Sígueme en Facebook

Aquí encuentras artículos interesantes, reflexiones y consejos útiles que no comparto en otro lado.

Sígueme en Instagram

¿Te gustaría ver lo que pasa detrás de pantalla? Sólo en Instagram comparto momentos personales e inéditos que no encuentras en ningún otro lado.

Sígueme en Instagram

Sígueme en Pinterest

En Pinterest comparto todos tus contenidos favoritos en forma visual. Recetas saludables, Rutinas de Ejercicio y Descargas Gratis. ¡No te lo pierdas!

Sígueme en YouTube

¡Recibe mis mejores contenidos semanalmente en video! Todavía no he empezado mi canal pero si te suscribes ahora recibiras un regalo exclusivo en cuanto esté listo.

Lucia Terol: ¿Qué es ser minimalista y cómo te ayuda a tener más tiempo?

con | Escucha todos los Episodios GRATIS aquí

Escucha en iTunes Escucha en Spotify

El minimalismo es una palabra que esta de moda y ¡con toda razón!. Actualmente, solemos tener mucho de todo y carecer de lo que de verdad importa.

«Acumular» se ha convertido en un verbo arraigado en nuestra nuestra vida diaria. El problema de acumular es que nos resta espacio, tiempo y libertad. En ocasiones sacrificamos también nuestro bienestar y felicidad en esa búsqueda de llenar un vacío con cosas que no necesitamos.

Por eso, en esta entrevista tengo a una experta en minimalismo: Lucia Terol. Ella nos explica qué es el minimalismo y cómo nos ayuda a tener más tiempo de calidad, entre otros beneficios importantes que aportan algo bueno y necesario en tu vida. Sigue escuchando…

«Las cosas no nos hacen felices, nos inspiran felicidad o no» -Lucia Terol

No tengo tiempo.

(Vuelve a leer eso)

El mundialmente conocido «no tengo tiempo», es un nuevo mantra en nuestra cultura, la excusa perfecta y la explicación a todos nuestros problemas.

Y es verdad.

Por eso, pensamos que si tan solo tuviéramos más tiempo, seríamos más felices.

Porque finalmente tendríamos espacio para relajarnos, para quedar con los amigos, empezar esa clase de pintura que tanto te has prometido o hacer lo que más disfrutas.

El problema es que no hay tiempo.

Pero vamos a ver: ¿has pensado por qué no tienes tiempo?…

Pueden existir muchas razones, sin embargo, una de las más importantes es por que tenemos más cosas de las que caben en el día.

Nuestro optimismo nos hace creer que todo cabe en un jarrito de 24 horas (si lo sabemos acomodar).

Hasta que topamos con la realidad y, la sensación de «no llegar a nada» hace que nos sintamos insatisfechos, con una sensación de que nos falta algo…

Como si alguien te contará una mala noticia que no puedes recordar.

Y entonces, llenamos esa sensación de vacío acumulando cosas, desde ropa y zapatos, hasta tareas sin importancia.

Cosas y actividades que hacen que tengas menos tiempo, menos espacio, menos libertad.

Acumular empieza a comprimir nuestra vida diaria, ahogando nuestra satisfacción personal.

Por eso, hay que aprender a renunciar, dejar ir y eliminar lo que no necesitas, hacer más espacio para tu bienestar.

Y eso, es precisamente lo que el minimalismo puede enseñarte.

Se trata de tener más de lo importante y menos de todo lo demás.

Se trata de tener más orden y menos estrés causado por el desorden.

Se trata de renunciar y eliminar lo que no necesitas para tener más espacio y tiempo.

Todo eso suena como algo que definitivamente quieres tener en tu vida ¿cierto?

Pero, seguramente te estás preguntando ¿cómo puedo comenzar a ser más minimalista? ¿cómo aprendemos a no acumular más cosas? ¿cómo podemos identificar lo que es esencial de lo que no lo es?…

Descubre todas esas respuestas (y muchas más) escuchando a nuestra invitada estrella: Lucia Terol.

Ella es minimalista, escritora, conferenciante, organizadora profesional y creadora de la página Sencillez Plena.

Después de escuchar esta increíble entrevista sabrás cómo puedes empezar a tener un estilo de vida minimalista que te regale más tiempo de calidad.

¡Dale play!

En este episodio escuchas puntos importantes cómo:

02:50 ¿Cómo podrías definir el minimalismo?

El minimalismo es identificar lo que nos aporta valor y priorizarlo...

 

05:04 ¿Cuáles son algunos conceptos erróneos sobre el minimalismo?

08:44 ¿Hubo un momento en el que te diste cuenta de que necesitabas simplificarlo todo?

13:02 ¿Cuál ha sido la parte más difícil en este estilo de vida minimalista a la que te has enfrentado?

17:38 ¿Qué podríamos hacer para dejar ir a eso que no es esencial?

24:37 Los obstáculos de tener un estilo de vida minimalista ¿cómo los superamos?

31:00 ¿Cuál ha sido para ti uno de los beneficios más importantes de ser minimalista?

33:52 ¿Cuál es el primer paso para ser minimalista?

¡Quiero saber más!

Esencia Minimalista: Consigue una vida sencillamente plena

Esencia Minimalista: Consigue una vida sencillamente plenaLucia Terol

¡Lo quiero!

Una guía para vivir más relajado, con más satisfacción y más propósito en tus decisiones y pertenencias.

Me gusta porque es claro, fácil de leer y sumamente simple. Pero, al mismo tiempo te ayuda a resolver un problema que muchos tenemos: hacer espacio mental y físico para lo esencial.

Aprendí a aligerar mi carga diaria y experimentar un respiro, una sensación de alivio y un tiempo con más libertad para disfrutar.

¿En dónde encontrar a Lucia Terol?

Transcripción completa de la entrevista con Lucia Terol

Tania: el otro día yo leí una frase que me dejó pensando y decía que el tiempo es lo que más valoramos pero lo que peor utilizamos, por eso quizás no todo el mundo dice quiero empezar a ser minimalista, pero sí hay muchas personas que dicen quiero que me rinda más el tiempo, quiero tener menos desorden en mi vid,  quiero tener un momento para mí y en todos estos casos el minimalismo puede ser una solución para tener este tiempo más energía, más libertad, para hacer espacio para las cosas importantes de la vida y dejar ir todo eso que pues no necesitamos realmente. Así que hoy vamos a hablar sobre este tema con una experta en minimalismo y organización autora del libro esencia minimalista y fundadora de sencillez plena. Lucía Terol te doy la bienvenida agradezco mucho tu tiempo gracias por estar aquí

Lucia: muchas gracias Tania por invitarme es un placer tenerte espacio y poder compartir contigo y con la gente que no esté escuchando hablando este tema que me apasiona

Tania: Eso, eso se nota la distancia porque vivir con menos es algo que todos deberíamos de plantearnos en algún momento de la vida. Tenemos el hábito de acumular de almacenar y no solamente cosas físicas sino que en paralelo tenemos una mentalidad en otras áreas de la vida. Por ejemplo nuestro manejo del tiempo o en las actividades que nos ponemos, por eso estamos ocupados todo el santo día, pero con la sensación de que en realidad no hicimos nada valioso o nada para nosotros. Ocasiona que pospongamos eternamente eso que nos hace feliz y que pues solamente no contribuye a nuestro bienestar en general. Para mí el minimalismo es una herramienta que me ayuda dedicar lo menos posible de energía y tiempo a lo que menos importa y usarlo a lo que sí importa, es como una herramienta pero cuéntanos para ti para ti ¿qué significa el minimalismo como lo podrías definir?

Lucia: Yo siempre uso la misma definición, que yo creo que está muy relacionada con la forma y la que yo lo entiendo. El minimalismo no es un concepto nuevo, es un concepto que viene a nivel teórico desde la perspectiva de la arquitectura de las perspectiva de la música sale de estas líneas quizás más artísticas en la que se busca eliminar lo superfluo y dejar simplemente lo esencial, pero también viene a nivel filosófico del budismo. del cristianismo en sus orígenes o incluso de filosofía como el estoicismo que decir esa idea de sacarlo lo principal y priorizarlo, dejando ir aquellos aspectos que que quizás nos están restando energía y que no son importantes. Como yo lo define el minimalismo exactamente es: identificar aquello que nos aporta valor y priorizarlo, dejar ir lo que no. La idea principal es priorizar y yo la aplico tanto es lo que tenemos como lo que hacemos porque el objetivo final es conectar con lo que somos, que creo que a veces nos confundimos y no somos “hacedores humanos” somos “seres humanos” y esto a veces se nos olvida, esta tendencia de acumular que creo que cada vez está más más extendida porque cada vez tenemos más posibilidades, pero el tener más posibilidades no siempre quiere decir que nos vamos a sentir más satisfechos con nuestras elecciones. El minimalismo nos ayuda a saber identificar qué es lo prioritario a poder priorizarlo y a poner el foco en eso, dejando ir lo que no lo sea.

Tania: Sí bueno de hecho en tu libro dices algo que me gustó mucho que decía algo así como el minimalismo no es un fin en sí mismo, si no es el camino hacia una vida con más sentido y siento que lo resume bastante bien. Y algo que me ha sorprendido de intentar ser más minimalista, yo no digo que lo sea, pero lo estoy intentando, estoy en el camino a, es que no se trata de tener menos cosas o menos actividades, se trata de tener más espacio más tiempo, más experiencias, más crecimiento, más satisfacción, más libertad, es decir, no es de menos si no es a más y, como tú también dices no es cuestión de cuánto eliminas sino para qué dejas espacio en tu vida y, tenemos este concepto erróneo del minimalismo y por eso mucha gente no se atreve a intentarlo, a ver qué pasa, a descubrir qué significa tener menos, pero al mismo tiempo tener más ¿cuál dirías que son los mayores conceptos erróneos que tenemos sobre el minimalismo?

Lucia: Uno ese que comentabas actualmente que es el tema de los números, a veces creemos que ser minimalista, es porque tenemos un imaginario. Imagínate un minimalista ¿cómo lo ves? ¿qué persona físicamente es? y a veces muchas veces lo vemos vestido en blanco, con una túnica naranja, ermitaño probablemente o con una casa sin muebles, con un colchón tirado en el suelo… muchas veces tenemos esta imagen, pero esta no es la idea del minimalismo aplicado, al menos no es cómo lo entiendo yo. La idea del minimalismo es que tengamos espacio, entonces no por tener menos cosas eres más minimalista que otra persona. Yo lo que identificó aquí es que seamos conscientes de que las cosas que tengamos sean aquellas que realmente nos aportan valor y esto va a influir en el número, por supuesto, vas a tener menos cosas porque tu espacio es limitado, tu tiempo es limitado, vas a tener menos actividades pero más importantes y vas a tener menos cosas pero aquellas que son realmente coherentes, pero llega un punto en el que los números no son importantes, puede que en un principio al empezar con el minimalismo sí que necesitas contar porque es una baño de dosis de realidad que creo que es imprescindible, pero cuando ya estás en el proceso, ya no necesitas contar, ya eres coherente en relación a aquellas cosas que dejas entrar y sinceramente los números no te hacen más o menos minimalista, ni mejor minimalista, no es una competición contra nadie. Y eso estaría relacionado con otro de los conceptos que yo creo que es más erróneo que es el minimalista quien se sacrifica que sufre es como que no está vinculado con el sufrimiento al contrario. Yo siento del minimalismo está muy vinculado con el disfrute y, si realmente a ti te aporta valor dormir con un colchón en el suelo o incluso hay gente que duerme directamente en el suelo pero te sienta bien y a nivel físico te sienta bien, pues adelante entonces, si es algo que realmente puedes disfrutar, adelante pero, el objetivo no es el sacrificio, el objetivo no es vivir con menos por vivir con menos, el objetivo es invertir, recuperar energía para poder invertirla y recuperar nuestro tiempo. Yo creo que la palabra es disfrutar, recuperar nuestra capacidad de disfrutar de nuestro tiempo, de nuestra casa, de poder disfrutar de nuestra mente más calmada, porque con otras muchas cosas en esta casa, otras muchas cosas de la agenda, seguramente también tendremos muchos pensamientos en la cabeza. Y otro de los conceptos que yo diría que también se me reunión el tema los colores dicen que vives con el color blanco y está la idea de que tienes que tener todo blanco en el minimalismo, como si no hubiera espacio para los colores y yo creo que esta no es tal cual, no tiene porqué ser todo blanco si te gustan otros colores pues otros colores, es que no no tiene nada que ver con una corriente una moda. Y a nivel también de hacer es a veces creemos que el reducir quiere decir que priorizamos solamente las cosas que entendemos que son como productivas y, las cosas que son como productivas normalmente las vinculamos a una quizás una parte más mental, pero el minimalismo no es simplemente hacer más cosas en menos tiempo aplicada a la productividad, el minimalismo es hacer menos cosas, con más sentido, en menos tiempo y eso, desde una visión holística, que no sería simplemente a nivel mental o a nivel de trabajo también a nivel emocional, porque una cosa que es importante es que las cosas importantes de nuestra vida no son cosas, son relaciones.

Tania: Eso sí, cierto no es lo que nos llevamos o lo que tenemos y sino lo que percibimos, lo que lo que vivimos y, bueno me vas a contar cómo empezar no hacer un poco más minimalista y tener este espacio de tiempo que tanto necesitamos pero, antes bueno no sé yo encuentro importante que nos cuentes quizás brevemente porque toda tu historia y todo tus antecedentes los encontramos en el libro y en sencillez plena, pero hubo un momento en particular en el que te diste cuenta de que necesitabas simplificarlo todo ¿cuando fue que encontraste el minimalismo o quizás el minimalismo te encontró a ti? cuéntanos…

Lucia: yo creo que hay dos momentos se los explico de forma muy breve porque el primero es muy sencillo. Yo empecé a viajar en el año 2005, empecé primero con un viaje Italia me llevo una maleta gigante en este viaje fui consciente de que no solo llevo una maleta llena de cosas, sino que no tenía las cosas que necesitaba en el lugar donde estaba y después de un año fuera que al final se alargó a año y medio yo volví al lugar donde estaba que por entonces, tenía una habitación todavía en casa de mis padres y, estaba llena de trastos y decía si he estado un año y medio viviendo sin estas cosas ¿realmente las necesito? y después del el cuestionarme que había está cargando con este maletón pero en el fondo la mitad de las cosas no las había necesitado y algunas cosas que había necesitado había tenía que comprarlas, lo que quiere decir que las cosas que me acompañaban eran un peso, no estaban siendo un aliado y este fue como mi primera inversión desde la parte del tener. La segunda inmersión que fue se “AHA moment” lo que dicen los ingleses desde yo le digo el “hostiazo cósmico” cuando fui a Brasil (me han pillado viajando, es que yo viajo bastante) pero, estuve en un en retiro de veintiún días, un retiro de soledad, de ayuno yo no tenía nada que hacer, había participado en otros retiros como vipassana otros retiros de otro tipo de yoga y cosas así pero siempre tenía como cosas que hacer, siempre he tenido una agenda, tenía que aprender un tipo de meditación, un tipo de técnica o hacer asanas y, este retiro tenía una cosa muy particular, que es que no tenía ningún tipo de agenda y no había nada, pero nada nada, no tenía nada que hacer de nada. Una vez al día venía a verme la guía y yo siempre pensaba yo digo está viene para ver que estoy cuerda todavía, que estoy viva y que no me ha vuelto loca aquí, porque bueno fue bastante duro porque a nivel de expectativas pensé tengo 21 días, por fin voy a poder tener tiempo de meditar, escribir bañarme porque estaba al lado un río, bañarme en el río y mejorar mi técnica de natación no sé, tenía un montón de expectativas, y claro llegué allí y empezaron a aflorar a nivel emocional bastantes cosas y fui consciente que llevaba toda mi vida anestesiandome para no escucharme y, cuando deje espacio y pude ver la locura que era mi cabeza pasé por una crisis importante que me permitió ser consciente de alguna forma de que estaba llenando mi agenda, porque tenía miedo de estar sola, porque tenía miedo de escuchar estas voces que me acompañan durante todo el tiempo y, que de alguna forma me juzgaban, y ahí el minimalismo me sirvió como herramienta para ser consciente de que es una tendencia y yo digo que habló de minimalismo porque está tendencia está en mí, pero ahora tengo los recursos, tengo las herramientas para dejarme esos espacios de silencio, en los que reencontrarme y desde dónde tomar mejores decisiones, porque lo que descubrí entonces es que solo en el silencio puedo encontrar claridad y, esa claridad es quizás la que ansiamos llenando nuestras agendas, porque esperamos que nos vamos a sentir mejor pero si somos sinceros completamente, cuando tenemos las agendas llenas normalmente nos sentimos peor

Tania: Só, es decir el silencio formó parte, es como si el silencio fue la representación del vivir con menos actividades o con casi ninguna actividad, es decir estos espacios fueron esta representación y me gusta tu historia un montón, sobre todo, porque me identifico más con la primera en el que viajamos con un montón de cosas y, a veces ni siquiera usamos todo lo que he empacamos y en nuestra vida diaria es lo mismo, pero bueno ahora que Ryanair cambio en las políticas de equipaje y que no te permite nada quizás ahí ponemos a la fuerza en práctica el minimalismo y, nos damos cuenta de que en realidad podemos vivir con menos. Y bueno hablando de ti era necesario este este cambio en tu estilo de vida aunque tú no supieras que era necesario. Lo que me quedo con tu historia, con tu bonita historia, es que que aunque no supieras que era necesario sí lo era y bueno parece simple desde fuera ser minimalista, tener un espacio de silencio, pero realidad no encontramos varios obstáculos así que ¿cuál ha sido la parte más difícil en este estilo de vida minimalista a la que te has enfrentado?

Lucia: Yo creo que la parte más difícil es el dejar espacio, porque hay como dos partes, a veces, en relación al minimalismo ponemos mucho énfasis en el dejar ir las cosas, en aquello que dejamos ir y, esto hace que os dificulta la tarea del minimalismo, esto fue un primer error que yo hice al principio, que era como ponía el foco en aquello que tenía que dejar ir y, no tenía el foco en qué realmente para lo que estaba haciendo era dejando espacio entonces, muchas veces decir que no me era difícil porque tenía el foco puesto en que tenía que decir que no, tanto en relación a cosas, pero sobre todo en relación a actividades o en relación a personas, era la parte que me costaba más ese decir que no.  Entonces cuando yo pude recuperar esa capacidad de reconocer que realmente no es que estoy diciendo que no a esta persona, es que le estoy diciendo que sí a estas tres; es que no es que estoy diciendo que no a esta otra actividad es que estoy pudiendo disfrutar de esta actividad. Yo creo que esa fue el principio la parte más compleja o fue la parte que más me costó. Yo digo que tenemos como dos síndromes, que yo la verdad es que me inventado pero son, el síndrome del perezoso y el síndrome del sí fácil, de esto hablo en el libro. Pero el síndrome del sí fácil es un síndrome que yo he padecido durante mucho tiempo ,es un síndrome que se produce se sabe que a nivel emocional las emociones son contagiosa, mí cuando alguien llegaba y me decía “han sacado una peli maravilloso en el cine Lucia tienes que venir a verla conmigo” y yo decía que sí, pero porque me he contagiado de la emoción de la persona y, después de repente mira mi agencia pero cómo que voy a ir al cine pero si yo tenía otras 8 cosas intentar encajarlo todo para poder ir al cine y, no quedar mal con esa persona que tenía emoción que yo quería compartir, entonces, esto es lo que yo llamo el “síndrome del sí fácil” que fue como un de los síndromes que me costó ser consciente y que después encontré herramientas pero que al principio fue difícil fue difícil. Y el otro es el que yo llamo el “síndrome del perezoso” que es cuando quizás te proponen algo, pero te saca de tu zona de confort pero sí que es algo que te aporta valor y, al final dices “Lucia te vienes a esta conferencia de nose cuantos” y entonces te quedas en casa y este no es como desde el miedo, de no salir de nuestra zona de confort y, al final los dos síndromes aunque parece muy distintos porque las las respuestas son opuestas yo, creo que son lo mismo no que es que no hemos identificado si esto me aporta valor o no y entonces esta sería la parte que más me costó. Y la herramienta que yo he encontrado que es herramienta que me acompaña siempre y, es super sencilla es primero aplazar la respuesta y, después escribir. Porque nosotros tomamos las decisiones muchas veces a nivel emocional y es nuestro cerebro reptiliano el que toma las decisiones y, después las justificamos de forma racional. Entonces si yo le digo que sí a mi amiga y a nivel racional intentó justificarme y entonces cuando nosotros escribimos activamos las otras áreas del cerebro y nos permite reconocer si realmente es algo que me va a aportar valor, entonces simplemente aplazar

Tania: Y lo vemos y lo vemos fuera de nosotros no decir como que lo visualizamos y ahí ya podemos ser más objetivos con este separar. Entonces esa sería la estrategia para clasificar lo esencial de lo que no lo es.

Lucia: Sí y también el el poder decir que no, sabiendo que no dices que no a la persona o no dices que no a la actividad, dices que sí a otras cosas, como que cada cada elección no es una renuncia y, esto también creo que es importante tenerlo claro no quiero pintar el minimalismo como de color de rosa, porque también hay partes que son complejas, y quizás a un nivel de las pinzas de la ropa, es más sencillo pero hay niveles que es más complejo y es importante que lo sepamos

Tania: Es cierto porque ya que clasificamos identificamos lo que es esencial de lo que no lo es, lo que realmente nos aporta valor de lo que no nos aporta valor, pues aparece un segundo obstáculo que es lo que comentas: que nos cuesta dejar ir, nos cuesta renunciar porque realmente es un cambio en nuestra quizás nuestra identidad y, nos damos cuenta de que no todo cabe y, ahí entramos como en un conflicto de expectativas, un choque de emociones y, bueno por eso, dicen que las personas que pierden sus posesiones por robos e incendios mencionan que el daño psicológico es mucho peor que la pérdida financiera, porque sin darnos cuenta empezamos a construir nuestra autoestima en actividades que quizá nos aportan valor, tanto como en cosas probablemente y necesarias. Entonces mi pregunta para ti es ¿como aprendemos a renunciar?¿Qué podríamos hacer para dejar ir eso que no es esencial?

Lucia: Yo tengo un cuadrante, que te lo traduce de una forma muy práctica, en herramientas, porque sí que es verdad que hay veces que lo tenemos muy claro y, hay veces tenemos dudas con algunos aspectos. Yo que tengo un cuadrante que es cosas que necesitamos o que nos aportan valor y, la otra es que nos inspira felicidad. Esto siempre lo matizo y creo que es importante que sepamos que las cosas no nos hacen felices sino que nos inspiran felicidad, la felicidad no es algo que viene desde fuera hacia dentro sino que es algo que se construye desde dentro hacia fuera y, cuando yo deposito mi felicidad en un objeto o deposito mi felicidad en una relación, o deposito mi felicidad en una actividad como pasar un trabajo, pro si ese objeto, esa relación, esa actividad cae por lo que sea, porque es un robo, porque me despiden, porque mi pareja se va por lo que sea y felicidad se desaparece si yo he depositado todas mis esperanzas ahí. Si yo creo que mi felicidad depende de ese objeto externo, de esa actividad externa, o de esa persona. Esto no quiere decir que esto no afecte en tu estado de ánimo, pues por supuesto que seguramente necesitarás pasar un duelo en relación a los procesos de pérdida, que eso es natural y, eso es algo biológico y psicológico que se entiende, pero hay una capacidad de recuperación porque la felicidad no es de fuera, si no es una decisión. Y yo creo que la primera parte recupera este auto poder o está autorresponsabilidad, entonces este cuadrante yo creo que no sé si pasarlo por todo porque es bastante pero los aspectos más importantes serían que si te aporta valor y, es algo que necesitas que lo disfrutes, es que a veces como muy obvio no, yo creo que a veces hay cosas de sentido común pero es que se nos olvidan.

Tania: Se nos olvidan, es verdad es totalmente cierto yo creo que es un gran paso. También o no a mí me ayudado por ejemplo como tú dices enfocarme en lo que me quedo, es decir a ver ya descarte todas estas actividades, descarte a lo mejor esta relación o este objeto que no me estaba portando nada y que sólo absorbía mi energía y mi tiempo, bueno no voy a enfocarme en lo que deje ir voy a enfocarme en lo que me quede no y cómo que quizás alivia un poco esa sensación de pérdida no ¿qué opinas?

Lucia: Sí totalmente si es que a veces pues las cosas importantes las tenemos. Yo siempre le digo a la gente haz una lista de cosas que son importantes en tu vida y. normalmente son personas, normalmente no son cosas, pero es la forma en la que hablamos no y hace ¿cuánto que no quedas con esa persona? Cuántas veces nos pasa que te encuentras con amigas y “sí te tengo que llamar otra vez” o  quedas con ella y hacía un montón que no la veía y te encanta quedar con ella y, después de 10 años tiene que pasar tanto tiempo y después qué pasa pues que vuelva a pasar el mismo tiempo porque no dejamos espacio para para disfrutar aquello que realmente nos aporta valor no que es un poco la idea.

Tania: Aparecen los síndromes que habíamos hablado, también hablando un poco de esto del separar lo que es esencial de lo que no, por ejemplo a mí me pasaba que yo guardaba los apuntes de la Universidad, es decir que los guardaba y cómo que no sé, me hacían recordar el sentimiento de éxito del examen o de esta época bonita de la Universidad y, sentía que si los tiraba me hacía menos exitosa o como que sentía que perdía un poco de mi de mi éxito con ellos y yo creo que identificar esto, hacer este análisis personal y deshacerme de lo que realmente solo se empolvaba, porque literalmente jamás volví a consultar los apuntes, por decir un ejemplo, me liberó y me hizo ver que el éxito de mi carrera o de mi profesión, no estaba ahí en los apuntes, está lo que hago el día a día no y me dio oportunidad de identificar esto, así que así como identificamos que nos hace falta tiempo para salir con una amiga o para hacer que realmente nos llene o nos motive o simplemente no hacer nada y disfrutar el tiempo, también el ejercicio de separar lo esencial de lo que no, pues ayuda a que aquí identifiquemos esos detalles de nuestra personalidad de nuestra identidad que quizás le están un poco de atención y es un tema importantísimo y háblame un poco de ti ¿qué fue lo último que te deshiciste y por qué o qué ganaste haciéndolo? ¿recuerdas?

Lucia: bueno de la última, se me ha roto el ordenador yo viajando y en India, estábamos en India y se me ha roto el ordenador. Y de lo último que me he deshecho o quizás no de forma consciente o voluntaria ha sido de los documentos del ordenador, de toda la información que había dentro yo creo que a veces la parte digital es igual, tendemos a acumular tanto en la parte física y, ahora mucho la parte digital. Y yo pongo el ejemplo de un móvil, nosotros vamos cambiando de móvil y parece que cada vez como que tenemos más capacidad, necesitamos más espacio, necesitamos más velocidad y necesitamos más del resto… hay una ley que seguramente tú conoces que es la ley de Parkinson que nosotros tardamos en hacer un ejercicio, el tiempo que hayamos dispuesto para hacerlo. Si yo tengo que escribir un artículo y me dejó una semana voy a tardar una semana, si me dejó un mes voy a tardar un mes. Con las casas o con las agendas pasa lo mismo, tú crees que la solución es tener más espacio no si tú tienes tu casa 90 metros cuadrados y te falta espacio tú crees que necesitas un trastero y cuando tengas el trastero se va a llenar igualmente y vas a necesitar otro trastero. Vamos aumentando nuestras posesiones en relación al espacio y con la agenda nos pasa igual y con la parte digital no exactamente lo mismo: cuanto más espacio tenemos, más tenemos acumular y entonces yo creo que mi última revisión así no voluntaria pero si ha sido la parte digital, sí que es cierto que yo, sí que llevo el minimalismo a todos los niveles y porque me permite recuperar mi tiempo que para mí es lo más sagrado y lo más importante en mi vida, esto no le he dicho, pero yo creo que quizás es importante que a mí lo que también me impulsó, en este sentido al minimalismo es que yo quería pasar tiempo con mi hijo. Mi hijo cumple la semana que viene dos años y yo no quería una baja maternal de 4 meses, para mí no tenía sentido, yo tenía una idea de un estilo de vida que creía que era posible y que me he demostrado que no solo es posible sino que wow que me llena el corazón no y, para mí era importante que tanto mi pareja como yo pudiéramos estar presentes especialmente en estos primeros 2 años y está siendo una experiencia maravillosa y, yo creo que este es uno de las grandes ventajas del minimalismo y, que de alguna forma todo lo que he ido dejando en el fondo me permite simplemente priorizar estos espacios que son importantes y, este ideal de vida que no tiene nada que ver con esos deseos de Lego, yo no quiero una mansión o 8 coches, yo quiero disfrutar de las personas que quiero, que aprecio y, que quiero compartir el tiempo, es muy sencillo no sé…

Tania: Oye pero mira estábamos viendo los obstáculos y teníamos el primer obstáculo que ya vimos que es cuando realmente separamos importante de lo importante, así como tú que dijiste yo no quiero tener millón de dólares o bueno, a ver si la vida me lo pone, pues bien pero no es como me meta, mi meta es mejor aprovechar y tener más tiempo para la gente que quiero, tú ya identificaste esta separación. Con el segundo obstáculo pues habíamos visto que nos cuesta dejar ir, nos cuesta renunciar pero bueno identificar que lo que lo que me quedo en lugar de lo que dejó ir pues superamos este segundo obstáculo. Y aquí aparece el tercero que es quizás ya separamos ya tiramos las cosas ya renunciamos ya dijimos que no, pero el tercer obstáculo que yo encuentro mucho más difícil es mantener esta rutina, es decir es como que a veces nos nos dejamos convencer por este consumismo, por la mentalidad de más más más y mantener nuestro estilo de vida minimalista o con menos cosas, menos actividades es lo que yo encuentro como más retador ¿tienes algún consejo para para mantener nuestra mentalidad con más tiempo más libertad y menos comprar menos consumir menos tener más actividades?

Lucia: Sí que lo tengo. Yo según voy necesitando cosas me las voy inventando, que son cosas que ya existen solo que yo les doy un nombre y lo aplicó al minimalismo (pero no es que yo esté inventando la rueda, la rueda ya existe). Yo lo llamo “los oasis de claridad”, los oasis de claridad son espacios que periódicamente necesitamos en el que dejar espacio. Yo me inspiró a nivel teórico de muchas fuentes, una de ellas es el Feng Shui. El Feng Shui está relacionado con el orden del espacio físico de forma que genera armonía en relación a las personas que habitan en ese espacio físico, una de las reglas del Feng Shui es que no podemos llenar no sos espacios más allá de un 70%, entonces, esto aplica para todo: tanto para un armario, como para un cajón, como para cualquier cosa. Debemos dejar siempre un 30% de espacio, lo que ocurre muchas veces es que nosotros somos personas en evolución, las personas somos seres en constante evolución y, yo no soy la misma que hace ocho años, de hecho ninguna célula de mi cuerpo es igual a mi cuerpo de hace 8 años, lo que quiero decir es que, si mi cuerpo evoluciona, mi mente o otros aspectos también evolucionan. En este sentido lo que nos ocurre muchas veces es que retenemos objetos que tiene una vibración que está más vinculada a la persona que era hace 8 años, cuando lo tuve y, que quizás no siempre están relacionados con la vibración que estoy teniendo ahora mismo, con la persona que soy ahora mismo. Quizá sea coherente conmigo la decoración que yo puse cuando llegué a la casa en la que vivo, pero sigue siendo coherente conmigo la idea del Feng Shui que se esté 70% es dejar espacios vacíos, a todos los niveles, porque esto nos permite dejar espacio para aquello que sí que es coherente con mi situación actual, que aquello que sí que es coherente con mi vida ahora mismo y si nosotros tenemos nuestra casa y nuestra agenda llena, no podemos dejar espacio, puede que llegue la persona de tus sueños o la mejor amiga que podrías tener ahora mismo, pero si no cabe en tu agenda no vas a poder quedar con ella, puede que llegue este objeto que tanta falta te hace y que tanto necesitas en tu presente, pero si no tienes espacio, pues no vas a poder hacerle un hueco en tu casa o incluso con los libros no, tienes tantos libros pendientes que quizás ya no son coherentes con tu presente, que no te permites leer ese libro que sí que es coherente contigo ahora mismo y, para ello yo lo que uso es (para recordarme la necesidad de dejar este 30% y llenar solo hasta el 70%) lo que uso es una cosa que me inventado, que es tiempo sin hacer nada y que le he bautizado como “Oasis de claridad” entonces, yo periódicamente en la agenda me pongo un espacio que lo llamó Oasis de claridad, pero me lo como la agenda ¿eh? y en ese tiempo es mi espacio sagrado en el que no hacer nada y no hago nada y, de repente en ese espacio pues me llegan un montón de ideas, a mí mis mejores ideas son cuando no estoy trabajando o cuando no estoy haciendo cosas.

Tania: Como que el minimalismo te ayuda a tener un foco, es decir te ha ayudado a enfocarte y descartar gracias esos espacios de Oasis, eso que como que yo trato de analizar de lo que me estás contando, de cómo darle un poco de foco y dirección a tus actividades.

Lucia: Totalmente, es como el cuento de Stephen Covey del hacha. Ese leñador que está ahí, hacen como una competición entre dos leñadores y, están los dos ahí pues cortando árboles, gana qué corte más árboles y, hay uno ahí todo el rato sin parar y, escucha como lo que el otro va parando y dice “uy esto está cansado, estará mayor seguro que gano yo” y cuando acaban el otro ha cortado mucho más árboles, “pero si yo te escuchaba que tú parabas ¿cómo es posible que hayas cortado más árboles que yo?” y el hombre le dice “es que yo, cada vez que me paraba estaba afilando el hacha”. El oasis de claridad es para afilar nuestra hacha, no es que estés perdiendo tiempo, estás recuperando tiempo para ocuparlo mejor.

Tania: Exactamente estamos viendo una época multitarea en la que trabajamos más que nunca y, estar ocupado es la norma y si no lo estamos es como está mal visto, es como un sinónimo de irresponsabilidad, de perder el tiempo y, ser minimalista como dices te ayuda a estar enfocado y, estar enfocado en las cosas importantes es distinto a estar ocupado. Si no aprendes a tener esta organización de tu tiempo como como me encanta la estrategia de los oasis, de tener un poco más de decisión, de qué quiero que ocupe mi tiempo, o qué no quiero que ocupe mi tiempo, pues vamos a estar ocupados todo el día, como habíamos dicho al inicio pero no hemos dicho nada importante o nada que tenga valor para nosotros y me encanta, no puedes hacerlo todo (lo has mencionado porque en el libro) pero puedes hacer algunas cosas bien, no podemos afilar el hacha para hacer eso importante bien hecho y me encanta. Oye bueno yo te quiero hacer otra pregunta y yo creo que es un poco un poco ponerle encima de todo los beneficios, porque a veces ya sabemos estamos como convencidos de empezar una vida minimalista de dejar ir algunas cosas pero quizás no nos atrevemos, no damos el paso, quizás no hace falta un empujoncito y puede ser pues encontrar algún beneficio y ¿cuál ha sido para ti uno de los beneficios más importantes que qué has notado de este estilo de vida más minimalista? Un beneficio que haya tenido mucho impacto que puedas transmitir a las personas para que se den la oportunidad de empezar este estilo de vida.

Lucia: Mira yo tengo dos formaciones una sobre finanzas y, otra sobre la casa y toda la gente cuando empieza la formación de la casa yo siempre pregunto ¿cuáles son sus objetivos? que tarde menos en recoger, que la casa se mantenga ordenada, como este tipo de cosas, recuperar mi energía que está invirtiendo en mi casa que deje de verla como un peso y mi casa pase a ser ese espacio sagrado que me acompaña. Y ese es el objetivo inicial que la gente se marca y, al final del curso te pregunto cuál es el beneficio que te llevaste y siempre me dicen, pues me llevo todo lo que me había propuesto, pero el mayor  beneficio que me llevo es que me siento más en paz. Y yo creo que este es el mayor beneficio, hay un montón de partes recuperar tu tiempo eres una persona más productiva, yo trabajo menos horas y cobró más dinero incluso, es que como que hay un montón de beneficios secundarios que son también alicientes y, que quizás muchas veces son el objetivo que nos planteamos al principio de empezar este camino hacia una vida más sencilla, pero yo creo que el objetivo que a mí me mantiene constante en este caminar, o que me tiene enganchada, porque no creo que sea un camino que tiene fin, yo siento que es una filosofía de vida y lo que me mantiene en este caminar, en esta filosofía es el saber o el reconocer o el sentir que que me siento mucho mejor conmigo misma y, eso afecta que esté mucho mejor con mi entorno, yo creo que soy mejor persona desde que soy minimalista no sé,

Tania:Sí, en verdad. Yo en la primera área en la que me me me gustó ser minimalista o quise empezar a ser minimalista fue con Habitualmente, yo igual podría publicar más artículos y hacer más cosas no tener las redes sociales a tope, o tener muchos episodios o lo que sea, pero al final me preguntó ¿estoy agregando valor con esto? ¿estoy aportando algo útil? y cuando la respuesta es no, no lo hago o cuando no es necesario, no lo hago, y coincido contigo, tengo más tiempo libre, menos agobio, trabajo un poquito menos y, te sientes como más feliz, así que que me encanta que que tú lo digas porque así la gente se va a motivar a empezar y, bueno podríamos seguir hablando de minimalismo unas 3 horas más pero pero yo quiero hacerte una última pregunta antes de empezar a despedirnos y es ¿cómo empiezo? ¿qué es el primer paso? alguien me está escuchando y dice estoy convencido convencida totalmente y quiero dar el primer paso un estilo de vida más minimalista ¿empiezo por una área?¿ por mi trabajo? ¿por mi casa?…

Lucia: Yo creo que una de las tareas más fáciles por las que podemos empezar y que tiene repercusiones a todos los niveles, es por el armario, la ropa, porque la ropa. De hecho en mi libro está dividido entre tener hacer y ser y, la ropa en el hacer pero, es que nosotros también nuestra capacidad (esto es algo que te explicas mucho mejor que yo pero bueno hago un pequeño resumen) y es que nuestra capacidad de tomar decisiones se va desgastando, tomamos peores decisiones por la noche, que te que las que tomamos por la mañana, si nosotros ocupamos esas decisiones en elegir qué me pongo y qué desayuno, pues después cuando tengamos que tomar aquellas decisiones que son más importantes no será más difícil. Cuando nosotros empezamos a revisar nuestro armario, es una parte en la que entran y salen muchas cosas, las prendas de ropa y gente que incluso hace todavía cambios de armario, entonces es algo que no suele haber muchos objetos con vínculo emocional, que a veces suelen ser más complejos. Pero de alguna forma repercute en todos los sentidos, porque seguramente depures tu armario encuentres tu estilo, te sientas mucho más satisfecho satisfecha cuando te vistas por las mañanas y, esto afecta tu autoestima durante todo el día, tomas mejores decisiones porque la decisión que tomas por la mañana ya es un acierto y esto afecta a otras áreas. Entonces yo siempre recomiendo empezar por el armario a título general, pero si quieres empezar por la casa porque necesitas la casa, quizás la cocina, o el baño que son lugares donde hay pocos objetos con vínculo emocional. Si quieres empezar por la agenda simplemente hacer como durante una semana hacer una especie de registro, de en qué ocupas tu tiempo y antes de hacer la revisión. De hecho también yo propondría así como un día a revisar los contactos que tienes la agenda del móvil, para ver si hay gente que quitar.

Tania: Sí eso también acumulamos, ahí también acumulamos; o aplicar lo que tú decías el 70/30 en las cosas, yo creo que es una regla bastante bastante práctica, a ver rápidamente yo tengo un súper tip, para las agendas y yo me he dado cuenta que si planeo de atrás para adelante como que logro ser más realista con el tiempo, es decir empiezo por a qué hora quiero dejar de trabajar,  supongamos a las 3 de la tarde porque quiero tener la tarde libre y a partir de ahí hacia atrás. Y me ha servido porque como que como que le doy prioridad a mi tiempo y después ya, acumular lo que lo que va del día, es decir, en lugar de por lo que voy a hacer la primera hora, empiezo por lo último que voy a hacer y hacia atrás no se me ha ayudado, bueno ahí lo dejo. Oye Lucia me encanta todo lo que haces, me encanta tu canal. me encanta tu blog, me encanta tu libro, siento que tienes mucho que aportar, lo dices bastante bien, bastante asimilable muy fácil, sin juzgar, sin sin criticar, sino dando consejos y, consejos que que que te hacen sentir bien y, que puedes poner en práctica enseguida, que es lo que lo que yo encuentro con lo que compartes, entonces me ha encantado la entrevista y, para cerrar quiero hacerte una última pregunta que le hago a todos los invitados de esta temporada del podcast (es un poco fuera de contexto así que no te espantes) bueno o no, o quizás tiene todo que ver, si lo ves así. Y la pregunta es ¿en este último año o en los últimos años cuál ha sido el hábito que más impacto ha tenido en tu vida (que no sé ser minimalista por supuesto)?

Lucia: pues es un hábito que estoy recuperando porque bueno he tenido una pausa de un par de meses y, es la meditación. La meditación me sirve para hacer consciente de que pues los pensamientos que están en mi cabeza, no soy yo, que yo soy el contenedor y, no hay contenido y, estos espacios yo creo que los espacios de silencio son los que más me sirven y más priorizo. Seguramente soy poco original, pero es que es lo más efectivo para mí

Tania: No yo también, de verdad que sí, claro todos tenemos ese armario que habíamos dicho que se llama día, que tiene 24 cajones que se llaman horas y, hay que hay que empezar a tener un poco más de atención para ver qué vamos a poner en cada cada cajón, para evitar que las cosas se nos desbordan, por qué no quizás dejar cajones vacíos, por qué no solo colocar una cosa valiosa para ti en cada cajón, así que dejamos esta reflexión y bueno volver a invitar a Lucía porque este tema este tema no se acaba…

Lucia: por mi parte darte las gracias también es un placer charlar contigo y tu proyecto me parece maravilloso ya lo sabes y creo que haces una gran labor muy muy necesaria y que lo haces con un buen hacer, que se traduce en el podcast, pero también en el blog y en todo lo que creas, así que gracias.

¿Qué te pareció está entrevista?

A Lucia y a mí nos encantaría saber más de ti: ¿qué aprendiste hoy sobre el minimalismo? ¿lo pondrás en práctica? ¡nos vemos en los comentarios!

Las revisiones son muy importantes para que este podcast llegue a más personas, me harías muy feliz si me dejas una revisión en iTunes.

Ayuda a que más personas tengan más de lo necesario ¡comparte!

Este artículo fue enviado primero a los suscriptores.

Únete GRATIS y recibe el siguente artículo antes que nadie. Además recibes contenidos y beneficios exclusivos de los que solo puedes enterarte por correo.

4 Comentarios:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Lourdes

    La verdad me encanto, y saber que yo sin darme cuenta cambie mi vida a modo minimalista dejando todo solo con una maleta y mi familia nos fuimos a otro país y ahora estamos tratando de vivir de ese modo. Yo siempre les digo menos es mas. Gracias por sus palabras.

  2. Duvia garcia

    Exelente tema, muy bueno, si aprendi y sin saber inicie con organizar mi tiempo, no sabia que resibia este nombre: Minimalista.

  3. Igor

    Hola Tania. Como siempre felicitaciones y gracias por tu contenido de calidad y su alto valor informativo.

    Solo quería comentar que se debería tener un poco más de cuidado con las transcripciones de las entrevistas, porque hay momentos (por diversas razones) que se lee la transcripción en lugar de escuchar la entrevista; y aveces contiene tantos errores (palabras duplicadas, palabras omitidas, palabras incompletas) que se vuelve muy lioso entender lo que se está leyendo.

    De resto todo estupendo, sigue así :D.

  4. Muy bueno la entrevista me encanto si la podria en practica incluso la compartire con algunas amigas y mi mama, y ojala se haga mas entrevistas o articulos de este tema.
    Saludos Tania desde Colombia

© 2014 – 2019 Habitualmente.com
cambia tu mente, cambia tus hábitos, cambia tu vida
Cariños 142
21 70 51 8 13
50% Completado

Recibe GRATIS Mi Curso De 3 Videos Para Cambiar Tus Hábitos Y Transformar Tu Vida