Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

INFOGRAFÍA: 12 terribles mitos del ejercicio que probablemente crees

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí
infografía mitos del ejercicio

¿Sin dolor no hay ganancia? ¿Si no tomas bebidas deportivas no te hidratas bien?… sin duda vivimos en una ola de información que solo nos confunde y altera la percepción que tenemos sobre el ejercicio.

Los mitos del ejercicio se vuelven peligrosos pues en cierto punto pueden comprometer tu salud y rendimiento, además las consecuencias se convierten en una desagradable plaga, extendiéndose poco a poco en otras áreas de tu vida.

SI tu haces deporte de forma habitual, estoy segura que esto te interesa, pero si tu aún estás en tu camino por convertir al ejercicio en un hábito importante en tu vida, no te puedes perder esta infografía con los 12 terribles mitos del ejercicio y la verdad detrás de cada uno.

Sigue leyendo para entérate en cuál has caído tú…

Descarga Gratis: 3 formas de saber si tu ejercicio te hace bien en Infografía

El año pasado me apunté a un gimnasio, por casi 100 euros al mes, y todavía no he perdido ni un kilo. Al parecer, además hay que asistir.

¿Aún no has visto resultados de tu esfuerzo haciendo ejercicio?…. Probablemente seas víctima de un mito sobre el ejercicio.

Lo que es sumamente común en nuestros días. La información sobre el ejercicio a veces parece no ayudar en lo absoluto a incorporar el hábito, o a ser constante.

Y es que es tan fácil caer en la trampa: un compañero del gimnasio te pasa un tip sobre el ejercicio que escucho en algún lugar (probablemente del vecino de arriba), y luego tu decides pasarlo a varias personas que conoces, y al final este consejo pasa a ser una verdad a medias transformada como el juego del teléfono descompuesto.

Otras veces simplemente nos quedamos con la duda y continuamos haciendo algo con la esperanza de qué nos dará grandes resultados (cuando en realidad no es así). Y al final nos quedamos sin saber realmente si lo que estamos haciendo es correcto, o si nos estamos dejando arrastrar por otro mito más sobre el ejercicio.

Las cosas se ponen peor cuando encontramos consejos sobre el ejercicio que en realidad son perjudiciales, pues pueden ocasionar lesiones graves e incluso afectar tu salud.

Te entiendo, a estas alturas de la vida ¿quién tiene tiempo de investigar a profundidad?… generalmente decidimos quedarnos con la información que suele ser más lógica, la más fácil, o la más conveniente para nosotros.

Todo esto se traduce en una gran cantidad de información errónea sobre el ejercicio en general, y mientras que la realidad es diferente para cada persona, siempre es importante investigar antes de llevar a la práctica algún consejo, o preguntarle a algún profesional de la salud.

En esta infografía quiero desmentir con evidencia científica 12 terribles mitos sobre el ejercicio. Sin duda te sorprenderá enterarte de la verdad sobre algunos ¿en cuál has caído tú?…

Ayuda a más personas a enterarse de la verdad ¡Comparte!

infografia-12-mitos-de-ejercicio

¿Quieres saber si estás haciendo bien tu ejercicio?

El sudor o el dolor son pésimos indicadores para medir la efectividad de tu rutina de ejercicio.

En su lugar, aquí hay 3 formas (+extra) de saber si tu esfuerzo es adecuado y en realidad está maximizando tu bienestar y rendimiento.

Descarga gratis tu infografía aquí:

3 formas de saber si tu ejercicio te hace bien

Lo que tienes que saber: 

Mito 1: Si no duele no sirve

Es totalmente cierto que el ejercicio genera cierto disconfort y dolor muscular generalizado (sobretodo cuando eres nuevo) y que tus entrenamientos deberían ser retadores para empujarte a mejorar poco a poco y cada vez, pero por ningún motivo debe de sentirse dolor (ni antes, ni después), pues es un indicador de que puede haber una lesión que debe atenderse.

Además, si el ejercicio te genera una recompensa tan negativa, es probable que dejes de ser constante y regreses a una vida sedentaria.

Mito 2: Necesitas una bebida deportiva para reponer los líquidos

Si tu entrenamiento tiene corta duración (1 hora), quiere decir que no necesitas una bebida deportiva, el agua cumple su función de hidratarte plenamente y no está relacionada con la aparición de calambres 1.

Además las bebidas deportivas contienen tanta azúcar como un refresco, y por lo consiguiente tienen bastantes calorías, si tu estás intentando cuidar tu peso estás bebidas pueden sabotear tus intentos.

Mito 3: El ejercicio me ayuda a bajar de peso más rápido

El ejercicio te ayuda a mantener un peso estable, y a mejorar tu composición corporal 2 pero no se relaciona directamente con el bajar de peso de forma más rápida.

Para lograr reducir peso con éxito es necesario que el ejercicio se complemente con plan de alimentación saludable, el ejercicio por si sólo no siempre hace todo el trabajo, y además la ganancia de músculo hace que incluso el peso aumente (el músculo pesa más que la grasa).

Tu meta tiene que ser cambiar tu composición corporal: tener un adecuado porcentaje de grasa y más masa muscular, pero no bajar de peso simplemente.

Mito 4: La única forma de construir músculo es tomando suplementos de proteína

Las proteínas en polvo y otros suplementos alimenticios no son necesarios para construir masa muscular. Una dieta adecuada rica en proteínas y carbohidratos (pues también son necesarios para la construcción de músculo) son suficientes sobretodo si estás empezando con el ejercicio.

Se ha visto que para principiantes una malteada de proteínas no tiene impacto 3. Sin embargo si ya entrenas ejercicios de fuerza y resistencia de forma habitual, los suplementos después del entrenamiento pueden tener beneficios adicionales 4.

Mito 5: Puedes eliminar la grasa en sitios específicos

Tu cuerpo descompone la grasa y la utiliza como combustible cuando se hace ejercicio, reduciendo la grasa total, pero no se puede controlar qué parte del cuerpo quema más grasa. Tu cuerpo no es selectivo y va a utilizar la grasa por igual, no sólo la parte que está trabajando al máximo. Sin embargo, si es posible trabajar zonas de músculos específicos.

Mito 6: El ejercicio contrarresta el efecto de una mala alimentación

¡Totalmente falso! Si tu alimentación es mala, tu rendimiento deportivo será cada vez peor, y además no verás buenos resultados del ejercicio.

Si caes en la trampa de “me lo como porque luego lo quemo” estás en un error, pues tu cuerpo no tendrá los “ladrillos” adecuados para construir músculo fuerte y tu porcentaje de grasa no disminuirá acorde con tu esfuerzo físico.

Mito 7: Es necesario estirar antes del entrenamiento

Los estudios han encontrado que en realidad el estiramiento estático antes del ejercicio no reduce la probabilidad de lesiones. De hecho, los velocistas que participan en este tipo de estiramiento antes de correr, incluso podría tener velocidades más lentas. De acuerdo con un estudio de 2013 el estiramiento disminuye la fuerza muscular un 2% 5.

Es mejor hacer un calentamiento para activar los músculos, y dejar el estiramiento al final, pues si que es importante para aumentar la flexibilidad y por consiguiente prevenir lesiones.

Mito 8: Mientras más sudes más grasa quemas

La aparición de sudor no está en relación con el consumo de calorías (punto).

El sudor es una respuesta biológica que enfría la piel y regula la temperatura interna del cuerpo, es una señal de que el cuerpo está trabajando para enfriarse por sí mismo, pero no quiere decir que estés quemando grasa o calorías proporcionalmente. Sudar más solo hace que pierdas más agua pero no que pierdas más grasa. Deja de ponerte fajas para sudar el abdomen, no funciona.

Mito 9: Si no te cansas no cuenta como ejercicio

Hacer ejercicio extenuaste no significa que tenga mejores resultados. Se ha visto que los entrenamientos cortos (de 4 minutos o menos) pero de muy alta intensidad rinden los mismos buenos resultados que un entrenamiento más largo de media intensidad 6 7.

El objetivo es hacer entrenamientos inteligentes acordes a tus habilidades personales,

Mito 10: Hacer cardio es más efectivo que hacer ejercicio de fuerza

Los músculos consumen más energía que la grasa, por consiguiente tu misión no solo es consumir más calorías durante el ejercicio, sino crear músculo que te permita continuar consumiendo más calorías durante todo el día.

El ejercicio de fuerza (con tu propio peso o con peso adicional) aumenta tu masa muscular y por consiguiente cambia tu composición corporal y tu metabolismo aumenta. El ejercicio aeróbico o cardio solo aumenta el consumo de calorías en el momento, pero es esencial para mejorar tu resistencia y capacidad pulmonar.

Para sacar el máximo provecho a tu sesión de ejercicio realiza algunos ejercicios de fuerza antes de tu sesión de cardio.

Mito 11: Empezar a hacer ejercicio cuando eres mayor es peligroso

El ejercicio debe adecuarse a las capacidades personales, pero esto no quiere decir que es peligroso para las personas mayores. De hecho, el ejercicio previene enfermedades como diabetes, algunos tipos de cáncer y osteoporosis, por si fuera poco, se ha visto que la personas que comienzan una vida activa a los 50 también reciben los beneficios y aumentan la esperanza de vida 8 9 Por lo que es esencial que las personas adultas (y adultos mayores) hagan ejercicio diario 10

Mito 12: Hacer ejercicio en ayunas es mejor 

Mentalmente hacer ejercicio en la mañana entrena tu fuerza de voluntad, evita que pospongas esa incómoda sesión de ejercicio y te hace constante. Sin embargo hay mucha controversia sobre hacer ejercicio sin desayunar.

Un estudio reciente demostró que el hacer ejercicio en ayunas ayudaba a la pérdida de peso (en personas con una alimentación rica en grasas) 11. También se encontró una mayor pérdida de grasa al hacer ejercicio en ayunas, pero en personas ya entrenadas y durante sesiones de moderada intensidad.

Lo correcto desde el punto de vista nutricional es comer algo ligero antes, sobretodo si tus sesión de ejercicio dura más de 1 hora, si es de alta intensidad, si eres principiante, y aún más importante si te mareas o percibes una pérdida de fuerza. Este artículo te lo explica con más detalle.

Bueno, ahora ya conoces la verdad detrás de estos terribles mitos.

Y tú ¿qué otros mitos conoces? ¿en cuál de los anteriores confiabas completamente?, comparte tu respuesta conmigo en los comentarios de aquí abajo… 

No te olvides de descargar tu mini-infografía con 3 formas clave de saber si tu ejercicio es adecuado para ti (es gratis)

¿Conoces a alguien que cree en alguno de los mitos? ¡Comparte esta infografía! 

  1. http://nutritionreviews.oxfordjournals.org/content/70/suppl_2/S137.long
  2. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27139723
  3. http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs40279-014-0242-2
  4. https://www.sciencedaily.com/releases/2011/08/110818132225.htm
  5. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22692125
  6. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23734250
  7. http://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0154075
  8. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/15086643?dopt=Abstract
  9. http://archinte.jamanetwork.com/article.aspx?articleid=485271
  10. http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_olderadults/en/
  11. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3002457/

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

10 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Joshmarie Davila

    Yo hago ejercicio desde hace mucho y también llevo tooooda mi vida haciendo deportes como yo le hago para empezar a comer correctamente. Y que sea fácil para mi ya que no se cocinar. Nunca he comido correctamente siempre como lo que hay. Por cierto tengo 18 años. Le pregunto por que ya mismo entro a la Universidad y la única opción seria llevarme comida para mantener y subir mi masa muscular. No se si se me entiende.

    1. Hola Joshmarie,
      Entiendo a lo que te refieres y te recomiendo dos cosas:
      La primera es que no te saltes el desayuno, hazlo antes de salir o para llevar pero no olvides esta comida importante: https://habitualmente.com/incluye-un-desayuno-nutritivo/
      La segunda es que te lleves algo saludable para comer entre comidas (frutos secos y una pieza de fruta por ejemplo), esto ayuda a que no te de tanta hambre y logres elegir mejor tu siguiente comida: https://habitualmente.com/que-comer-entre-comidas/
      Como vas a estar muy ocupado con tus estudios, estos 2 hábitos mantendrán tu masa muscular y te darán la energía que necesitas.
      Un abrazo y gracias por leer!

© 2014 – 2018 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 378
172 159 43
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida