Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Cómo aprender a sentirte más feliz con la psicóloga Mónica López

con | Escucha todos los Episodios GRATIS aquí

Escucha en iTunes Escucha en Spotify

Cuando piensas en «La Felicidad» ¿qué imagen aparece en tu mente? ¿qué significa la felicidad para ti? quizás una playa de arena blanca, una piscina llena de billetes, tu familia unida (con un atardecer de fondo), un auto deportivo, la inmortalidad de los abuelos…

Si te fijas, el concepto es sumamente difícil de definir, lo que hace que sea igualmente difícil entender cómo ser más feliz. Afortunadamente, investigaciones nuevas sugieren que todos podemos hacer pequeños cambios en nuestro manejo de emociones, forma de pensar, entorno, trabajo y relaciones, para así empezar a sentirnos más satisfechos, agradecidos y vivir con propósito.

En esta entrevista una psicóloga experta en felicidad, te ayuda a encontrar un camino para aprender a sentirte más feliz. ¡Sonríe y sigue escuchando!

«La felicidad se agranda cuando es compartida» – Mónica López

Todos queremos ser felices personalmente y deseamos la felicidad para las personas que nos importan.

Queremos ser felices porque a nivel emocional se siente realmente bien, pero, según nuevas investigaciones, resulta que esto es solo la punta del iceberg.

Los últimos hallazgos sobre la psicología de la felicidad, sugieren que las personas que son más felices también tienden a ser más saludables.

Las personas más felices se desempeñan mejor que las personas menos felices, principalmente en cuatro áreas: mejor salud psicológica, mejor salud física, relaciones sociales más sólidas y mejor desempeño mental.

Ser feliz no solo se siente bien, sino que también te hace bien.

Pero, tenemos un grave problema: procrastinamos la felicidad.

¿Eh?… si la meta común de la mayoría de los humanos es ser feliz ¡¿cómo puede ser posible que la pospongamos?!

Déjame te explico:

¿Alguna vez has soñado con tener una casa más grande, conseguir un mejor puesto de trabajo, comprarte unos zapatos nuevos, tener una hermosa familia o cumplir tu sueño de viajar a China?

No tiene nada de malo tener aspiraciones personales y deseos, el problema es que todos caemos en este patrón: pensamos que seremos felices el día de mañana cuando finalmente tenga este sueño se convierta en una realidad: cuando tenga ese anhelado puesto de trabajo, esa pareja, cuando me gradué, etcétera, en lugar de intentar ser felices ahora.

Lo peligroso es que tal vez jamás logremos ese sueño, entonces, estaremos en una deprimente búsqueda de la felicidad.

Y si tenemos la suerte de lograr nuestros deseos lamentablemente nos harán menos felices de lo que pensábamos en un principio y, la sensación de satisfacción dura mucho menos tiempo de lo que esperábamos.

Volvemos al punto inicial y nos planteamos un nuevo sueño que esta vez sí nos haga felices.

En cambio, aprender a sentirnos satisfechos con nuestra vida en tiempo presente, es una ingrediente clave para sentirte bien AHORA.

La vida está sucediendo mientras lees esto, así que ¿por qué no aprender a ser felices en este preciso momento?

En la escuela, nos enseñan matemáticas y biología, pero no he visto que tengamos una asignatura para trabajar con nuestra percepción con la vida para sentirnos más satisfechos o con nuestro manejo de emociones.

Así que aprender a ser felices hoy (y todos los días) es algo que nos toca a nosotros mismos.

Por eso, en esta entrevista tenemos a una reconocida psicóloga experta en felicidad: Mónica López.

Ella es psicóloga clínica, escritora, conferencista y especialista en psicología positiva, bienestar y mindfulness.

Tiene una gran trayectoria académica y profesional, pero en resumen, es diplomada en Psicología Positiva (Instituto Psicología Positiva), Miembro de la International Positive Psychology Association (IPPA), Miembro Honorario de la Asociación Chilena de Psicología Positiva (ACPP).

También es Directora del Instituto del Bienestar, en el que se dedica a promover las relaciones saludables y la felicidad en las personas y su comunidad, Diplomada en Psicología Positiva (Instituto Psicología Positiva)

Aquí ella te regala algunos consejos para mejorar tu entorno, relaciones y hábitos que te ayuden a sentirte más satisfecho con tu vida (incluso en el trabajo)

Al terminar de escuchar, aprenderás a conocerte mejor para vivir un presente con más felicidad, agradecimiento y propósito.

¡Dale play!

En este episodio escuchas puntos importantes cómo:

06:46 ¿Qué es la felicidad? ¿cómo podemos definirla? 

12:34 ¿Qué podemos hacer para empezar a sentirnos más felices?

16:22 ¿Cómo puedo distinguir una tristeza pasajera de una depresión que necesita una atención profesional?

21:46 ¿Cómo ser felices con nuestro trabajo aunque no nos guste?

Ser feliz es sentirte bien, funcionar bien y hacer el bien...

26:30 ¿Qué hacemos si convivimos con gente «tóxica»?

30:31 ¿Qué hacer con los pensamientos negativos que boicotean nuestra felicidad?

¡Quiero saber más!

El libro de la generosidad

El libro de la generosidadMónica López

¡Lo quiero!

Con demasiada frecuencia pensamos que ser felices es como un boleto de avión: válido para una sola persona e intransferible. Pero, afortunadamente la felicidad compartida se hace más grande. El ser generoso, te hace más feliz a ti de regreso.

En las páginas de este libro, Mónica te impulsa a crear un mejor entorno, conexiones más profundas y relaciones significativas. Con ejercicio muy prácticos y anécdotas reales, la psicóloga te enseña a cultivar la generosidad en tu vida para aprender a ser más feliz y hacer más felices a la gente que te rodea.

Además el 100% de todas las ganancias del libro van a proyectos que ayudan a ser más felices a otros, así que leerlo, es una linda forma de comenzar a ser generosos.

¿En dónde encontrar a la psicóloga Mónica López?

Transcripción completa de la entrevista con Mónica López

Tania: Cuando te dicen cierra los ojos y pide un deseo estoy segura de que la gran mayoría piensa en quiero ser feliz; cuando en un evento importante le dices a alguien ¡felicidades! en realidad estás deseando que esa persona logré encontrar la felicidad que todos buscamos. Queremos ser felices y ese es uno de los principales propósitos de año nuevo y, aunque se escucha como algo bastante claro en realidad, la felicidad no lo es. Entonces, se convierte cómo esa hermosa mariposa que no logra caer en nuestra red, que no logramos atrapar. La buena noticia es que tú puedes sentirte más feliz y hoy tenemos para eso una invitada de lujo. Ella es una reconocida psicóloga en Chile y bueno en toda Latinoamérica directora del Instituto del Bienestar, escritora, un excelente divulgadora y experta en felicidad así que Mónica López bienvenida ¡muchísimas gracias por estar aquí!

Mónica: Muchas gracias Tania por la invitación, feliz de poder compartir este momento

Tania: La verdad es que es fácil pensar en la felicidad como un resultado, pero, gracias a todo lo que he aprendido por lo que has escrito, por tus conferencias, pues sentirnos más feliz también debe ser un camino pero, antes de empezar a explorar el tema a profundidad, me gustaría un poco más hablar de ti: ¿a qué te dedicas actualmente qué que ocupa la mayor parte de tu tiempo profesional?

Mónica: Estoy dividida en varias varias cosas entretenidas. Por un lado, tengo el placer de trabajar en el Instituto del Bienestar que estoy de Directora junto a tres compañeros y nosotros lo fundamos hace 7 años; es en Chile la consultora en realidad más grande que se dedica a promover las relaciones saludables y la felicidad y tenemos tres: en Ecuador, Venezuela, Argentina y nos hemos ido agrandando con los años. En esta Institución lo que hacemos en el fondo no es solamente dar charlas o talleres por ejemplo a colegios, empresas, al gobierno en estas temáticas, sino que también nosotros a través de los años lo que empezamos a hacer fue un montón de iniciativas que tenían que ver ya con proyectos más sociales. Por ejemplo: celebración del Día de la felicidad el 20 de marzo, que es una linda fecha y organizamos actos en esa línea. Llevamos 400 actividades gratuitas abiertas a toda la comunidad que hemos ido organizando por todo el país para poder celebrar este día. Hay ciudades ya comprometidas por ejemplo, en Chile dónde se salen del trabajo más temprano y hay un carnaval en las plazas o sea que realmente como que Chile de verdad está muy involucrado con la celebración de ese día y tomarse la felicidad en serio, porque a veces uno piensa la felicidad son cosas o momentos pero sí se vale darle un lugar. También tenemos el 13 noviembre que es el día internacional de la amabilidad, de la bondad y también ahí hacemos campañas para cumplir sueños. Entonces, en base a todas estas cosas que vamos haciendo con el Instituto de Bienestar, creamos una fundación para poder empezar a desarrollar también está cercanía con la gente con la comunidad empezar también no solamente celebrar estos días, sino que estar presente durante todo el año promoviendo la lectura de cuentos en los niños. Ahora estamos haciendo la Navidad con sentido y tratando de cambiarlo un poco este tema de la Navidad como de tantas compra y tanto materialismo y consumo y, al final darle un significado distinto.

Tania: Sí qué lindo la verdad es que sí una excelente labor

Mónica: Y por un lado eso me lleva un buen rato. En el fondo cómo es planificar el tema con la Fundación con el Instituto, estuve por ejemplo, hace poquito capacitando cerca de 500 mineros sobre cómo ellos pueden aprender a ser más felices y hacer más felices a otros, entonces esos son programas durante el año, por otro lado también atiendo en la consulta particular pacientes desde la Psicología Positiva muchas personas o terapias de pareja que también dicen, bueno no solamente queremos venir a estar mejor y a solucionar un problema sino también aprender a ser más felices y, poder entrenar herramientas que nos permiten hacer eso un poquito más. Estoy con la consulta, hago clases también en la universidad en temas de felicidad y bienestar y estoy también en otras fundaciones como parte el directorio que la Fundación Vivir más feliz, que trabaja con niños con cáncer y su familias. Y hoy estamos trabajando para poder crear un segundo centro oncológico infantil en la zona sur del país para poder recibir a todos los chicos y sus familias que están pasando por esos momentos y que los niños sigan siendo niños (a pesar de esta circunstancia) entonces, es bonito estar involucrado, de ayudar, en poder hacer de tu profesión algo que amas de verdad, yo aprendo todos los días y el trabajo me hace muy feliz.

Tania: Eso es una cosa importante que vamos a hablar también un poquito más adelante, pero me parece excelente y realmente conmovedora toda tu labor profesional yo ya estoy por terminar tu libro titulado «El libro de la generosidad» ahí voy avanzando, me gustó mucho, bueno, me está gustando mucho, porque es precisamente eso: como el ayudar a otros te ayuda a ti. Y bueno tu charla Ted también me ha gustado muchísimo, te felicito de verdad. Tu mensaje concreto, conmovedor ¡me dejaste la piel chinita! recomiendo que todos los que nos escuchen la vean y se hagan del libro porque de verdad la felicidad se trabaja, como tú bien dices. Y hoy vamos a dar una probadita de eso y, bueno entrando un poquito al tema. Es verdad que a veces las circunstancias pueden no ser las más favorables para sentirnos bien, a lo mejor una ruptura amorosa por ahí, pero si podemos entrenar nuestra actitud ante la vida, pero antes quizás es importante definir bien el concepto ¿qué es la felicidad? ¿cómo podemos definirlo?

Mónica: Mira a mi me encantó la definición que hace Mateo Ricard que un monje budista y que también es neurobiólogo francés, está declarado como el hombre más feliz del mundo. A través de estudios neurocientíficos pudieron decir que su cerebro se ilumina en la zona donde está alojado el bienestar y la felicidad de una forma que nunca antes ninguna otra persona los había visto y, ahí quedó catalogado como el hombre más feliz del mundo. Y bueno la felicidad se define cómo “el balance entre sentirte bien, funcionar bien desarrollando todas tus fortalezas y entregando lo mejor de ti y, hacer el bien” y creo que esa mezcla entre uno sentirse bien con su vida personal, satisfecho con la vida que has construido, tener esa balanza entre las distintas áreas que componen la vida, poder desarrollar lo mejor de ti, funcionar bien en distintos aspectos y. además, aportar a tu comunidad, creo que es una manera de ver la felicidad una forma más integral. Yo estoy convencida de que la felicidad se agranda cuando es compartida y, poder hacer algo que no solamente te impacta ti sino también hacia los demás obviamente es parte importante la felicidad.

Tania: Muy, de hecho, es como una estrategia que uno puede empezar: ayudar a otros para sentirse mejor. Es gratis, y no hay ni que estudiar tanto, sino ayudar a otros y, me gusta mucho tu definición. A veces a mí me gusta buscar también la etimología de las palabras porque como que te ayudan a entender el concepto y con la felicidad, la busqué y encontré dos: una que viene del término fértil o fructífero y me gustó porque cuando pensamos en un árbol que está vivo, fuerte, dando frutos, radiante, eso es para mí la imagen de felicidad y, los momentos de no-felicidad sería este árbol un poco marchito, un poco más débil así que la pregunta por pura curiosidad es ¿cómo se vería tu imagen de la felicidad no como se ve la felicidad en tu mente?

Mónica: Sí yo no he tenido ese perecimiento interno que yo creo que es importante porque a veces buscamos como las cosas afuera y, en realidad, la felicidad viene desde dentro hacia fuera. Es poder encontrarlo incluso en las cosas que ya tienes. Es esa habilidad que se puede entrenar de poder disfrutar lo que ya tienes y, darte cuenta de que tienes todo lo necesario para ser feliz. De repente, uno siempre está postergando la felicidad buscando no sé… cuando me casé, cuando tenga un hijo, cuando me cambié trabajo, cuando salga de vacaciones, cuando pase el fin de semana, y seguimos en esta escala de búsqueda incesante y, es tan importante darte cuenta que en realidad, la felicidad es lo que ocurre en ese minuto, en el presente, aquí y ahora. Si tú eres capaz de poder disfrutar y ser feliz con esto que ya tienes claramente todo, lo demás va fluyendo desde ese florecimiento que hablabas tú. Hay algo muy interesante porque la gente lo confunde que la felicidad son momentos, una emoción cuando nos pasa algo bueno pero, en realidad, la ciencia nos ha mostrado que el 50% de nuestra felicidad depende un poquito de la genética y un 10% de nuestra felicidad tiene que ver con circunstancias de la vida, que a veces no manejamos y que sobrevaloramos muchas veces, incluso el lugar dónde vivimos, nuestro estado civil, la belleza física por ejemplo, el dinero.  Pero, una vez que tú tienes satisfechas tus necesidades básicas, que tienes para comer, tienes salud, tienes un techo, de verdad que ganar más o menos dinero no tiene un impacto realmente importante nuestra felicidad. Creo que es súper importante también verlo ahí, que muchas cosas pensamos que son realmente impactantes y que nos van a hacer una diferencia y ahí hace falta el paréntesis, que el dinero da la felicidad pero, solo en dos causales: cuando lo gastas en experiencias o cuando lo gastas en otros, ahí es cuando realmente podemos encontrar una felicidad mayor. Entonces, por eso también creo que es importante verlo desde ese contexto. Por último un 40% nuestra felicidad se entrena y son actividades o acciones que nosotros podemos hacer cotidianamente para aumentarlo, entonces, si yo por ejemplo por genética del 1 al 10 tengo un 4 (estoy bajito) mi circunstancias puede que sean buenas y, estoy en un 5 o 6 estable, si yo entreno mi felicidad puede que llegue a un 8 de manera estable y ese es mi «colchoncito de felicidad», entonces van a haber días en que voy a estar más alegre que voy a estar un 9 o 10, van a haber días en que voy a estar muy abajo porque va a pasar algo triste quizás, pero, siempre voy a regresar a la línea de estabilidad que yo he trabajado a ese 8 por ejemplo que estoy entrenando y, por eso, es tan importante cultivar la felicidad para que ese «colchoncito estable de bienestar» que podemos mantener a nuestra vida, sea lo más alto posible.

Tania: Eso es importante. Me he dado cuenta de que cuando se habla de felicidad, hay consejos un poco contradictorios. Hay algunas personas que dicen “sal de tu zona de confort, dale un giro completo a tu vida” mientras que otras dicen «Haz pequeñas cosas todos los días que mantengan tu tu felicidad y te hagan sentir bien» entonces ¿qué es lo que deberíamos de empezar a hacer? ¿el cambio completo o hacemos las pequeñas cositas? y quizás más importante ¿cómo sabemos lo que nos funciona nosotros?

Mónica: Claro, siempre es bueno poder valorar estas experiencias como distintas, salir de la zona de confort y atreverse a veces dejar los miedos de lado y, poder hacer cosas distintas, cumplir tus sueños y, ahí puede haber mucha felicidad también. Ahora yo creo que la felicidad es algo que se trabaja en pequeños detalles y, en distintas cosas, dentro de las acciones. La ciencia ha dicho que por ejemplo la gratitud nos ayuda a ser felices. Para agradecer, hay muchos ejercicios prácticos. Por ejemplo: que las personas en su casa podrían hacer, cómo tener un diario de gratitud, dónde puede escribir quizás todos los días esas pequeñas cosas que nos hacen feliz, que agradecemos, cosas sencillas desde una ducha calentita, hablé con un amigo, algo rico, en el fondo es empezar a valorar.  Si no eres de escribir por último, conversar con la pareja con los hijos  ¿qué agradeces de tu vida? y desde ahí, poder empezar a valorarlo. Sino los días se pasan y no vamos apreciando esa enorme cantidad de cosas buenas que ocurren en el día. El impacto de lo negativo es muy fuerte, por ejemplo, puedes tener un día maravilloso pero se te perdió la billetera, te angustias y, fue un día horrible y empaña todo; o en la pareja, de repente puede ser un día maravilloso pero, una pequeña discusión lo amarga, por eso, es tan importante agradecer y valorar para aumentar la vivencia de emociones positivas y esa gratitud te hace ser más fuerte en momentos difíciles, te ayuda también a fortalecer tu resiliencia (que es esa capacidad de enfrentar las adversidades las dificultades con una mayor fortaleza y seguir adelante). Cuando tienes gratitud, cuando pasen por las malas también te puedes decir ¿sabes qué? me siento tan afortunado y agradecido por lo que sí tengo que, en realidad, puedo enfrentar de otra forma aquellas cosas que no tengo, el foco está en otro lugar.

Tania: Es decir, si el cómputo total de días del año agradecemos y tenemos estos hábitos de la felicidad, estamos en el buen camino y qué otro hábito además del agradecimiento podría ayudarnos para poder mantener este «colchoncito de estabilidad» y un poco contrarrestar las cosas negativas de nuestra vida ¿qué recomiendas?

Mónica: Lo que más nos hace felices a todos los seres humanos es el amor y, tener relaciones positivas, saludables. Entonces desde ahí, poder dedicarnos tiempo a fortalecer nuestras amistades, a recuperar antiguas que han quedado olvidadas en el camino y, poder quizás salir a grupos distintos donde poder conocer gente nueva, hay veces que uno dice: «estoy como en el mismo círculo y no he conocido nadie los últimos años y me cuesta hacer amigos» pero, en la medida en que te expones a experiencias nuevas, es salir del área de confort y, empiezas a atreverte, a confiar. Muchas personas que dicen «no a mí me han traicionado yo no creo en la amistad» o  «yo he dado tanto y me han tratado mal entonces prefiero encerrarme y no tener amigos y me quedo solamente con mi familia» el problema es que a la larga eso te va aislando, te va a dejando solo y tener una buena red de vínculos de amor, de cariño, de apoyo es un factor protector que te hace vivir más años, que te hace florecer en tus en tus talentos, en tus habilidades y, que también es una fuente de felicidad maravillosa. Creo que aunque te traicionen más de la mitad de las  personas en las cuales tú confías, sí llegan algunos pocos con los cuales puedes mantener una relación de por vida y ya valió la pena.

Tania: Entonces, cultivar las relaciones y agradecer sería como una forma de empezar a ser más feliz. Aunque yo me he dado cuenta que «el quiero ser más feliz» puede ser una meta algo subjetiva, sobre todo, porque no la podemos medir como la fiebre. Es decir, si me mido la temperatura del cuerpo y tengo 36 grados todo está bien pero, cuando ya tengo 40, entonces hay que ir al médico, porque sé que hay un problema, pero la pregunta importante aquí es ¿cómo puedo distinguir una tristeza pasajera normal como parte una vida y realmente una depresión que necesite un tratamiento profesional de cerca?

Mónica: los síntomas de la depresión son bastante claros, definidos. Uno puede medir cuántas veces ha llorado en la semana, cómo estás durmiendo, comiendo y, alteraciones del ánimo, la irritabilidad. Principalmente una pena normal, suele durar cerca de 2 semanas y cuando ya empieza a interferir en tu manera de funcionar, en tu manera de relacionarte, en tu salud y también en distintos aspectos, claramente es importante buscar ayuda profesional. Ahora se ha confundido mucho la psicología positiva que es como pura alegría, caritas felices y no, muchas veces en terapia uno puede ayudar a las personas no solamente salir de una depresión y acompañarlas en un duelo, ayudar en los momentos difíciles y entrenar habilidades para enfrentar mejor eso, sino que también ir acompañando desde ahí, desde el dolor, el saber cómo yo puedo ir trabajando mi felicidad. Entonces creo que también es importante verla así. Si vamos teniendo relaciones saludables, es poder pedir ayuda. Por eso, hay que aprender que es importante, con mayor énfasis preocuparme tener una buena red de vínculos de apoyo, para que en una próxima situación que yo estoy triste, poder que acudir a esas relaciones, esos lazos y poder tener una tribu completa que me acompañe en ese momento de dolor.  Haciendo estas acciones también vas construyendo un camino de felicidad, existen cerca de 14 actividades que están confirmadas que nos ayudan a ser más feliz, por nombrar algunas: el contacto con la naturaleza, tener esa generosidad, el perdonarse uno mismo, y a los demás, tener hábitos saludables del sueño, alimentación, poder cuidar tu cuerpo con actividad física; está todo el tema de saber cómo enfrentar un problema desde la humildad para pedir ayuda, la meditación, el respirar, hay muchas opciones que podemos hacer de forma completa para poder trabajar en nuestro bienestar y que cuando ocurran trastornos, duelos o dificultades mayores, nosotros podamos tener un enfoque distinto que nos permita sobrellevarlos mejor.

Tania: exacto es decir tener una red de apoyo en caso de que nos sintamos tristes que tengamos como esa sensación de sentirnos acompañados y al revés y yo noto que alguien en mi tribu como bien decías está mal está decaído o simplemente necesita ayuda puedo ayudar también a otros y si es un poco lo que hablábamos entonces como que hábitos que se retroalimentan entre sí, pero hablando un poquito de la generosidad yo creo que a veces pasa la típica mamá que se siente triste porque lo da todo por su familia y al final se abandona un poco no ¿cómo podemos encontrar este equilibrio entre ser demasiado generosos y no ser tan generosos como lo ves?

Mónica: tú dices una palabra bien clave que es abandonarse, para yo poder amar a los demás primero tengo que amarme a mí mismo, si yo no me cuido y no me doy un espacio para ser feliz, es muy difícil que pueda entregar lo mejor de mí al resto, porque eso tarde o temprano te va a pasar la cuenta de forma física y mental y, a parte, en el dar, si se da con sacrificio o con un esfuerzo que te desgasta, como esperando algo a cambio (que es también las expectativas no cumplidas una de las razones más importantes del sufrimiento humano) cuando uno está entregando desde la rabia, desde la frustración, de «yo no debería hacer esto si no me agradecen», «no me acompañan», «no lo valoran» o «yo hice tanto, entonces el otro debería responderme de tal forma» es muy distinto cuando tú entregas amándote primero a ti. cuando tú tienes por ejemplo auto-cuidado cuando tú te preocupaste tú construir una vida feliz como individuo, por ejemplo donde puedas trabajar en algo que ames donde pueda sentir que entregas lo mejor de ti, donde puedas tener tu red de amistades, cuando tú en el fondo te has preocupado de tener una vida que te guste de la cual te sientas orgullosa que te sientas feliz con lo que tienes eso va a ser que la entrega hacia una pareja hacia los hijos o hacia otros a la comunidad en general va a ser de una manera mucho más saludable para los otros y para ti porque si el otro no te responde como tú querías no importa tú lo entregaste el amor no hay una repercusión.

Tania: Ahí está también el hábito del perdón que también nos hace más feliz porque te perdonas, perdonas a otros, así que todo está enlazado, todo está unido. Hablaste de algo importante que ocupa gran parte de nuestro día y, es un tema del que podríamos hablar bastante tiempo pero, igual me gustaría que lo comentemos brevemente. Se trata de nuestro trabajo, el cual es clave para nuestro bienestar, pasamos muchísimas horas trabajando y, a veces puede ser el caso que no nos guste del todo, que no nos motive del todo y al mismo tiempo puede ser que no tenemos el lujo o el privilegio de renunciar en este momento, todavía no tenemos un plan B o suficientes ahorros… la pregunta es ¿hay alguna forma de empezar a apreciar más nuestro trabajo a pesar de que no nos gusta del todo a ser felices con lo que tenemos?

Mónica: Hay varias claves, nosotros trabajamos en cómo crear felicidad en el trabajo en la organizaciones, cómo cambiar las culturas. Creo que es súper importante entender que la felicidad no va a depender de la organización, también hay una responsabilidad de uno. Si sabes que el tipo de trabajo no te agrada, pero, tengo que trabajar quizás en esto por dinero, tú puedes enfocarte en las relaciones con tu trabajo, en mejorar la calidad de vida que tienes en torno a tu trabajo, desde darte las pausas para almorzar (en vez de almorzar frente al computador) y de ver qué significa el trabajo para ti, porque no siempre lo vemos el lenguaje crea realidades, si tú te dices: «no yo trabajo en eso y es súper fome» y estás todo el tiempo desde la queja. desde hablar mal de tu trabajo y no tienes una pertenencia o no le ves un sentido, es muy distinto por ejemplo decir:  «yo trabajo en correos y me dedico a timbrar, dar cartas y verificar los envíos» o una manera de verlo con sentido podría ser: «yo trabajo en una empresa que se dedica a llevar cariño a otras personas» imagínate cuando llegue un paquete y la gente se pone feliz, o tal vez  «entrego información útil» aunque sean cuentas quizás mi empleo es algo que en el fondo algo ayuda a la economía. Pero, como tú te cuentas lo que haces es importante y, otra cosa también es como tú te relacionas con los otros. Hoy en día tener buenas relaciones en el trabajo y poder tener vínculo es fundamental, es una de las razones principales de renuncia. La renuncia no necesariamente tiene que ver con el jefe, o  con el sueldo, sino con las posibilidades me da este trabajo de poder desarrollarme y, si no me deja desarrollar mi fortaleza pero sí tengo la oportunidad de tomar iniciativas: de proponer de hacer proyectos distintos de por ejemplo decir que en vez del amigo secreto de fin de año nos unimos todos y hacemos alguna obra social o, yo voy a ser encargada de organizar los cumpleaños y poder disfrutar de lindos momentos, o yo voy a hacer un diario mural donde pongamos felicitaciones. Si dices es que no te gusta el clima que hay en el trabajo, pero tú te encargas de empezar a hacer pequeños cambios, que empiezan a impactar a todos y como un círculo vicioso, se empiecen a contagiar dentro de esta mejora y otros empiecen a sumar. Así que no importa qué hagas, es tu actitud ante el trabajo.

Tania: me gusta,  también a lo mejor hace más acogedor tu espacio: colocar una plantita, la foto de tu familia eso también ayuda,  pequeñitas cosas…

Mónica: Poder tener como un ambiente en el que tú llegues y te gusté estar ahí, desde los colores,  las plantas como dices tú y darte pausa saludables. Solo el 3% de las personas cuando llega al trabajo saluda a sus compañeros más allá de un hola, entretenerte un rato y tomarte un café y preguntarle al otro ¿cómo estás? quizás ni te enteraste y su mamá acaba de recibir una noticia de cáncer o quizá se está separando tu colega y no lo sabías y, el poder saber cómo está el otro o ver a alguien que tiene pena y decirle «quizás no tenemos tanta confianza amistad pero, noto que estás mal y quiero decirte que si necesitas cualquier apoyo o que te cubra con algo cuenta conmigo»

Tania: eso es importante, la generosidad. Y así como en el trabajo pues también habías mencionado las relaciones personales que influyen directamente en nuestra felicidad y, quizás la alegría se contagia, la tristeza se contagia, todo esto sí funciona pero hay veces que tienes una pareja o amigos que no te hacen bien anímicamente o emocionalmente, es lo que se le llama «gente tóxica» pues lo mejor es alejarse, pero, hay veces en las que no se puede alejar porque es el jefe, es el compañero de al lado, es el vecino y ni modo que te mudes o que renuncies, entonces ¿habrá alguna forma de vernos un poquito menos afectados de la gente tóxica con la que convivimos?

Mónica: Creo que importante aprender a decir no y, a poner límites; porque tú puedes hacer un montón de cosas y muchísimos cambios positivos y tener una actitud maravillosa, pero, si el lugar realmente no te da la oportunidad para desarrollar sus talentos, si te sientes que cada día vas cuesta arriba, que no te motiva, que vas perdiendo la alegría, que las relaciones no son muy saludables en tu entorno (ya sea en un trabajo o dónde estés) es importante decir «hasta acá» y empiezo a buscar ahora otros lugares de trabajo, otro grupo amistades incluso, otra relación de pareja. Muchas veces, uno deja pasar y deja pasar pero ¿hasta cuándo? ¿hasta dónde? es decir: no más, yo quiero una relación mejor; yo quiero amistades que sean diferentes. Muchas veces tenemos el mal hábito de simplemente irnos o cortar una relación sin explicar, ya renuncio o termino me alejo y me distancio de ese amigo y, el otro nunca supo porqué te alejaste, pero, el hecho de que tú puedas decirle «¿sabes qué? me dolió tal situación… y la verdad es que prefiero relacionarme con otro tipo de personas que no no tengan este tipo de actitudes, me cuesta estar contigo» y, no es desde la rabia, uno puede decir te deseo lo mejor pero, simplemente elijo tener otras amistades. Pero, el poder explicar también es un acto de generosidad, porque le enseña el otro qué estuvo mal, qué fallo y también puedes darte la oportunidad porque si esa persona lo recibe bien, quizás te dice «no me di cuenta te pido perdón y de verdad dame una nueva oportunidad para de verdad mostrarte que sí puedo cambiar esas cosas que te molestan de mí» y, eso es muy valioso, no lo hacemos mucho por las amistades, simplemente nos alejamos y, poder darle la vuelta a ver qué pasaría si si fuéramos capaces de enfrentar momentos difíciles de poder decir «esto no me gusta tratemos de trabajarlo» y poder reconstruir una relación, incluso con la jefatura, decirle: «la verdad es que en este minuto yo no estoy feliz y estoy buscando otras temas laborales pero, la verdad es que a mí la única forma de que me gustaría quedarme es si pudiera hacer quizás tales cambios o la oportunidad de trabajar en otros temas o me gustaría poder encargarme de estos proyectos» tal vez la otra persona puede llegar a ser receptiva y no es cambiarte de trabajo, te pueden trasladar de área, se pueden ver otras funciones muchas cosas que dejamos soltamos la esponja y nos vamos, a veces se podría reparar y poder reconstruir si es que nosotros tuviéramos la honestidad y la valentía de poder enfrentar esa situación difícil y, con el respeto, el cariño y de la mejor forma posible poder manifestarle al otro qué es lo que no me hace feliz y por qué decido irme o quedarme.

Tania: Exactamente hay que ser más proactivos a nuestra felicidad, decidiendo actividades diarias como el agradecimiento, como el acto de ser generosos con los demás de dar más, pero, también sin descuidarnos tanto a nosotros mismos. Y todas estas cosas son decisiones chiquititas, que no vienen con fuegos artificiales, pero, que contribuyen a largo plazo a nuestra felicidad. Y aquí bueno ya estamos casi terminando, pero hay una pregunta importante. Hemos hablado un poco de ser proactivos hacia fuera y también hemos hablado un poco lo que agradecemos desde adentro, en esta introspección personal, pero a veces hay pensamientos traicioneros. Y a lo mejor llevamos muchos días con nuestro diario de agradecimiento, tratando de ayudar los fines de semana a un acto social como la Asociación de perros callejeros o ayudando a mi mamá a cocinar, pero hay un pensamiento que está ahí y no nos deje en paz, nos tumba todo nuestro progreso así que ¿qué efecto realmente tienen estos pensamientos negativos en nuestra sensación de felicidad y si realmente es posible contrarrestar este efecto que a veces pueden tener?

Mónica: Es muy importante reconocerlos e identificar primero cuáles son esos pensamientos que nos están boicoteando la felicidad, poder entenderlos y, poder aprender a discutírtelos. Esto está dentro del entrenamiento del optimismo ya que Martin Seligman uno de los papás de la Psicología Positiva, ha escrito bastante sobre eso. Es interesante ver cómo al identificar lo que te pasa, puedes empezar a discutir y buscar pensamientos alternativos, conectarte con el objetivo final ¿este pensamiento me ayude a cumplir mi objetivo o me boicotea en mi objetivo también de bienestar? ¿qué tipo de pensamiento me puede ayudar a lograr aquellas cosas que me propongo?. Esto no es piensa positivo por piensa positivo, no es mentalizarte todo el día de ser feliz y pensar que todo va a salir bien no, de repente las cosas salen pésimo, el tema es que cuando eso ocurre ¿qué pasa? el optimista, dice bueno aquí voy aprender o pido ayuda, es esa confianza de que de todas formas las cosas van a andar bien, porque si finalmente yo enfrentó una situación difícil me va a enseñar cómo a futuro puedo enfrentarlas mucho mejor. Entonces, creo que también está súper descrito hay cierto tipo de creencias irracionales que se trabajan en terapia primero reconociendolas y discutir cada una de las ideas irracionales y, luego creando nuevos pensamientos que sean más positivos pero, que tú también los creas. Por ejemplo: si tengo problemas de autoestima y me siento fea, no saco nada con decirme todos los días «yo soy linda» porque si no lo crees ya no va por ahí.

Tania: Exacto, el cerebro dice algo esta raro yo no me lo creo…

Mónica: Claro, es decirte algo que de verdad resuena contigo, que de verdad tú te creas al decirlo, porque sino no es efectivo. Por eso, también es importante construir pensamientos diferentes que también sean acordes a quién eres tú y qué es lo que quieres lograr en la vida. Pero sí es clave decir que, si yo soy muy pesimista, sí creo que estoy pensando siempre en que las cosas van a salir mal o que no va a funcionar o cuando algo malo me ocurre realmente me bota el suelo, me derrumba y, me cuesta muchísimo pararme desde ahí, quizás es momento de poder entrenar nuevos hábitos de pensamiento ¿cuáles son los pensamientos que me tumban? ¿cuáles son los pensamientos que podrían quizás levantarme? ¿qué tipo de ideas en el fondo podría empezar de a poquito a asimilar hasta que empiecen a apoderarse de mí y me hagan más fuerte? pero es un trabajo personal, qué parte por identificar cuáles son esas creencias que no están muy bien.

Tania: Es cómo volver a lo que habíamos hablado al inicio de la definición de felicidad: alinear esas tres cosas de las que hablábamos

Mónica: Sentir bien, funcionar bien y hacer el bien.

Tania: Estamos cerrando esta entrevista con broche de oro, como empezamos terminamos. Y la vida es una, no sabemos cuánto tiempo nos quedamos y, de hecho tu charla Ted que la recomiendo mucho habla un montón sobre eso, así que lo vamos a dejar ahí  y, hay que hay que dar lo mejor que tenemos dentro, tratar de vivir más satisfechos, apreciando y agradeciendo lo que sí tenemos y siempre que sea posible ayudar a otros. Así que última pregunta que les hago a todos mis invitados y,  yo creo que vas a portar mucho valor ¿qué hábito en el último año este año ha tenido más impacto en tu vida?

Mónica: La meditación. Estoy tratando de meditar en cerca de naturaleza, así como en el pastito, con plantitas, debajo de un árbol y a través de prácticas guiadas, hay página muy buena que yo sigo a Gonzalo Brito que se llama «cultivar la mente» y ahí tiene meditaciones y, un montón de audios que son muy buenos. Por lo menos, te van guiando también en que tú puedas hacer una meditación de una manera más simple y a concentrarte mucho mejor, a sentirte más tranquilo y estar más atento el momento presente que estás viviendo. Creo que la meditación tiene enormes beneficios, también lo recomiendo aunque sea un minuto cortito, 10 minutos, pero darte esos espacios también es fundamental para el autocuidado.

Tania: Muchísimas gracias Mónica de verdad que se nota tu pasión, el amor que le pones a las cosas, a tu profesión, se nota desde lejos, desde el otro lado del mundo puedo ver ese cariño que tienes hacia hacia lo que haces, así que te agradezco tener la oportunidad de conversar contigo y, espero que no sea la última vez.

Mónica: Muchas gracias por la invitación, yo feliz de poder compartir con ustedes y también bueno invitar a todas las personas que quizás todavía no lo han visto “El libro de la generosidad, inspiraciones para crear un mundo más amable” está disponible también en Amazon (puede ser un buen regalo) y tiene cadenas de generosidad tiene como un montón de ejercicios prácticos para recortar para poder transmitir a otros y trabajar en familia. Es importante mencionar que el 100% de todas las ganancias del libro van a proyectos que ayudan a ser más felices a otros, así que también puede ser una linda manera de aportar a la felicidad a otras personas el poder comprar el libro de la generosidad. Y cualquier persona que quiera seguirme, escribo varias columnas en el blog Mónica López, en el Instagram ahí también estoy posteando todas las actividades, programas de radio y las cosas que voy haciendo

Tania: Todos los que nos escuchan vayan a  habitualmente.com/monicalopez y, ahí pongo todo para que no se nos olvide: las redes, el libro, tu página y, las charlas que has dado y, por supuesto el libro que es lo más importante. Así además de ayudarnos ayudamos a otros y, como la felicidad se trabaja, sigan a Mónica porque hay que aprender cosas nuevas, hay que ir cultivando la felicidad y aprendiendo qué más se puede ir haciendo. Si vives en Chile pues mucho más,  porque ahí ahí yo he visto que hay un montón de actividades que tienen, así que mucho más importante para los que escuchan desde Chile.

Mónica: Además, de estas columnas, también tengo en un canal de Youtube, con un montón de vídeos con ideas prácticas. Yo creo que es lo bueno la tecnología, que uno puede ir viendo de manera autodidacta, e ir entrenando estas herramientas. Podemos estar a miles de kilómetros de distancia pero poder reírnos juntas para conversar algo importante y poder transmitirlo a todos los auditores. 

Tania: Las primeras 3 personas que comenten, yo les regaló el libro de la generosidad. Es decir ya yo voy a seleccionar a las 3 primeras personas (ahí se ve la fecha) y que comenten ¿cuál fue el aprendizaje número uno que obtuvieron? y esos tres libros se van gratis para ayudar a otros y, también para que la gente empieza a ser generosa por sí misma, que sean generosos en aportar también un comentario y seguir a las redes de Mónica porque seguro van a encontrar algo de valor. Muchísimas gracias.

Mónica: maravilloso gesto de generosidad y, de todas maneras seguimos conversando en otra oportunidad ¡un abrazo!

¿Qué te pareció está entrevista?

A Mónica y a mí nos encantaría saber más de ti: ¿qué aprendiste hoy sobre este importante tema? ¿qué te hace feliz a ti? ¡nos vemos en los comentarios!

Las revisiones son muy importantes para que este podcast llegue a más personas, me harías muy feliz si me dejas una revisión en iTunes.

Ayuda a que más personas disfruten de una vida feliz ¡comparte!

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

11 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Alicia

    Hola Tania gracias por esta entrevista, fíjate que yo aprendí que en el trabajo también uno puede hacer cosas para sentirse bien, y un saludo para la psicóloga Mónica, espero tu confirmación para leer ese libro un saludo.

    1. Tania Sanz

      Hola Alicia, ahora ya sabes cómo sentirte más satisfecha con tu trabajo.
      Por favor revisa tu correo (ganaste el libro)

  2. Rodolfo

    Agradezco esta informacion, gracias y que Dios te bendiga.

    1. Tania Sanz

      Hola Rodolfo, gracias a ti.
      Por favor revisa tu correo (ganaste el libro)

  3. Juan Carlos Endara Vega

    Me encantó la entrevista. En especial las ideas acerca de las relaciones personales. Creo que estar en contacto con gente nos ayuda también a ser más flexibles y no atascarnos con nuestros pensamientos negativos. En mi caso yo considero que cultivar las relaciones felices es la parte más fundamental del auto cuidado.

    Muchas gracias Mónica y muchas Tania por compartir este material 🙂

    1. Tania Sanz

      Hola Juan Carlos, me alegro que te gusté la entrevista.
      Por favor revisa tu correo (ganaste el libro)

  4. Mahi

    Muchisimas gracias por la entrevista, es incrible como uno deja pasar pequeños detalles en la vida como el ser agradecido, el recordar que debemos amar y cultivar las relaciones, realmente te pone a pensar que eso es lo que realmente te hace feliz, hacer algo por otros nos llena de mucha mas satisfaccion que cuando somos egoistas.
    Me encanto!

  5. Gloria Adela García Neri

    Tania me ha encantado el artículo, te leo constantemente y agradezco que compartas tanta información valiosa, que tu tiempo sea dedicado a querer enseñar a otros. Aprendí tras escuchar la entrevista el valor del agradecimiento, para enfrentar las situaciones no tan favorables, ya que es cierto que sientes que se cae el mundo sino tienes el soporte de todas las bendiciones que tenemos en nuestra vida. Gracias, un abrazo aunque no haya podido ir por el libro je.

  6. Yahaira Contreras

    Me encanta! La enseñanza que tuve hoy fue la generosidad.. lo importante que es aportar a otros y obviamente no olvidar ser feliz! Saludos desde Chicago.

  7. Laura Lopez

    Me siento agradecida por tener esta información a mi alcance.

    Gracias.

© 2014 – 2019 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 209
11 79 79 47
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida