Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Las 3 reglas para lograr ser más constante en todo lo que hagas

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí
ser mas constante

No tienes que ser un experto para saber que la constancia es el ingrediente clave para cambiar tus hábitos y tener los resultados que quieres.

Estoy segura de que tú quieres ver la recompensa de tus acciones diarias. Quieres ver que tu esfuerzo por formar hábitos ha dado excelentes resultados. Y para eso necesitas ser constante.

El problema aparece cuando las cosas se complican y nos damos cuenta que ser constante es complicado.

La buena noticia es que con estas 3 reglas prácticas lograrás tener más constancia en todo lo que te propongas (sin fuerza de voluntad o motivación requerida).

Haz click aquí y descarga Gratis tu cadena de metas

“Yo solo ponía excusas para no ser constante, hasta que un día desperté y… ¡todas mis metas se hicieron realidad!” – Lo dijo nunca nadie en la vida

Quiero empezar con una cruda realidad: No existen las historias de éxito espontáneo.

Como en la imagen del iceberg. Todas las historias de triunfo que has escuchado alguna vez, son solo la punta que podemos ver. Pero tienen una base mucho más grande y sólida. Como el gran antecedente en proporción con lo poco que vemos.

la constancia como un iceberg

Seguramente alguna vez te ha pasado escuchar una canción nueva en la radio. La típica canción pegajosa que no te puedes sacar de la cabeza y la cual se ha convertido en el éxito número uno en más de 50 países.

Y tú solo te preguntas: –¿Quién es el cantante? ¿De dónde salió? 

Lo que pocos saben es que ese artista, empezó con sus clases de canto desde los 4 años y tiene una larga trayectoria en el mundo musical (la base del iceberg).

Y así es como esas historias de éxito espontáneo se convierten en un mito urbano.

Con lo anterior no tengo la intención de desanimarte, sino todo lo contrario. Después de leer este artículo creerás que puedes ser constante y no solo eso: serás más constante en todo lo que hagas.

¿Te quedas conmigo? Sigue leyendo.

¿Por qué no logro ser más constante?

Algunos piensan que el mayor problema para lograr una meta es simplemente dar el primer paso.

Yo creo que el mayor reto es lograr ser constante sobre el tiempo.

  • Correr un día por la mañana es fácil, pero lo que es realmente difícil es correr día tras día, mes tras mes.
  • Cenar una ensalada de verduras, se vuelve simple la primera noche, lo difícil es cenar saludable día tras día, mes tras mes.
  • Terminar tus pendientes es fácil un día, lo complicado es estar enfocado y productivo día tras día, mes tras mes.

Sabemos a ciencia cierta que la constancia nos genera los resultados que realmente queremos. Nadie tiene duda de que hacer algo de forma consistente es un arma poderosa.

Además, es el único camino para lograr formar hábitos (recuerda que los hábitos son un camino solo de ida). Se adquieren por la repetición constante sobre el tiempo y se vuelven permanentes.

ser constante es el único camino para formar hábitos

Y entonces aquí viene la parte más frustrante: ¿por qué no logramos ser más constantes?

Estas son dos principales razones:

  • Queremos tener resultados a muy corto plazo.

Nuestra tendencia a la inmediatez nos ha llevado a tener pocos resultados y muchos fracasos.

Por ejemplo: Queremos bajar de peso en 21 días, queremos ganar la carrera entrenando un solo mes, queremos ser artistas famosos con un solo intento.

Esto pasa porque solo nos motiva ver el pico del iceberg y no estamos interesados en construir una base sólida.

  • Nos fijamos fechas límite para ver resultados.

Esta razón está relacionada con la anterior. Nuestra prisa por tener resultados, nos obliga a auto-imponer fechas límite imposibles de lograr.

Cuando se cumple el plazo que nos fijamos y no logramos lo que esperábamos (incluso si estamos mejor que antes) sentimos un fracaso. Que nos desmotiva para volver a empezar.

Los humanos somos malos con las estimaciones de tiempo. Por eso, es mejor que te concentres solo en el proceso y olvidarte del plazo en el que aleatoriamente tú quieres ver resultados.

Además, un hábito no dura solo en las vacaciones, o de aquí hasta Navidad. Los hábitos son para siempre, porque tú quieres tener resultados para siempre ¿cierto?

¿Por qué no puedes confiar en tu motivación o fuerza de voluntad para ser constante?

Muchas personas piensan que ser constante es cuestión de fuerza de voluntad o de motivación.

Piensan que aquellas personas que logran ahorrar cada mes, hacer deporte todos los días o escribir cada mañana, son personas con una fuerza de voluntad sobrenatural (limitada para esos pocas personas disciplinadas).

Pero, es un error.

"La constancia tiene poco que ver con la motivación y la fuerza de voluntad...."

Estas son las principales razones de porque NO debes confiar en tu motivación o fuerza de voluntad:

  • La motivación es cambiante sobre el tiempo

Tu motivación se relaciona con tus emociones y estado de ánimo, por lo que es muy voluble sobre el tiempo.

Por ejemplo: Algunas personas pierden la motivación al ver que su dieta para bajar de peso no ha dado resultados en 3 semanas y regresan a los viejos hábitos de alimentación.

Tú no puedes confiar en algo tan volátil como la motivación para lograr tus metas y ver los resultados que quieres en tu vida.

En este artículo puedes leer más acerca de la motivación

  • La fuerza de voluntad es un recurso limitado

De forma que algunos días puede ayudarte a tomar una buena decisión, pero otros días en los que tú fuerza de voluntad está agotada no podrás tomar la decisión correcta.

En este artículo encuentras más información sobre la fuerza de voluntad

Formar hábitos y obviamente ser constante es una decisión. No puedes apoyarte en un recurso limitado y/o voluble, para lograrlo.

Por ejemplo: Tuviste un excelente día, todo salió tal cual lo planeaste. Ese día logras salir a correr sin ninguna resistencia. Pero, al día siguiente tuviste un día agotador con muchas decisiones que tomar y no logras resistirte a la nutella y menos obligarte a salir a correr.

Como puedes ver, tu motivación o fuerza de voluntad no son las mejores aliadas para lograrlo.

 

Esto fue lo que hice yo para ser más constante

Hace algunos meses, tenía el propósito de aprender un nuevo idioma. Quería aprender alemán.

Encontré una divertida aplicación para el móvil en la que puedes aprender cualquier idioma. Me gusto por la flexibilidad de hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar. Y además porque tiene validez académica.

Algunos días fue fácil, me sentía muy motivada de mi progreso. Pero otros (sobre todo cuando la terrorífica gramática aparecía) mi motivación se derretía como paleta de hielo en verano.

Lo único constante en mi rutina era el monstruo del “no puedes” que aparecía una y otra vez en mi camino.

Y empece a saltarme las lecciones diarias con las típicas excusas: -“Por un día no pasa nada”, “El lunes retomo las lecciones que me faltan”

Otros días por ejemplo, mi fuerza de voluntad estaba agotada y aunque tenía la intención, simplemente no lograba hacer la lección del día.

La fuerza de voluntad ni la motivación podían rescatarme para ser más constante. El único camino era formar un nuevo hábito en mi rutina.

Y así fue como logré ser constante…

Las 3 reglas para ser más constante

Esta serie de reglas que te permiten vencer esa resistencia que se interpone en tu camino cuando quieres ser constante (aunque tu motivación se evapore y aunque tú fuerza de voluntad esta debilitada).

Son útiles para lograr adoptar cualquier hábito nuevo en tu rutina diaria, por ejemplo:

  • Ser constante en el estudio
  • Ser constante haciendo ejercicio
  • Ser constante meditando
  • Ser constante estudiando
  • Ser constante eligiendo alimentos más saludables
  • Ser constante terminando lo que empiezas

Primer regla: La fuerza de voluntad no es necesaria para ser constante

la fuerza de voluntad y la motivacion no son necesarias

Esto tiene que ver con las excusas que se vuelven un atajo para no enfrentar esa resistencia frente al cambio. Esquivamos el tomar acción con una original excusa que nos hace sentir cómodos con nuestra falta de constancia.

Recuérdate a ti mismo que la motivación y la fuerza de voluntad no son necesarias para ser constante.

Segunda regla: Asegúrate que tu acción diaria sea muy pequeña y fácil de lograr.

asegura que tu accion diaria sea pequena y alcanzable

Muchas veces nos imponemos una meta muy retadora pero muy inalcanzable. Al ver lo lejos que está a no logramos vencer esa resistencia y por renunciar a la mitad del camino.

En cambio, una meta corta y fácil de alcanzar te motiva a seguir con otras aún más retadoras.

Además aumenta la confianza y la motivación en ti mismo sin darte cuenta. Es como si empezaras una cadena de victorias diarias.

El hábito de tener el hábito es mucho más valioso que el hábito en sí mismo.

Claro que hay personas que funcionan mejor con metas grandes, esto les da el impulso que necesitan. Yo te aconsejo que pruebes primero con metas cortas  y te evalúes en el tiempo.

Tercer regla: Encuentra una actividad en tu rutina que ya sea un hábito como recordatorio

Encuentra un hábito en tu rutina y úsalo como recordatorio

Un hábito se desencadena por un recordatorio.

Este recordatorio puede ser consciente o inconsciente. Pero cuando estas en el proceso de formar nuevos hábitos, el recordatorio tiene que ser lo suficientemente efectivo para que te estimule a tomar acción.

Es verdad que puedes tener muchos recordatorios al mismo tiempo. Sin duda, el recordatorio más efectivo para ser constante es un recordatorio que ya sea un hábito en tu rutina diaria. 

Pregúntate ¿qué actividad haces todos los días?: tomar café, dejar las llaves en la repisa, lavar los trastes, hacer tu cama, tomar una ducha, etc.

Estos son excelentes recordatorios para que logres tener el hábito. Por ejemplo:

  • Justo después de dejar las llaves de casa en la repisa me pondré mi ropa deportiva para ir a correr”
  • Después de tomarme el café de la mañana escribo 100 palabras”
  • “Después de tomar las llaves de casa y antes de salir medito por 15 segundos”

OJO: Se ha visto que cuando escribimos en tiempo presente nuestro plan de acción, aumenta la probabilidad de lograrlo, por lo tanto, recuerda escribir tu recordatorio en tiempo presente.

¿Cómo puedo saber si he logrado ser constante?

¿Recuerdas lo que leíste unos párrafos anteriores sobre el tiempo?

¡Exacto! los humanos somos pésimos estimadores de tiempo y tampoco somos muy buenos evaluándonos a nosotros mismos de forma objetiva, por eso, es importante tener un registro escrito y visual.  Sobretodo si no estas tomando en cuenta las fechas límite.

Un buena idea es registrar si cumpliste o no en tu agenda o calendario.

Además esto es bueno para motivarte mentalmente, el sentir que llevas varios días siendo constante te hace más constante.

Es un ciclo cerrado: Ser constante te hace más constante

Otra excelente herramienta para registrar tus avances es la cadena de metas.

Imprímela y ponla en un lugar visible. Cada día debes de marcar si cumpliste con la acción diaria que te propusiste, y la única regla es no romper la cadena de días cumplidos.

Puedes descargarla gratis aquí

(Dentro encuentras las instrucciones sobre cómo usarla) 

descarga-cadena-de-metas

Las 3 reglas sí funcionaron en mi rutina

Después de poner en práctica estas reglas, logre tener el hábito de practicar cada día una lección de alemán. Resumiendo así fue como puse en práctica cada una de ellas:

  • Primera regla: No me desmotive por mis fallos anteriores
  • Segunda regla: Empece con solo 10 minutos al día, lo que era muy fácil para poder ser constante.
  • Tercer regla: Elegí un recordatorio efectivo. Decidí que iba a hacerlo durante el viaje en el metro de todos los días (una actividad que ya era un hábito).

Además, no me impuse una fecha límite para tener resultados solo me enfoque en la práctica del día, lo que también me ayudó a ser constante y disciplinada en otras áreas de mi rutina.

Me di cuenta que al principio fallaba muchos días, pero, el registrarlo en mi cadena de metas me motivo a no fallar (porque no quería romper la cadena de días cumplidos), se convirtió en un reto personal y me dio resultado.

Recientemente obtuve mi certificado del nivel b2, esto significa que supere el nivel a1, a2 y b1. Ya puedo hablar, escribir y entender el idioma.

El nivel  máximo es el c2. Por supuesto que me motiva alcanzarlo, pero no sé cuándo logre obtenerlo. Solo sé que cada día a la misma hora estaré practicando los mismos 10 minutos de todos los días.

Así que ya lo sabes, para ser constante sólo necesitas poner en práctica las 3 reglas anteriores

Share on Pinterest

Share on Pinterest

Te dejo con una reflexión que me encanta:

“En esencia, si queremos dirigir nuestras vidas, tenemos que tomar el control de nuestras acciones diarias. No es lo que hacemos de vez en cuando que da forma a nuestras vidas, sino lo que hacemos constantemente. ” – Anthony Robbins

No te olvides de descargar gratis tu cadena de metas haciendo click aquí

¿Conoces a alguien que renuncia a la mitad? ¡Comparte este artículo! 

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

9 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Guillermo Cruz

    Muchss gracias excelente post muy agradable lleno de consejos de verdad gracias para estw momento de mi vida muy enriquecedor

  2. Cris

    Muchas gracias!!! He empezado a leerte y ya no he podido parar, me he descargado el e_book y ya he empezado a ponerme en marcha!!
    Gracias por que era exactamente lo que necesitaba.
    Por cierto, me puedes decir cuál es la app para aprender alemán?

  3. miguel

    gracias por tu ayuda desinteresada, yo llevo meses dejandome llevar, llegando a una situacion que no me gusta en mi vida porque me he alejado de todo, y volver a arrancar me lo complico yo bastante, lo de hacerlo poco a poco y como un habito sin marcarme nada me lo recuerda mi psico, y parece que no le hago mucho caso, con estos aprendizajes y el total rechazo que llevo en los ultimos meses siendo desagradable para mi esta vida que llevo ahora, espero poco a poco ver logros en mi, gracias

    1. Hola Miguel,
      Solo puedo darte un consejo: escribe siempre que te sientas así, sácalo de tu mente y deja todo en el papel. Verás la diferencia.
      Un abrazo fuerte y espero que todo vaya cada día mejor.

  4. alejandro ramirez

    hola a mi me cuensta mucho ser contate, muchas veces quiero hacer muchas cosas y proponerme metas econimicas compras estudios y pues me da mucho el perder el intereses y dejo ya lo que tanto he querido lograr. no se a que se deba o mis costumbre de solo ir a trabajar y regrsar a descansar…

    1. Tania Sanz

      Me alegro mucho de saber eso Yoel! Un abrazo y gracias por leer.

© 2014 – 2018 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 1,177
35 464 464 78 74
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida