calificaciones se merecen un upgrade y tu mente un descanso, sigue leyendo para descubrir de qué se tratan.

Recibe gratis tu plantilla con los pasos para estudiar mejor


El éxito no es un accidente. Es trabajo duro, perseverancia, aprendizaje, estudio, sacrificio y, sobre todo, amor por lo que estás haciendo o aprendiendo a hacer. – Pelé

Eran las 2 de la madrugada.

No me acuerdo el número de tazas de café que había tomado durante esa noche, solo sabía que tenía que pasar ese odioso examen.

Pero, tomar litros y litros de café para continuar estudiando hasta el amanecer no me estaba dejando nada bueno.

De hecho, se ha visto que las personas que estudian durante la noche, pero que no duermen bien, o duermen menos de 6 horas, no logran memorizar los conceptos correctamente porque la falta de sueño disminuye la capacidad de tu cerebro y aumenta el estrés 1

Estaba claro que mi problema era la forma poco efectiva en la que estaba estudiando.

En ese entonces, me hubiera encantado saber cómo estudiar mejor para los exámenes y tener a la mano ciertas técnicas de estudio que me ayudaran a invertir efectivamente mi tiempo y mi energía (sin poner en la cuerda floja mi bienestar).

Así que me di a la tarea de investigar el tema y, encontré un estudio publicado en una reconocida revista científica. Los resultados de este estudio demostraron que estudiar y luego hacer una pequeña prueba para recordar lo recién aprendido, te ayuda a retener hasta un 50% más de la información. 2

Estudiar y hacer una pequeña prueba tratando de recordar lo recién aprendido, mejora tu retención en un 50%

Esto es en realidad un asombroso descubrimiento, pero, ¿cómo podemos estudiar esa información en primer lugar? 

En este artículo te resumo 6 de los mejores métodos científicos para que estudiar sea muy simple, repasar con una pequeña prueba sea pan comido y aprobar ese examen esté garantizado.

Share on Pinterest

Share on Pinterest

Pero ¡espera!

Antes de que empieces a estudiar, es muy importante que trabajes con tu mente.

A continuación encuentras 3 puntos importantes que te ayudarán a mejorar tu relación con el estudio para suavizar esa resistencia mental y tener el hábito de estudio.

¡No te saltes esta parte!

Primero, cambia tu perspectiva sobre estudiar

Cuando estudiar se convierte en una tortura, nuestro cerebro crea una resistencia, lo que te hace procrastinar el momento de abrir ese libro y además te cuesta más concentrarte lo que impide aprovechar tu tiempo de estudio al máximo.

Por eso es importante que mejores tu perspectiva sobre el hábito de estudio.

Estos 3 puntos te ayudan a mejorar tus pensamientos sobre el estudio:

1. Confía en ti mismo ¡tú puedes!

Se ha demostrado que el simple hecho de creer en tu propia inteligencia, mejora instantáneamente tu capacidad de aprender, pensar, y retener información 3.

Así que empieza por confiar en ti mismo.

2.- Descubrir cosas nuevas es natural para tu cerebro y ¡necesario!

Cuando le das a tu cerebro una tarea para memorizar, entender o resolver un problema, estás realmente experimentando con millones de años de adaptación. Si los hombres primitivos no hubieran sido curiosos no hubiéramos sobrevivido y mucho menos evolucionado.

Según el biólogo John Medina, el 99% de las especies que han vivido en el planeta tierra, están extintas a día de hoy. Por lo tanto, existen dos formas de adaptarse al ambiente para sobrevivir, o te vuelves más fuerte o te vuelves más inteligente, y nosotros elegimos la segunda opción.

Piensa en esto: un bebé nace con el deseo natural de entender el mundo a su alrededor y aprender. Somos exploradores natos y tenemos un insaciable deseo de conocimiento.

Cuando tenemos esto en mente, estudiar se convierte simplemente en un paso para obtener esta deseada recompensa de saber, lo que nos lleva al siguiente punto.

3.- Aprender es adictivo

Según algunos neurocientíficos aprender algo nuevo activa en el cerebro las mismas áreas de recompensa que las drogas o que los juegos de apuesta. 4

Esto pasa porque cuando aprendes algo nuevo tu cerebro segrega dopamina (una sustancia poderosa que te hace sentir bien).

Y la dopamina es el pegamento de tu cerebro.

Sí, la dopamina es como el pegamento que te ayuda a retener la nueva información en tu memoria, es decir, que cuando la dopamina está presente en tu cerebro recordarás esa situación, experiencia o información relevante.

Así que una vez que tengas una mejor actitud mental frente al estudio, te toca a ti elegir alguna de las siguientes estrategias científicas para aprender mejor y estudiar en tiempo récord.

¡Vamos a ello!

Estrategia 1: Haz que la información sea novedosa y divertida

A tu cerebro le gustan las cosas nuevas y solo presta atención a aquellas que sean divertidas, lo que significa que la única forma de liberar más dopamina y retener la información es convertir el estudio en una tarea divertida o novedosa.

-Pero, ¿cómo? si estudiar es la cosa más aburrida del universo…

Verás que hacer del estudio algo novedoso y divertido es muy fácil, lo único que tienes que hacer es darle un toque diferente.

Estas son algunos consejos para poner en práctica:

  • Compra marcadores de colores y subraya la información más importante. El olor a nuevo y la nueva visibilidad de la información te entusiasmará para estudiar.
  • Crea una historia a partir de los detalles que necesitas recordar. Una historia hace que la información sea más significativa, lo que te ayudará a darle un nuevo toque que cautivará a tu cerebro. En mi experiencia, dibujar la historia y crear personajes me dio resultado cuando tenía que aprender el complejo ciclo de Krebs (el ciclo que crea energía en tu cuerpo); contar una historia hizo que lograra aprenderlo en tiempo récord.
  • Lee toda la información y grábala en audio, después escucha el audio y sigue la lectura, por lo que guardarás mentalmente la información de dos formas: visual y auditiva. Está comprobado que esto te ayuda a retener la información, porque se presenta en una forma atractiva y nueva para tu cerebro 5
  • Cambia el material a estudiar en la misma sesión. Esta técnica ayuda a darle el toque nuevo a los contenidos y te ayudará a encontrar la solución a un problema o a entender mejor los conceptos al retomarlo.
  • Dibuja la información en gráficos o mapas mentales, esto hace que puedas visualizar de una forma novedosa los conceptos escritos y, además, a entender la información (no sólo memorizarla) 6

Estrategia 2: Separa los tiempos de estudiar

Tendemos a procrastinar porque vemos que estudiar se convierte en una tarea gigante por completar. Dejarlo para luego solo ocasiona que terminemos estudiando bajo estrés y de forma poco saludable.

En cambio, espaciar los momentos de estudio te ayuda a absorber mejor la información, y es precisamente en lo que consiste esta nueva técnica de aprendizaje llamada “repetición espaciada”. 7

Esta técnica consiste en dividir la información en trozos pequeños y revisarlos consistentemente durante un largo período de tiempo.

Algunas investigaciones han demostrado que el tiempo promedio máximo de atención es de 18 a 20 minutos. Por eso, algunas de las conferencias más importantes en el mundo, como TED, exigen que la presentación dure ese tiempo.

Tener un tiempo definido de estudio te ayudará a dividir en pequeños trozos toda la información, lo que evita saturarte y entrena tu disciplina.

El estudiar y en general cualquier actividad que requiera de tu atención completa es algo parecido a levantar pesas en el gimnasio, haces algunas repeticiones y luego descansas un poco, para que tus músculos puedan continuar. Lo mismo pasa con tu cerebro, poco a poco se agota y tus niveles de ansiedad aumentan. Por lo tanto, es importante espaciar los momentos de estudio para darle un merecido respiro a tu mente.

Estrategia 3: Estudia en lugares diferentes

Cambia de lugar constantemente, te ayudará a concentrarte mejor y a relacionar una experiencia nueva con la información, lo que mejora el aprendizaje y la retención, además, te obliga a hacer pequeñas pausas sumamente necesarias.

Según un estudio, cada vez que nos movemos (de la biblioteca a la cafetería o de la cafetería a la comodidad de tu sofá), forzamos al cerebro a formar nuevas asociaciones con el mismo material para que se convierta en una memoria más fuerte. 8

En lo personal, esta técnica es de mis favoritas, he visto que mi productividad mejora pues tengo que moverme más y evitar estar sentada por largos periodos de tiempo, algo que se relaciona con la siguiente estrategia.

Estrategia 4: Haz un poco de ejercicio antes de empezar a estudiar

Si tienes que elegir un camino para comenzar a mejorar toda tu vida, simplemente haz ejercicio. Es un hábito que suscribo totalmente por sus múltiples beneficios, incluyendo los beneficios en tu cerebro 9

El ejercicio crea, mejora y fortalece las conexiones neuronales, lo que quiere decir que a corto plazo el ejercicio puede ayudarte a retener la información necesaria para aprobar ese examen en puerta. Según varios estudios, después de una sesión de ejercicio, tu cerebro tiene una mejor capacidad de retener nueva información. 10 11

Hacer un poco de ejercicio es una gran solución porque también te ayudará a reducir el estrés y ansiedad que el estudiar puede generarte.

Si no es posible hacer un poco de ejercicio, ¿por qué no empezar a meditar?…

Se ha comprobado que meditar disminuye los niveles de estrés, lo que te ayudará a absorber de una mejor forma los temas a estudiar 12. Además te ayuda a controlar tus propios pensamientos, una habilidad de gran utilidad para concentrarte mejor.

Estrategia 5: Come algo saludable ¡en tus pausas!

Es un hecho científico: las pausas son indispensables pues aumentan tu productividad y mejoran tu capacidad para enfocarte mejor. 13

Además, así como en los pits de las carreras de autos, tú también puedes aprovechar esa pequeña pausa para llenar el tanque de energía saludable.

Tu cerebro consume demasiada energía al estudiar, se queman calorías al procesar nueva información. Por eso, es importante que el flujo de glucosa (azúcar) a tu cerebro sea constante. Esto no quiere decir que comamos cualquier cosa azucarada llámese dulces, bebidas energéticas o galletas hasta reventar, se trata de comer un alimento sano que contenga fibra.

Una pieza de fruta es una excelente opción para comer entre tus sesiones de estudio.

Una pieza de fruta aportará la glucosa necesaria pero, gracias a la fibra presente, ésta se absorberá de forma pausada, lo que mantiene una atención constante en tu cerebro.

Otro excelente snack para antes del examen son los frutos secos. Según un estudio, su contenido de grasas saludables te ayudan a concentrarte mejor durante la prueba14.

Así que un puño de frutos secos (preferentemente sin sal y sin freír) como nueces, almendras, o pistachos será una excelente opción.

Estrategia 6: Resume los puntos en 140 caracteres

La investigación neurocientífica ha demostrado que para retener la información, nuestro cerebro necesita ver primero los rasgos más importantes sobre un concepto antes de pasar a los detalles.

Este es un claro ejemplo que leí en un libro: si nuestros antepasados veían un tigre acercarse no recordaban, ¿qué raza es?, o ¿cuántos dientes tiene?, lo único que recordaban era ¡corre!

El mismo principio es una estrategia excelente para tener más claridad acerca de lo que estarás estudiando, te obliga a organizarte mejor, disminuye la resistencia mental, la procrastinación y las excusas. Además, esto te ayuda a repasar posteriormente los mismos conceptos de forma simple y práctica.

Sin embargo, es probable que 140 caracteres sea muy poco, si es el caso, te aconsejo que pongas en práctica la regla de 3:

Regla de 3: Resume los puntos más importantes de un tema en 3 puntos (aún mejor si son frases con 140 caracteres)

¡Listo! ahora ya tienes muchas estrategias efectivas que te ayudarán a estudiar de forma saludable, a sacarle el máximo provecho a tu tiempo y energía y, sobre todo, te impulsarán a sacar la mejor nota en tu próximo examen.

Aquí te dejo un resumen de todas las estrategias para estudiar

Sin embargo, es probable que justo ahora te estés preguntando:

¿Cómo puedo ponerlas en práctica?

¿Cómo definir qué estrategia utilizar?

¿Con cuál estrategia empiezo?

¿Se pueden combinar?

Para ayudarte un poco más a detalle, tengo una plantilla gratis con una serie de pasos que te garantizan una sesión de estudio de mucho provecho.

Ló único que tienes que hacer es seguir 6 pasos fáciles y prepararte para sacar mejores notas

¡Descarga gratis tu plantilla para estudiar aquí!


Y tú ¿qué técnica de estudio sigues? ¡comparte tu secreto en los comentarios!

Ayuda a que más personas en el mundo tengan mejores notas ¡comparte!

  1.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22529774
  2.  http://science.sciencemag.org/content/early/2011/01/19/science.1199327
  3.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1838571/
  4.  https://www.nature.com/articles/nrn1406
  5.  http://content.apa.org/journals/cep/64/4/227
  6.  https://www.nsf.gov/news/news_summ.jsp?cntn_id=118432
  7.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22411798
  8. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18980405
  9.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2680508/
  10.  http://www.cell.com/cell-metabolism/fulltext/S1550-4131(13)00377-X
  11.  http://www.cell.com/trends/neurosciences/pdf/S0166-2236(02)02143-4.pdf
  12. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23175619
  13.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21211793
  14.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16491653
Editado

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

16 Comentarios:

  1. Claudia

    Excelente artículo!!! Lo pondré en práctica y lo envié a mis hijas. Gracias

    1. Tania Sanz

      Estoy segura de que les será su salvación en época de exámenes.
      Un abrazo y ¡gracias por leer!

  2. maria eugenia diaz

    Muchas gracias, son muy asertivas tus recomendaciones. Ahora a ponerlos en practica. Súper…

    1. Tania Sanz

      ¡Bien dicho! a ponerlas en práctica 🙂
      Gracias por leer María Eugenia.

  3. NEREYDA

    HAY IDEAS, CONSEJOS Y ESTRATEGIAS QUE SON INSUPERABLES, ESTAS SON UN EJEMPLO DE ELLAS. FELICITACIONES! GRACIAS POR AYUDARME

    1. Tania Sanz

      Gracias por tu valioso comentario ¡me alegro que te sean de utilidad!

  4. Francisco Solorzano

    Estimada Tania: He recibido tus lecciones de superación. La información sobre los buenos hábitos de estudio me parece excelente y, sobre todo práctica y efectiva. Hasta ahora no he podido adquirir ninguno de tus ofertas, pero espero poder hacerlo. De momento me interesa saber si el libro sobre los hábitos efectivos está disponible en Amazon, para tenerlo en forma digital en mi Kinddle?

    1. Tania Sanz

      Hola Francisco,

      Me alegro que te sea de utilidad los contenidos.
      Tengo varios ebooks, no se exactamente a cuál te refieres. Pero, sí en teoría es posible leerlo desde cualquier dispositivo.
      Puedes por favor mandarme un correo y ahí lo podemos detallar: tania@habitualmente.com

      ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2014 – 2017 habitualmente.com

101 Cariños
38 38 25