Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Los 2 hábitos infantiles más importantes para tener niños saludables y felices

de | Recibe mis actualizaciones GRATIS aquí

Uno de los trabajos a tiempo completo más bellos del mundo es ser mamá o papá.

Yo aún no tengo hijos, pero, me he interesado mucho en el tema de los hábitos de los pequeños por una simple razón: muchos de los comportamientos que cultivamos de pequeños estarán con nosotros durante la edad adulta. Nuestras experiencias de la infancia no sólo afectan nuestra personalidad y desarrollo sino también nuestra salud futura.

Piensa en esto: ¿cómo quieres que tus hijos se sientan y se vean dentro de 30 años? La respuesta obvia es la siguiente: quiero que estén saludables y felices, pero, para lograrlo es necesario inculcarle los hábitos necesarios hoy. Aquí encuentras dos de los más importantes y algunas estrategias para comenzar a ponerlos en práctica en tu hogar.

“Lo que cosechamos en la edad adulta, ha sido sembrado en la infancia”.

Estamos viviendo en una época que nuestros abuelos jamás hubieran imaginado.

Se trata de algo que seguramente has escuchado en las noticias y en los periódicos, algo que tal vez has notado: hay una epidemia de obesidad infantil a nivel mundial.

No es culpa de los niños, y tampoco de los padres, es cierto, vivimos en un mundo en el que es más accesible y barato un paquete de galletas que un paquete de manzanas. Pero, no podemos quedarnos con los brazos cruzados y esperar a que alguien haga algo por nosotros.

Darles a tus hijos todo el amor del mundo y tener buenas intenciones no son suficientes. Es necesario tomar acción para evitar que la película de Wall-E sea una profecía cumplida, pues parece que vamos en esa dirección, si los niños de hoy se convierten en adultos obesos, para el 2030 más de la mitad de la población mundial tendrá obesidad 1

Yo me quede impactada al leer la estadística de que cualquier persona a la que se le diagnostica obesidad, se le restan 14 años de vida en promedio 2.

La obesidad acorta años de vida hábitos infantiles

Si yo te dijera que tus pequeños vivirán 14 años menos que la expectativa de vida promedio y que probablemente sufran de alguna terrible enfermedad ¿qué harías hoy?…

Por supuesto que tomar acción para que su edad adulta y vejez sea lo más saludable y placentera posible.

No hay ningún padre en este universo que quiera ver morir a sus hijos, pero, tristemente hay miles de familias en todo el mundo que continúan fomentando los hábitos incorrectos los cuales invariablemente los conducirán al sobrepeso y como un camino natural de esta condición a padecer alguna enfermedad crónica a temprana edad 3

Atención padres y abuelos del mundo: ¡un niño pasado de peso no es sano!...

El exceso de grasa corporal afecta todos los órganos de su cuerpo 4, su desarrollo cognitivo 5 y su autoestima 6

Seamos honestos, ninguna institución o empresa en el mundo tiene la responsabilidad de velar por la salud de los miembros de tu familia. Las entidades políticas y la industria alimentaria tienen sus propios intereses y es probable que ver a tu niño saludable y feliz no esté dentro de las prioridades.

No se vale echarle la culpa a la nutricionista del cole, al sistema de salud, a la publicidad del mc donalds o a las nuevas tecnologías. Es momento de cumplir con el deber de ser mamá o papá y comenzar cultivando en la vida de los niños hábitos que les permitan convertirse en adultos felices y saludables.

Estos 2 hábitos son el primer gran paso para transformar el estilo de vida familiar:

1 Hacer ejercicio

Mi papá toda la vida ha hecho deporte, desde que tengo memoria se paraba a correr en las mañanas, yo veía que regresaba sudando y de buen humor. Para los niños los papás son los mejores súper héroes y uno quiere ser tal cual como ellos, por eso, el hábito de hacer ejercicio ha sido la mejor herencia en vida que me han dejado mis padres.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda 60 minutos de actividad física diaria de moderada a alta intensidad 7, lo que quiere decir: colgarse, brincar, y correr por todos lados. Desde mi punto de vista, un niño debe moverse todo lo que pueda.

La buena noticia es que la mejor forma de enseñar a tus hijos y cultivar este hábito es con el EJEMPLO.

Y digo buena noticia porque los beneficios de hacer ejercicio también te tocarán ti de rebote, así que si quieres convertirte en un abuelo con energía y sano, empieza incorporando el hábito de hacer ejercicio tú mismo. De nada sirve que les exijas a tus hijos participar en la clase de fútbol mientras tú estás sentado viendo la televisión en el sofá.

Los niños aprenden lo que ven, tú responsabilidad y la de nadie más, es enseñarles con el ejemplo empezando a hacer ejercicio.

Pero, aquí vienen algunas excusas de los padres (ojo, y no de los niños) que impiden que muchos niños cumplan con su cuota de ejercicio:

  • “No tengo dinero para inscribirlo a una actividad extra-escolar”

No es necesario pagar ningún tipo de clase para conseguir que tu hijo haga deporte. Un jardín o un parque infantil harán todo el trabajo gratuitamente. Esta niña del video me encantó, su papá creo en el jardín una competencia profesional.

Es más la sala de tu casa puede convertirse en un gimnasio o una cancha de fútbol, además, si el ejercicio se convierte en un juego y una actividad familiar, estoy segura de que se convertirá en una memoria familiar especial.

Si tienes la posibilidad de inscribirlos a algún deporte estoy segura de que será una de las mejores inversiones para su desarrollo.

  • No tengo tiempo de cuidar a mis hijos mientras hacen deporte o para llevarlos a la clase deportiva”

Esta es la excusa más vieja del mundo, y se soluciona cuando tú haces ejercicio con ellos.

Prende el radio y baila al ritmo de la música o juega a brincar la cuerda, haz competencias de saltos de rana o cuenta los escalones hasta la puerta de casa (de paso repasarán los números), si es divertido hasta hacer la limpieza de casa cuenta, ellos te agradecerán que les dediques ese tiempo para hacer ejercicio, lo que además ayuda a que tú también cultives el hábito.

  • “Es que mis hijos no tienen tiempo suficiente para hacer ejercicio por los deberes del cole”

Confía en mí, si tus hijos se mueven un poco antes de sentarse a terminar los deberes, lo harán de forma más rápida.

Se ha visto que el ejercicio mejora su concentración y productividad en pequeños y grandes. 8

Desde mi punto de vista, el ejercicio tiene más valor a largo plazo en la vida de tus hijos que terminar el cuaderno de caligrafía, además, se ha visto una correlación positiva entre horas de actividad física y rendimiento escolar. Esto pasa porque el ejercicio incrementa el número de neuronas, crea y refuerza las conexiones entre estas, resultando en un aumento de la función cognitiva, lo que quiere decir que aprenden más rápido y tienen más memoria.

Es importante reconocer que la actividad física por sí sola no soluciona el problema de obesidad y sobrepeso infantil

Es prácticamente imposible “quemar” todas las calorías de azúcar de ese batido de chocolate en el desayuno y de las chips del recreo.

El ejercicio no compensa una mala alimentación punto.

Sin embargo, el ejercicio sí previene la aparición de muchas enfermedades. Además se ha visto que las personas que son físicamente activas comienzan a preocuparse más por lo que comen.

El ejercicio expande todo el potencial de tu hijo, a nivel mental y físico, y lo más importante, es más probable que un niño activo se convierta en un adulto activo, lo que continuará arrastrando miles de beneficios en su vida.

Mejor aún el hábito de hacer ejercicio le regalará más años de vida pues se calcula que una de cada diez muertes prematuras se debe a la inactividad física. 9

¡No le restes años de vida a tus hijos y empieza a moverte con ellos!

2.- No tener alimentos procesados en casa

Tal vez has escuchado o visto que existen muchos tipos de alimentos y que está bien “comer de todo un poco”, pues NO es cierto.

Para no complicarnos, existen tan sólo 2 tipos de alimentos:

  1. Los procesados (que no deberían de tener el nombre de alimento)
  2. Los alimentos de verdad que no necesitan un empaque, ni una lista de ingredientes

Si tu nevera y alacena está repleta de los segundos estoy segura de que en casa los hábitos de alimentación comenzarán a mejorar por sí mismos. Si por el contrario, en tu casa sólo aparecen alimentos procesados estás poniendo en peligro tu salud y la de tu familia.

El problema empieza porque tus hijos comen lo que estás comiendo delante de ellos, y así como en el ejercicio, de nada sirve obligarlos a terminarse el brócoli cuando tú tienes en la mano una lata de refresco.

La mejora en la alimentación de tu familia comienza con tu ejemplo.

Una forma fácil de comer mejor es no tener en casa alimentos procesados, lo que quiere decir NO comprar alimentos procesados. Si están en casa, la batalla está perdida.

2 libros indispensables para aprender más

El tema de la alimentación infantil es sumamente amplio, por eso te recomiendo 2 libros:

Ambos son autores expertos en la materia, y los contenidos están de forma agradable a la lectura. Estoy segura de que serán de gran provecho para mejorar el estilo de vida de tu familia.

Escucha la entrevista con el pediatra Carlos Casabona

En esta interesante entrevista con el reconocido pediatra y autor del libro “Tú eliges lo que comes” (mencionado unos párrafos más arriba) desmentimos algunos otros mitos de la alimentación infantil y hablamos sobre algunas estrategias útiles y prácticas para comer más saludable en familia a partir de ahora.

Haz click aquí para escuchar la entrevista con el Pediatra Carlos Casabona

Sin embargo, es probable que en este momento te surja una pregunta importante:

¿Cuál es la diferencia entre procesados y alimentos reales?

Muy simple: si tienen más de 3 ingredientes, y sobre todo si tiene azúcar en el primer lugar.

¿Qué ingrediente tienen las manzanas o las zanahorias? ¿qué ingredientes tienen las nueces? ¿qué ingredientes tienen las lentejas o los frijoles?

Ninguno ¿cierto?… esos alimentos son el ingrediente por sí mismo.

Y así como en el ejercicio aquí aparecen algunas justificaciones que intentan explicar por qué compramos y consumimos alimentos procesados llenos de azúcares y grasas poco saludables:

  • “No tengo tiempo de cocinar”

Estoy de acuerdo. Un cereal de caja con leche resuelve el desayuno en 3 minutos y además “el tigre Toño dice que es el desayuno de los campeones”.

Pero, los copos de avena que puedes encontrar en el mercado, también resuelven el problema en 3 minutos,  o ¿qué tal un poco de fruta picada o unos huevos cocidos?…

Pelar unas cuantas zanahorias o picar una manzana te tomará 5 minutos más que abrir ese paquete de galletas y a largo plazo te ahorran el tiempo que pasarás en el doctor.

  • “No come nada si no tiene azúcar”

Todos los alimentos procesados están diseñados para que el 99% de los niños lo coman, gracias a sus saborizantes artificiales y sobre todo a la gran cantidad de azúcares que contienen.

El paladar se acostumbra a estos sabores intensos y es normal que la comida real tenga un sabor mucho más insípido en comparación.

Pero, no te rindas. Si no hay nada procesado en casa y tu hijo tiene hambre acabará comiendo la fruta que no le gustaba y la sopa de verduras, verás que poco a poco el gusto y la aceptación tuya y de toda la familia irá mejorando.

  • “Pero, la etiqueta dice que ese alimento es (saludable, con vitaminas, bueno, etc)”

El mayor problema es que todos los alimentos procesados están ocultando información. Está analogía funciona para explicarlo mejor:

Imagina que tienes que comprar un auto y llegas a la agencia. Por supuesto que el vendedor va a resaltar todos los beneficios del auto, por ejemplo: que es automático, tiene aire acondicionado y asientos de piel, pero, nunca va a mencionar los defectos del auto, el vendedor no te va a explicar que gasta mucha gasolina, que las refacciones son muy costosas o que el motor no funciona correctamente.

El vendedor quiere vender el auto y la industria alimentaria quiere vender sus productos.

No les creas, los nutrientes que tú y tus hijos necesitan sólo están disponibles en los alimentos de verdad.

  • “Es que mi hijo es de buen comer y siempre tiene hambre”

Los alimentos procesados interfieren con la regulación del apetito y saciedad. Comer más galletas, sólo le dará más apetito. Tomar refresco sólo le dará más sed.

Para hidratarte no hay nada mejor que el agua , y para calmar el hambre y sentirte satisfecho por más tiempo, incorpora algún alimento que contenga FIBRA.

Es decir, frutas, verduras, o pan integral (el de grano entero que no está empacado). La fibra ayudará a que la glucosa se absorba poco a poco, lo que te ayuda a controlar tu peso.

Alguna excepción a la regla serían los jugos o zumos naturales, porque aunque sean de frutas, la fibra se ha eliminado lo que representa que sólo se absorba la fructosa rápidamente (como si se tratara de una bebida azucarada).

Para explicarlo mejor, un zumo contiene 5 o más naranjas y te toma 5 minutos beberlo completo, en cambio, comerte 5 naranjas te tomará más de 30 minutos. Sin la fibra aparece un pico de insulina repentino, lo cual contribuye al aumento de peso.

Así que ya lo sabes, si amas a tus hijos, si quieres que estén saludables mañana, en un año y 30 años en adelante empieza incorporando estos 2 hábitos en tu vida:

1.- Muévete con ellos

2.- Ten en casa sólo alimentos de verdad y no procesados

Share on Pinterest

Share on Pinterest

Los niños adoptan los hábitos de los padres, tu ejemplo hará la diferencia en su vida y en el futuro del mundo.

Ayúdame a que más familias en el mundo mejoren su vida ¡comparte! 

  1.  http://www.ajpmonline.org/article/S0749-3797%2812%2900146-8/abstract
  2. https://www.nih.gov/news-events/news-releases/nih-study-finds-extreme-obesity-may-shorten-life-expectancy-14-years
  3.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2585761/
  4. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4408699/
  5. https://www.sciencedaily.com/releases/2014/04/140401131135.htm
  6.  http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0022347686804073
  7. http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_young_people/en/
  8.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2680508/
  9.  https://www.cancer.gov/news-events/press-releases/2012/PhysicalActivityLifeExpectancy
Editado

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

8 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2014 – 2018 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 618
259 259 100
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida